James Hamilton (1606-1649)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
James Hamilton
Duque de Hamilton
1st Duke of Hamilton by Daniel Mytens.jpg
James Hamilton, I duque de Hamilton por Daniel Mitens
Información personal
Nacimiento 19 de junio de 1606
Hamilton Palace, Lanarkshire, Escocia
Fallecimiento 9 de marzo de 1649 (42 años)
Old Palace Yard, Palacio de Westminster, Londres
Predecesor James Hamilton, II marqués de Hamilton
Sucesor William Hamilton, II duque de Hamilton
Familia
Dinastía Hamilton
Padre James Hamilton, II marqués de Hamilton
Madre Lady Ann Cunningham
Consorte Lady Mary Feilding
Descendencia Anne Hamilton, III duquesa de Hamilton
Lady Susannah Hamilton, Condesa de Cassillis
Cuatro hijos fallecidos en la infancia
[editar datos en Wikidata ]


General Sir James Hamilton, I duque de Hamilton Miembro de la Orden de la Jarretera (19 de junio de 16069 de marzo de 1649) fue un noble escocés y un influente líder militar durante la Guerra civil escocesa.

Juventud y primeros años[editar]

El joven Arran[editar]

James Hamilton, hijo de James Hamilton, marqués de Hamilton y de Lady Ann Cunningham, hija del conde de Glencairn nació el 19 de junio de 1606 en Hamilton Palace, Lanarkshire. Tras la muerte de su tío abuelo, el conde de Arran, el joven James recibió el tratamiento de Conde de Arran.[1]

Heredero al Trono[editar]

El joven James era pariente cercano de la Princesa Maria, hija de Jacobo II de Escocia y María de Güeldres. En caso de que la Casa de Estuardo desapareciera, lo que parecía posible tras la muerte del Príncipe de Gales en 1612, el joven conde de Arran se habría convertido en Presunto heredero al trono de Escocia si algo le hubiera sucedido al joven Carlos, duque de Rothesay.

Educación[editar]

La primera visita de Jacobo VI a Escocia tras la Unión de las Coronas tuvo lugar a principios de 1617, y parece ser que el monarca quedó encantado con el Marqués, al que invitó a su corte de Londres. El Marqués llegó a la capital inglesa en agosto de ese año, con su hijo de once años. Aunque, al igual que la mayoría de los hijos de la nobleza de la época disponía de un tutor privado, James Bale, no recibió demasiada educación formal durante su estancia en la corte en los siguientes años. Para remediar esto, Hamilton fue enviado al Exeter College de Oxford en 1621. Mal estudiante, regresó a la corte seis meses después.

Matrimonio[editar]

Mientras tanto, el marqués había estado implicado en las intrigas de George Villiers, I duque de Buckingham. Al igual que todas las ambiciosas estrellas de la corte, Buckingham estaba ansioso por consolidar su fortuna por medio de alianzas con familias ricas y bien posicionadas. Buckingham propuso casar a su sobrina Mary, hija del Vizconde Feilding, con el joven conde de Arran. Hamilton, pese a las dudas que le provocaban los bajos orígenes de Buckingham, decidió aceptar la propuesta y el 16 de junio de 1622, el joven Arran contraía matrimonio con Mary Feilding en presencia del rey. Arran no fue consultado acerca de la boda, lo que acabaría lamentando amargamente.

En 1623 Arran fue nombrado Caballero de Cámara del Príncipe de Gales, y al año siguiente Lord Gran Mayordomo de la Casa Real.

Marques de Hamilton[editar]

Painting of young man wearing 17th-century dress consisting of bright red hose and a black doublet, holding a black hat and white gloves in his left hand
Retrato por Daniël Mijtens de James Hamilton, I duque de Hamilton en 1623 (17 años)

En 1625, el Marqués de Hamilton fallecía en Whitehall. Su muerte fue atribuida a la fiebre, aunque su juventud hizo sospechar a mucho un posible envenenamiento. El rey Jacobo falleció tres semanas después. El nuevo Marqués recibió todos los títulos de su padre y la misma anualidad de 2.500 libras que percibía su padre. En la coronación de Carlos I, Hamilton portó la Espada del Estado en la abadía de Westminster.

En 1631, Hamilton se puso al frente de un ejército de 6.000 hombres para luchar en Alemania en favor de Gustavo II Adolfo de Suecia en la Guerra de los Treinta Años. Custodió las fortalezas del río Oder mientras que Gustavo se enfrentaba al Conde de Tilly en Breitenfeld, y después ocupó Magdeburgo, pero su ejército quedó diezmado por el hambre y las enfermedades, y tras el fracaso absoluto de la expedición, Hamilton regresó a Inglaterra en septiembre de 1634.

Se convirtió en el consejero principal de Carlos para los asuntos de Escocia. En mayo de 1638, tras el estallido de la revuelta contra el nuevo Libro de Oraciones, fue nombrado comisario para Escocia con el objetivo de apaciguar los ánimos. Describió a los escoceses como "poseídos por el diablo" y, en lugar de hacer lo posible por defender los intereses del rey, fue fácilmente intimidado por los líderes covenanters y convencido de que la resistencia a sus peticiones era imposible regresando finalmente a la corte para urgir a Carlos I a que las permitiera.

El 27 de julio de 1638, Carlos envió a Hamilton de vuelta a Escocia con nuevas propuestas para la elección de una asamblea y un Parlamento, cuya primera sesión tuvo lugar en la catedral de Glasgow el 21 de noviembre de 1638 y que fue disuelto el 28 del mismo mes sin haber logrado resolver el problema escocés. Hamilton regresó a Inglaterra para dar cuenta del fracaso, dejando al enemigo triunfante y seguro en sus posiciones.

Llegada la guerra, Hamilton fue elegido para dirigira una expedión al Forth con el fin de amenanzar el territorio en poder de los Convenanters. En mayo de 1639 consideró imposible poner en práctica el plan con probabilidad de éxito y fue llamado nuevamente a la corte en junio. El 8 de julio de 1639, tras una fría recepción en Edimburgo, dimitó de su puesto de comisarios. Apoyó la propuesta de Thomas Wentworth, conde de Strafford, de convocar al Parlamento, pero, por otro lado, era un firme detractor de Strafford, al que consideraba enemigo de los escoceses.

Hamilton, que defendía ahora al partido parlamentario, deseaba una alianza con su país, y convenció a Carlos en febrero de 1641 para que aceptara alguno de sus líderes en el consejo. A la muerte de Strafford en mayo de 1641, Hamilton tuvo que enfrentarse con un nuevo enemigo en la persona de James Graham, conde de Montrose, que detestaba profundamente a Hamilton.

El 10 de agosto de 1641, Hamilton acompañó a Carlos durante su última visita a Escocia, con el propósito de forjar una alianza entre el monarca inglés y el Marqués de Argyll para intentar conseguir el apoyo escocés frente al Parlamento; cuando esto fracasó, Hamilton abandonó al rey y se unió a Argyll.

Poco después fue descubierto un complot -conocido como el "Incidente"- para capturar a Argyll y a Hamilton y su hermano pequeño William, tras lo que ambos hermanos y Argyll huyeron de Edimburgo. James regresaría poco después, consiguiendo recuperar el favor y la confianza de Carlos, regresando con el rey a Londres en enero de 1642. En julio, Hamilton regresó a Escocia en una misión desesperada para evitar la intervención de Escocia en la inminente Guerra civil inglesa.

Duque de Hamilton[editar]

El 12 de abril de 1643, Carlos confirió a Hamilton, sobre el título de Marqués, los títulos de Duque de Hamilton, Marqués de Clydesdale, Conde de Cambridge, y las Baronías de Aven e Innerdale, además de recuperar el título de conde de Arran.[2]


Referencias[editar]

Notas[editar]

  1. Scots' Peerage Vol IV pp. 375–6
  2. Scot's Peerage Vol IV p.377

Bibliografía[editar]