Lámpara de sal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una lámpara de sal es una lámpara creada artesanalmente perforando una piedra de sal (generalmente de sal de Himalaya por su color rosado), en la que se introduce una lámpara incandescente de manera que, gracias a las propiedades ópticas del mineral, se ilumina en su totalidad.

Lámpara de sal de tamaño pequeño

Tipos de sal[editar]

Los tipos de sal que se usan para fabricar estas obras son de diversos tipos y se diferencian en color, luminosidad, conformación estética u otros. Cada una tiene una técnica de corte o forma de trabajo con diferentes características. Entre los tipos de sal con que son fabricadas dichas lámparas podemos encontrar de litio, selenita, halita, colpa común blanca, roja, amarilla. La rocas de sal se tranforman en lamparas a través de un proceso de tallado y pulido que comenzó como una técnica artesanal en el norte de Chile utilizando las piedras en su estado natural(sal nativa) productor principal y poseedor de las reservas más grandes del planeta de cloruro de sodio (sal gema), la reserva más grande de sal en el mundo esta en Bolivia en el salar de Uyuni.

Beneficios[editar]

Se les atribuye supuestos beneficios que no han sido científicamente probados, y suelen ser considerados como pseudociencia.[1] [2] En cada ambiente conviven artefactos como computadoras, microondas, equipos de música, TV, teléfonos móviles, etc., que supuestamente emiten iones positivos que desequilibran el ambiente natural, produciendo alteraciones en el sistema nervioso de las personas, ocasionando fatiga, pesadez, dificultad respiratoria, alergias y demás efectos nocivos a la salud física y mental del ser humano y demás seres vivos.

La sal está compuesta principalmente por sodio y cloro (NaCl). El sodio tiene carga positiva y el cloro carga negativa. La lámpara de sal al calentarse atrae moléculas de agua desde el aire y se forma por tanto una solución de NaCl y H2O. Igualmente el agua (H2O) tiene dos moléculas de hidrógeno, que es positivo, y una de oxigeno que es negativo. Al final de la reacción, los positivos neutralizan a los negativos, pero siempre queda un negativo suelto que intentará neutralizarse buscando un ion positivo en el polvo, las bacterias, radiación o partículas que corren por el aire de la habitación. De esta manera es como las lámparas de sal ionizan el ambiente y reducen la exposición a los iones positivos. Estos iones negativos también los podemos encontrar en la naturaleza en lugares como cascadas o lugares donde exista aire puro, y también en atmósferas anteriores a una tormenta eléctrica.

Las lámparas emitirían iones negativos transmisores de sensaciones de bienestar, equilibrando el ambiente. Sin embargo, si cualquier cuerpo emitiese iones cargados sin parar, podría adquirir una carga de signo opuesto cada vez mayor siendo esto una cuestión no probada.

Referencias[editar]

  1. Lardge J, "Salt lamp: heated Himalayan salt improves your health" in [1], Sense About Science, 2007 (inglés)
  2. Goldacre B, "Christmas presents to avoid" in "Bad Science", The Guardian, 2003-12-18 (inglés)

Enlaces externos[editar]

  1. Propiedades [[2]]
  2. Opiniones [[3]]