José Santos León

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
José Santos
Datos personales
Nombre completo José Adeón Santos León
Apodo(s) Estrella, Papá mono, Pichichi, Gurú[1]
Nacimiento Concepción, Flag of Chile.svg Chile26 de abril de 1961
Altura 1,58 metos
Peso 54 kilos
Carrera
Deporte Hípica

José Adeón Santos León (Concepción, 26 de abril de 1961) es un jinete chileno de hípica que se encuentra actualmente retirado. Compitió durante más de 20 años en un gran nivel en Estados Unidos hasta su retiro a comienzos de 2007, ganando un total de 4.083 carreras sólo en aquel país, además de recibir una serie de honores. Es el jinete de hípica más exitoso de Chile y además es considerado por muchos como el mejor jockey de todos los tiempos.[2]

Infancia[editar]

Desde niño tuvo una vida dura, su familia era humilde y vivían en la calle Colón, a unas cuadras del Club Hípico de Concepción. Su padre, que era capataz en el hipódromo de Concepción, puso todo su empeño para que sus hijos fueran jinetes. Incluso en sexto básico sacó a José de la escuela para que trabajara y ayudara con los gastos de la casa. Eran un total de siete hermanos, de los cuales 6 eran hombres.[3]

Su hermano mayor había quedado inválido después de una poliomielitis que le dio cuando tenía apenas siete meses. El tercero tenía problemas neurológicos a raíz de una meningitis. José era el segundo y tuvo que asumir las responsabilidades del hermano mayor. La rutina diaria que hacía consistía en levantarse a las cuatro de la mañana para cuidar los caballos junto con su padre. Por la tarde, vendía diarios y posteriormente, junto a sus hermanos, repartía viruta en un carretón.

Finalmente, el sueño del padre de José se cumplió, ya que, con mucho esfuerzo, cuatro de sus hijos fueron jinetes. Además de José, Pedro en Chile, Manuel y Luis Alberto en Noruega.

Inicio de su carrera[editar]

José se entendía muy bien con los caballos y desde pequeño fue un buen jinete. Sus aptitudes como jinete lo llevaron a disputar su primera carrera el 24 de octubre de 1976, era la sexta carrera y montó a Cold. El resultado fue muy auspicioso ya que quedó en el tercer lugar. A pesar de que no contaba con la mayoría de edad, con la ayuda de dirigentes hípicos consiguió que le dieran patente de jinete.

El día domingo siguiente a su estreno, ganó su primera carrera. Originalmente había llegado en el segundo lugar, pero se habían dado cuenta que el jinete vencedor había tirado de su mandil, por lo que fue descalificado y José Santos ganaba su primera carrera.

En 1977 disputó su única temporada como jinete en Chile y obtuvo el récord con treinta y ocho triunfos. Pero no pudo completar la temporada ya que le había llegado un ofrecimiento para correr en Colombia.

Su paso por Colombia[editar]

Junto a dos jinetes chilenos más (Orlando Sánchez y Antonio Mella), firmó un contrato para correr en el Hipódromo de Los Andes de Bogotá que estaba recién inaugurado. Su madre se oponía a que dejara la casa a tan temprana edad ya que nunca había salido de la casa y tenía miedo a que le pasara algo malo en Colombia ya que había escuchado que era un país muy peligroso.

A pesar de todo eso partió a Colombia y en un año ya era el jinete revelación de los hipódromos bogotanos. Sin embargo se fue por un mal camino ya que, según él, conoció un lado que su padre no le había enseñado.

"Él era muy estricto, no dejaba que me afeitara, ni siquiera que tomara una cerveza, hasta tenía que pololear escondido. Por eso en Colombia me sentí liberado. Lo primero que hice fue afeitarme, después empecé a tomar, me emborraché y aprendí muchas cosas malas. Entre los diecisiete y los veintiún años supe lo que era la droga, la prostitución, el alcohol.[4]

Cambio a Estados Unidos[editar]

El preparador chileno Lisandro Céspedes le recomendó que dejara Colombia y partiera a Estados Unidos, donde había más oportunidades para desarrollarse como jinete. Le hizo caso y en 1983 se marchó de Colombia y con dos mil dólares se fue a probar suerte a Norteamérica.

Al llegar, se prometió a sí mismo que nunca más iba a probar droga y que comenzaría todo de nuevo.

Al principio no le fue bien. El idioma no lo entendía, jamás había hablado inglés y no lo contrataban en ningún lado. En el hipódromo de Hialliah, las caballerizas se denominan con letras y caminaba de la A a la Z aproximadamente cuatro veces para cada lado y así aprendió el abecedario inglés, buscando trabajo. En el hipódromo de Calder consiguió una monta a cambio de galopar caballos diariamente.

Consolidación en Estados Unidos[editar]

Posteriormente comienza a competir y a los quince días ganó la primera carrera montando a Bravo Second. Después de un mes tuvo la oportunidad de montar una yegua en un clásico y además lo ganó, cambiando definitivamente su historia.

Comenzaba a hacerse famoso y ser un jinete cotizado en todos los hipódromos norteamericanos. Al final de esa temporada, su campaña sorprendió al manager Frank Sanabria, quien lo invitó a Nueva York. Tuvo un gran debut en Saratoga, que quedó en la mente de los fanáticos para siempre: el mismo día que llegó, batió el récord que tuvo durante diez años en ese circuito el jockey Ángel Cordero.

Entre 1986 y 1990 fue campeón nacional consecutivo, ganó casi tres mil carreras y se convirtió en el primer jockey en Estados Unidos en lograr que sus monturas obtuvieran hasta quince millones de dólares en premios por temporada. En 1986, postuló al Eclipse Award, el mayor premio hípico, y, como no lo obtuvo, en reconocimiento, la prensa neoyorquina lo nombró rey de Nueva York, otorgándole una corona, una capa y un trofeo. Además las autoridades de la ciudad lo declararon Hijo Ilustre de Nueva York.[5]

En junio de 1989 la revista Sport le dedicó una portada y lo incluyó entre los diez deportistas que ganaban más dinero en el mundo, junto al boxeador Mike Tyson, la tenista Steffi Graf y el jugador de fútbol americano Dan Marino. Al año siguiente la publicación The Blood Horse lo eligió como el jinete más importante de la década.

Compitió en Europa y en Japón obteniendo varios millones en premios. Incursionó en la hípica californiana, pero eligió finalmente repartir su tiempo entre Nueva York, Miami, Kentucky y Hong Kong, donde viaja un mes al año. En toda su carrera sus caballos han ganado un total de 130.500.000 dólares. Se convirtió en el deportista chileno que más dinero ha ganado: más de trece millones de dólares, sin considerar publicidad y auspicios.

Estuvo a punto de ganar la Triple Corona en el año 2003, pero le faltó una carrera. A pesar de aquello, ha ganado las 3 carreras que la componen pero en distintos años:

Es el deportista chileno con más ganancias: se estima que ha generado más de 159 millones de dólares. Además, ganó 7 veces la Copa Breeders.[6] Pero sus premios no se limitan sólo a carreras y millones de dólares ganados, el 28 de febrero de 1998 los mismos jinetes en una elección realizada a lo ancho de Estados Unidos, le otorgaron el George Woolf Memorial, un premio que distingue al jinete de mayor calidad humana y dedicación en las pistas.[7]

El 29 de mayo de 2007 entró al Salón de la Fama de la Hípica de los Estados Unidos, convirtiéndose en el primer jinete chileno en tener tal distinción.[8] Anteriormente, el fallecido caballo chileno Cougar II había ingresado en este salón después de sus triunfos, cuando era montado por el jinete Bill Shoemaker.[9]

Principales carreras ganadas[editar]

Clásicos ganados[editar]

Carreras Internacionales ganadas[editar]

Caballos importantes[editar]

Montando a Funny Cide, a José Santos le faltó sólo una carrera para ganar la Triple Corona de 2003.

Premios deportivos individuales[editar]

  • United States Champion Jockey by earnings (1986, 1987, 1988, 1989), premio que se otorga al jinete que ha ganado más dinero en Estados Unidos en una temporada.
  • Eclipse Award for Outstanding Jockey (1988), premio entregado al jinete con más carreras ganadas en una temporada.
  • George Woolf Memorial Jockey Award (1999), premio otorgado al jinete de mayor calidad humana y dedicación en las pistas.
  • ESPY [1] for Outstanding U.S. Jockey (2003), premio entregado por ESPN al mejor jinete de carreras de todo el mundo en una temporada.
  • Red Smith "Good Guy" Award (2003), premio otorgado al jinete que monta el caballo más exitoso de la temporada.
  • Salón de la Fama de la Hípica (2007), honor reservado para los mejores jinetes de la historia que han corrido en Estados Unidos.

Nueva Familia[editar]

En 1984 conoce a María Castañeda, una joven de origen colombiano con la que contrajo matrimonio para obtener la residencia y tuvo dos hijos. Después de algunos problemas con su señora se separa y se casa con una señorita de origen panameño, Rita Castillo. Fue un matrimonio con 150 invitados. Con ella tuvo tres hijos más, además de una hija que era de ella.

La separación legal no le fue fácil. Su primera señora tardó varios años en dársela y puso muchas condiciones económicas, como por ejemplo la venta de un lujoso departamento que tenían en Queens, la casa en Long Island, tasada en ochocientos mil dólares, un Mercedes Benz y gran parte de lo ganado por José.

Lesión grave[editar]

Luego de una grave caída sufrida el 1 de febrero de 2007, el 30 de julio del mismo año Santos anunció su retiro de la hípica. En su declaración sostuvo:

"Esto ha sido muy duro para mí, porque realmente quería retirarme en otras condiciones (...) ello no ocurrió, y decidí que quería hacer hoy este anuncio, porque no quiero que nada empañe la ceremonia de asunción al Salón de la Fama”.[10]

Retiro[editar]

Además de apadrinar a jóvenes promesas de la hípica, Santos ha anunciado que tiene un proyecto televisivo: un canal dedicado exclusivamente a la hípica de Estados Unidos.[11] Además considera ser comentarista de este deporte en ESPN.[11]

Homenajes en Chile[editar]

Durante su carrera fue elegido muchas veces el mejor deportista de la hípica por el Círculo de Periodistas Deportivos. Después de su retiro fue homenajeado durante el Clásico El Ensayo, donde fue el invitado de honor y fue paseado en una carroza ante más de 30.000 personas que lo ovacionaban de pie. Además fue homenajeado por la Cámara de Diputados y el Senado de la República, recibiendo Medallas al Mérito Deportivo.[12] Finalmente fue al Palacio de La Moneda, donde fue recibido por la Presidenta de la República Michelle Bachelet Jeria.

Actualidad[editar]

Hoy en día, Santos además de apadrinar a jóvenes promesas de la hípica, ha anunciado que tiene un proyecto televisivo: un canal dedicado exclusivamente a la hípica de Estados Unidos. Además considera ser comentarista de este deporte en ESPN.[8]

En la madrugada de noviembre de 2007 su hija, Sophia Santos, protagonizó un accidente automovilístico en donde falleció una mujer de 62 años, declarándose culpable en una corte de Nassau (Nueva York, Estados Unidos), de homicidio vehicular.[13] Tuvo que ingresar a la cárcel y pagar mucho dinero en indemnizaciones.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]