Juan Carlos Ramírez Abadía

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Ramírez Abadía, escoltado por agentes de las DEA, luego de ser extraditado desde Colombia.

Aunque nació en la cálida ciudad de Palmira el 19 de febrero de 1963, su carácter siempre ha sido el de un hombre frío que calculaba siempre cada movimiento.

Conocido con los alias de ‘Chupeta’, ‘Augusto’, ‘El Patrón’, de mediana estatura, de 165 libras de peso, con ojos y pelo color marrón, se trasladó a Cali, en donde comenzó sus actividades ilícitas. A pesar de sus maneras finas y su cuidada elegancia, solía expresarse poco.

Fue uno de los primeros narcotraficantes en no sentirse a gusto sólo con el tráfico de cocaína, sino que buscó trazar rutas para el transporte de la heroína. Tan pronto empezó hizo su primer millón de dólares, lo que provocó envidia entre sus colegas. Aunque el sentimiento no era tanto de recelo, sino de temor porque empezaron a darse cuenta de que disparaba sin mediar palabra.

Captura[editar]

Fue detenido en Sao Paulo el 7 de agosto de 2007. Le habían realizado operaciones de cirugía plástica para transformar parcialmente su rostro. Fue extraditado en julio de 2008 hacia los Estados Unidos desde Brasil donde permaneció detenido por más de un año.[1] Se dice que él estaba entre los seis narcotraficantes más poderosos del mundo, junto con: Wilber Varela, Orlando Henao, Diego Montoya, Pablo Escobar y los hermanos Rodríguez.

Véase también[editar]

Referencias[editar]