Ivy King

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hongo atómico generado por la bomba Ivy King, visto desde el aire.

Ivy King fue una bomba atómica de 500 kilotones, que se detonó el 16 de noviembre de 1952 a las 11:30, hora local (o a las 23:30, hora mundial).

Fue la segunda y última prueba nuclear de la operación Ivy.

Se caracterizó por ser la bomba más grande que haya usado sólo explosivo de fisión en la historia de las armas nucleares y de la ciencia.

La bomba fue hecha con un núcleo de uranio altamente enriquecido (esto quiere decir que usó más de 4 bloques de uranio para obtener una masa critica detonable) y el método de montaje para ser detonada fue de implosión (a diferencia del método Teller-Ulam que usó su bomba hermana, Ivy Mike, la primera bomba de hidrógeno)

Además de tener importancia en la ciencia, sirvió, junto a Mike, de respuesta a los rusos, ya que estos últimos se "copiaban" de sus métodos de montaje para las bombas, razón por la que ellos habían alcanzado el nivel de tecnología en la armas nucleares que los americanos tenían. Aunque se podría decir que los rusos terminaron, al fin y al cabo, salirse con la suya, porque ganaron la competencia nuclear con la bomba del Zar.

Su fabricación también se había planificado para ser detonada en el caso de que la prueba anterior a ella, Mike, fallara. Se dio el caso contrario, pero de todas maneras se hizo detonar.

El lugar de detonación fue de 1480 pies de altura en la Isla Runit, en Enewetak, Islas Marshall. Su lanzamiento fue ejecutado por un bombardero B-36H.

El nombre con el que se bautizó (King), fue porque la palabra en inglés comienza con "k" de kilotón.