Isabella Valentine

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Isabella Valentine
Personaje de Soul
Primera aparición Soul Calibur
Última aparición Soulcalibur V
Sexo femenino
Edad 28 (Soulcalibur)
32 (Soulcalibur II - Soulcalibur IV)49, pero se detuvo en 32 (Soulcalibur V)
Estatura 1,79 m
Peso 58 kg
Color de pelo Malva claro
Color de ojos Azules
Familia Abuelo, Felipe de León y
Padres adoptivos, Conde y Condesa Valentine (fallecidos)
Padres Padre, Cervantes de León
Madre biológica, Fallecida
Lugar de nacimiento Londres, Bandera de Inglaterra Inglaterra
Fecha de nacimiento 10 de diciembre de 1559
Grupo sanguíneo Soul Edge [sic]
Disciplina Estilo francés de espada latigo
Maestro Antiguamente: Nightmare
Armas Espada látigo hiedra/espada serpiente
Nombres de las armas Valentine (denominada Ivy Blade /o espada hiedra /enredadera en Soul Calibur)
Perfil en IMDb

Isabella "Ivy" Valentine es un personaje ficticio de la saga de videojuegos Soulcalibur, un aclamado juego de combate con espadas. Su primera aparición fue en Soulcalibur(segunda entrega), y reapareció en los siguientes juegos: Soulcalibur II, Soulcalibur Legends, Soulcalibur III, Soulcalibur IV, Soulcalibur Broken Destiny y Soulcalibur V

Referencia[editar]

Ivy es una aristócrata hija del pirata español, Cervantes de León. Nació en Inglaterra, sus padres adoptivos murieron cuando era muy joven. Tiene un gran pasado y una historia muy detallada. Su espada, llamada "Ivy Blade"(La Espada hiedra/ enredadera), es una espada tipo Serpiente que se puede desfragmentar para crear un látigo de hierro, con la cual puede dar estocadas, cortar o atrapar.

Biografía[editar]

Ivy fue criada en el hogar de los Condes Valentine, una pareja de nobles Ingleses prominentes que la adoptaron, y que vivían en Londres, Inglaterra. Sin embargo, su padre, tras ser conducido a la locura al malgastar la fortuna de la familia en su obsesión por la alquimia y la búsqueda de la maligna espada Soul Edge, murió. Pronto, después de la caída económica de la familia Valentine, su madre se vio gravemente enferma y confesó a Ivy, en su lecho de muerte, que la habían encontrado en su puerta hace años y que era adoptada; pero Ivy no tenía ningún interés en encontrar a sus padres biológicos. Ivy se enteró sobre la búsqueda de su padre adoptivo tras leer los diarios secretos de la familia y comenzó, eventualmente, a seguir sus pasos de su padre adoptivo, hasta que ella misma se convirtió en alquimista. En su investigación, averiguó que Soul Edge era una espada poseída, que conducía a la locura a aquellos que se veían inmiscuidos con ella y Ivy juró destruirla. Ivy quiso crear una espada capaz de igualar en poder a Soul Edge, y después de muchos intentos, tuvo éxito al crear un arma satisfactoria para este propósito con brujería antigua, pero la espada enredadera/serpiente estaba totalmente desprovista de vida, no como Soul Edge. Ivy sufrió una gran frustración y rabia, siguió intentando traer vida a su espada, pero ninguna cantidad de pociones o de encantamientos tenía éxito.

Una noche, pudo convocar una mano deforme con extraños poderes mágicos y que dio vida a su espada. Tiempo después durante sus viajes para encontrar a Soul Edge, Ivy se vio envuelta con el Caballero Celeste conocido como Nightmare, y sus lacayos: Astaroth y Lizardman, descubriendo que Nightmare fue quien dio vida a su espada serpiente. Debido a esto, ella acordó ayudarles en la búsqueda de almas, olvidando que su plan principal era la búsqueda de Soul Edge. En vez de esto, ayudó a Nightmare a cazar almas sin saber que la espada de Nightmare era Soul Edge, la misma espada que había estado buscando por tanto tiempo. Eventualmente, comenzó a sentirse culpable por tomar las vidas de tanta gente inocente, y sus compañeros Lizardman, y Astaroth, además de Nightmare comenzaron a despreciarla. Al intentar escapar del grupo en el paso subterráneo del castillo de Ostrheinsburg, Astaroth dio con ella, y le reveló que la espada de Nightmare siempre fue la maligna espada Soul Edge; que la energía vital en la espada de Ivy, era energía proveniente de Soul Edge; y que la única razón por la que había estado en el grupo fue que Soul Edge influyó a Nightmare a espiar a Ivy para que no descubriera nada relevante, de modo que Ivy pudiera ser un anfitrión de la espada si algo le llegase a suceder a Nightmare. Astaroth derrotó a Ivy en batalla y estaba a punto de asesinarla cuando Kilik, Xianghua y Maxi, atacaron el castillo. Astaroth dejó a Ivy y fue a combatir contra los atacantes, ordenando a sus golems que mataran a Ivy. Pero Ivy pudo a duras penas derrotarlos a todos. Sin poder creer lo que Astaroth le dijo sobre Nightmare y su espada, decidió hablar con Nightmare sobre la verdad cuando la ninja Taki la atacó. Combatió a Taki, pero con las heridas que Ivy tenía y el cansancio, una vez más, fue derrotada. Taki, al sentir la energía malvada de Soul Edge, afirmó que la historia de Astaroth sobre como la espada de Ivy había sido infundida con algo de energía malvada de Soul Edge era verdad. Asimismo Taki al detectar en Ivy un aura malvada; le contó a Ivy que la última vez que se había sentido tan mal por una aura malvada fue cuando combatió al dueño anterior de la espada maligna Soul Edge, el pirata Cervantes de Leon. Taki reveló a Ivy que poseía la esencia del mal en su sangre, pues era la hija de Cervantes de León. Horrorizada por la terrible verdad, Ivy regresó a su mansión y se encerró para permanecer aislada por mucho tiempo en su laboratorio.

Después de cuatro años de investigar a la espada Soul Edge, Ivy volvió con una nueva y gran decisión por destruir Soul Edge y todo lo que conectaba con la espada, incluyendo Cervantes y eventualmente ella misma. Pero Ivy era seducida por la espada aunque mantuvo su voluntad con gran determinación. Al iniciar su viaje para destruir Soul Edge, le puso un nuevo nombre a su espada, llamándola como su apellido: "Valentine" y en el curso del viaje, su espada comenzó a cambiar al punto de llegar a ser más inestable que nunca, entonces ella volvió a la mansión Valentine para investigar este suceso. En su regreso, se detuvo en una ciudad académica en Inglaterra para comprar textos y libros sobre las artes arcanas; y los leyó exhaustivamente en su regreso, especialmente un volumen por el que poseía un interés muy especial. Era mucho más viejo que los otros libros. Allí se describía detalladamente la naturaleza y el origen de la espada Soul Edge. Ésta era la información más detallada sobre la espada que ella había conseguido. Pero en los textos, Ivy se enteró de la existencia de una segunda espada, Soul Calibur. Otra espada mística con vida y alma, pero que poseía una presencia "buena" que se había desgastado en anteriores encuentros contra la espada Soul Edge, éstas dos espadas eran conocidas como Las Espadas de las Almas, Soul Edge y Soul Calibur. La historia era dura de creer para ella, pero la descripción era tan exacta que la reconoció como verídica. Después de un mes de trabajos, Ivy pudo descifrar cada detalle referente a la descripción de Soul Calibur, y se convenció totalmente de su existencia.

Durante todo este tiempo, Ivy no salió del laboratorio de su mansión, cayendo en una especie de estado hipnótico obsesivo por saber más y más sobre éstas espadas. Un día, Ivy se vio interrumpida cuando escuchó ruidos en el interior de la mansión. Asustada, recorrió la casa, hasta encontrarse con un hombre de piel oscura, muy enigmático que estaba en el interior de su casa. Ella le detuvo exigiendo firmemente su identidad, pero Él le contestó solamente con otra pregunta: "Dime, ¿Leíste o no leíste ese libro". Ivy que tenía el libro en sus manos, lo limpió del polvo y, tomando su distancia, desenvainó su arma. De aparentemente ninguna parte, el hombre sacó una gran guadaña (Hoz). Los dos combatieron, esquivando cada ataque mortal que el otro hacía. Pero la inestabilidad de la espada de Ivy comenzó a mostrarse, dejando una abertura leve en su defensa, Ivy fue herida. Logró recuperar su distancia, pero el libro ya no estaba más bajo su poder. El hombre enigmático (el mago Zasalamel) se lo había quitado llamándolo un error de su pasado, y le prendió fuego al libro, dejándolo caer al piso quemando el suelo. Mientras que se dio vuelta, Ivy le llamó para que se detenga. Él dio vuelta solamente alrededor para decirle que si ella deseaba saber todo sobre las espadas, que buscara al Caballero que tan bien conoce; y el enigmático ser desapareció trás las llamas. Ivy apagó el fuego y pensó en la información sobre Soul Claibur, en la cual no podía dejar de pensar. Así, que se juró destruir Soul Edge de una vez por todas, y al fin la inestabilidad de su propia espada pudo ser explicada. Ella maldijo a Zasalamel por su atrevimiento, y decidida a saber la verdad sobre Soul Calibur, y si ésta existía de verdad, Ivy la tomaría en su poder.

Al poco tiempo, el padre de Ivy, Cervantes de León se cruzo en su camino buscando reclamar el alma de su hija, para sí. Tras un combate devastador, Ivy es derrotada. A punto de morir, Ivy logra formular un hechizo que le restaura la vida, pero no por mucho tiempo, así que en ese poco tiempo Ivy tendría que hacer todo lo que le faltaba...

No se sabe que hizo Ivy después. Soul Calibur purificó el alma de Ivy y limpió de su cuerpo la sangre de Soul Edge. Al momento de la purificación, Ivy iba muriendo debido al poder de la presencia de Soul Calibur, pero su espada, Valentine, la salva, para así, dar un futuro nuevo a Ivy...

la Espada enredadera o Ivy Blade[editar]

Valentine (La Espada de Ivy). Es una espada seccionada unida por cables de acero, o espada de serpiente con la capacidad de ampliarse y contractarse en voluntad. Ivy la desarrolló como ayuda en su búsqueda para destruir a la espada Soul Edge. Ella basó su diseño en una espada látigo dividida en segmentos. Las primeras tentativas eran azotes mecánicos, basados en poleas y cables, pero ella rechazó esas ideas y comenzó a usar la magia alquimica para crear el arma perfecta. Ella convocó la mano de Nightmare para dar vida a su arma, pero ella era ignoraba que esta energía provenía de Soul Edge, la misma espada que ella intentó destruir. Después de que ella descubriera que su sangre y el arma maldita también estaban ligada a su espada, ella cambió el nombre de su arma a “Valentine”.

Ivy en el Juego[editar]

Ivy es el personaje con las mejores habilidad a larga distancia. Por muchos, es tomada como la mejor luchadora de Soul Calibur, siendo especialmente poderosa a larga distancia debido a la mencionada capacidad de alargamiento de su espada, y con patadas ágiles y poderosas que pueden arrojar al enemigo fuera del ring.

En Soul Calibur II, Ivy es considerada la más poderosa, con combos muy fuertes, con sus mejores ataques donde su espada se desfragmenta y los fragmentos azotan contra el enemigo quitándole, al menos el 50% de su vida, este movimiento, tomado como el combo más difícil y más poderoso del juego se llama Summon Suffering y un combo así sólo es característico de Ivy, pues otros personajes tienen combos parecidos pero no tan complicados. En Soul Calibur III se le agregó un nuevo combo, que es idéntico pero se debe hacer con su espada en forma de látigo.

El Campeón Mundial de videojuegos Harold "Kageh" Hess usó a Ivy para ganar la copa de Soul Calibur.

Enlaces externos[editar]