La zapatera prodigiosa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Margarita Xirgu, José Cañizares y Alejandro Máximo en una imagen del estreno en 1931

La zapatera prodigiosa: farsa violenta en dos actos es una obra de teatro de Federico García Lorca que fue estrenada en 1930. En ella el autor ofrece una obra de perfil clásico, inspirada en el espíritu femenino, a medida que se desarrolla, se transforma en una alegoría del alma humana.

Argumento[editar]

Un matrimonio por conveniencia y la lucha de una mujer entre su realidad y sus verdaderos deseos, intenta dejar en evidencia cómo el ser humano se debate entre aquello que le presenta el destino y lo que él desea íntimamente desde lo más profundo de su alma. También la historia trata sobre la relación entre estos y sus discusiones.

Personajes[editar]

La zapatera: es una joven muchacha, de unos dieciocho años, vestida de color verde en el primer acto y rojo encendido en el segundo acto. A veces aparece algo antipática pero es debido a su infelicidad, lucha contra lo que le rodea. Al principio trata su marido con despecho, pero cuando el zapatero se marcha se da cuenta de que sí le ama.

Zapatero: es un hombre de cincuenta y tres años, hasta que se casó con la zapatera no tuvo otra esposa. No le gustan los escándalos, es pacífico y trata bien a su mujer pero se dejó influir por los demás. Descendía de una familia de caballerizos, por tanto no de una buena familia. Era rico y le convencieron para casarse. Él creía que no amaba a la zapatera pero se da cuenta que quiere a su mujer.

Alcalde: es un personaje machista y grosero, habla burlándose y con sorna. Viste de azul oscuro, gran capa y larga vara de mando rematada con cabos de plata. Ha estado casado cuatro veces y la dice piropos a la zapatera.

El niño: es dulce y sincero, le gusta estar en casa de la zapatera porque la quiere, y le da de merendar, juega con él y le hace regalos. Es la única persona del pueblo con quien se lleva bien la zapatera, le trata como si fuera su hijo. Es el niño el que descubre al zapatero disfrazado.

Las vecinas: en la obra de teatro salen varias y siempre se están metiendo con la zapatera, critican todo lo que hace incluso la echan la culpa de que su marido se haya ido. También la hacen culpable de que los dos mozos se mataran. La zapatera siempre esta peleándose con todas las vecinas (Vecina Roja, Vecina Morada, Vecina Negra, Vecina Verde, Vecina Amarilla).

Otros personajes: beata 1º, beata 2º, sacristán, el autor, don Mirlo, mozo de la faja, mozo del sombrero.

Estreno[editar]

La obra fue estrenada en el Teatro Español de Madrid el 24 de diciembre de 1930, dirigida por Cipriano Rivas Cherif. Los intérpretes de esta primera representación fueron: Margarita Xirgu (zapatera), Alejandro Maximino (zapatero), Matilde Fernández (niño), José Cañizares (alcalde), Femando Porredón (don Mirlo), Fernando Venegas (mozo), Julia Pachelo, Mimí Muñoz y Pascuala Mesa (vecinas).

Resumen[editar]

La zapatera prodigiosa trata de una mujer joven casada con su marido por conveniencia, por eso su actitud hacia el zapatero no es de ternura. Al principio habla de su marido con despecho y dice no estar enamorada del él, ya que el matrimonio lo decidieron terceras personas. La zapatera sueña amores imposibles.

En el pueblo, la gente habla mal de esta joven, sobre todo las vecinas, y por tanto La Zapatera tiene muy mala fama, le cantan coplas con desprecio, ella se siente sola y sólo tiene un gran cariño a el Niño, que abre su actuación en la obra recibiendo el regalo de un muñequito.

El zapatero es infeliz, se casó con la zapatera a los cincuenta años y no había tenido ninguna esposa antes, es un hombre bueno y pacífico, trata bien a su mujer aunque se deja llevar por la opinión de los demás y es bastante generoso con todo el mundo.

La obra cierra el primer acto con la noticia de la marcha del marido. El Niño habla con la zapatera y le cuenta que su marido se ha ido (por culpa de todo lo que dicen de ella en el pueblo.)

La zapatera tiene que salir adelante trabajando en la taberna. El alcalde del pueblo sigue malmetiendo y hablando con sorna de la zapatera . Este personaje ha estado casado cuatro veces y le tira piropos y proposiciones a la joven.

El niño es con la única persona del pueblo con quien se lleva bien la zapatera, como ella no puede tener hijos propios, le trata como si fuera hijo suyo y ambos se quieren.

Pasa el tiempo y un día aparece en el pueblo un titiritero contando historias y entreteniendo a las gentes. Este personaje es el marido disfrazado que al hablar con la zapatera se da cuenta de que le quiere y le echa de menos.

Mientras tanto en la plaza del pueblo se pelean dos hombres y todas las vecinas dicen que es por culpa de la zapatera. estos Mozos quedan heridos por una navaja y todas las voces acusan a la mujer del zapatero de la grave pelea.

El zapatero haciéndose pasar por titiritero extranjero, descubre lo mucho que quiere a su mujer y la pide perdón por haberla abandonado. Al final el matrimonio se declara abiertamente su amor y el autor acaba la obra con un cantar de coplas y el repicar de las campanas.

Enlaces externos[editar]