Juana de Navarra, reina de Inglaterra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Juana de Navarra, reina de Inglaterra

Juana de Navarra (Pamplona, 10 de julio de 1370 - Havering Bower, Essex, 9 de julio de 1437) fue Reina Consorte de Inglaterra, como esposa del rey Enrique IV.

Primeros años de vida[editar]

Fue la sexta de los 7 hijos de Carlos II el Malo, rey de Navarra, y de Juana de Francia. Siendo sus abuelos maternos Juan II el Bueno y Bona de Luxemburgo.

Matrimonios e hijos[editar]

El 2 de septiembre de 1386, en la localidad de Saillé-près-Guérande, se casó con el duque Juan V de Bretaña, naciendo de este enlace 9 vástagos, 4 varones -el mayor de ellos, Juan VI, hereda el ducado; años más tarde, el segundo hijo varón, Arturo, sucederá a sus sobrinos en Bretaña- y 5 hijas. El duque Juan V muere el 1 de noviembre de 1399.

Tres años más tarde, el 7 de febrero de 1403, se casa, en la catedral de Winchester, con el rey Enrique IV de Inglaterra. Aunque de esta unión no hubo descendencia, Juana supo llevarse muy bien con sus hijastros, llegando inclusive a ponerse del lado del futuro Enrique V en sus querellas con el padre. Enrique IV murió en Westminster, el 20 de abril de 1413, luego de 10 años de matrimonio.

A pesar de sus buenas relaciones con el ahora rey Enrique V, fue acusada de usar brujería para tratar de envenenarlo y fue encarcelada en el castillo de Pevensey, en Sussex, por cerca de 4 años (1414-18). Una vez liberada, lleva una existencia tranquila durante lo restante del reinado de Enrique V y luego bajo el de su hijo y sucesor, Enrique VI.

Murió en la localidad de Havering Bower, en Essex, a los 67 años de edad, siendo sepultada en la abadía de Canterbury al lado de su marido Enrique IV.


Predecesor:
Isabel de Valois
Reina Consorte de Inglaterra
7 de febrero de 1403 - 20 de marzo de 1413
Joanna of Navarre Arms.svg
Sucesor:
Catalina de Valois