Infusión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hojas e infusión del té keemon

Una infusión es una bebida obtenida de las hojas, las flores o de los frutos de diversas hierbas, que pueden ser aromáticas, y se les vierte o se les introduce en agua a punto de ebullición.[1] En algunos lugares como Argentina, Uruguay, etc., es común llamar "té" a cualquier tipo de infusión, sea de auténtico té o de cualquier otra planta o fruta, pero se trata de un error conceptual ya que el auténtico té es una infusión de la planta Camellia sinensis. El té es pues un tipo de infusión como lo son el mate o la manzanilla.

Historia[editar]

El café entró en nuestra historia a través del mundo árabe. Parece demostrado que las tribus nómadas de Etiopía y Arabia, donde el cafeto crece silvestre; lo consumían, aunque no lo tomaban en forma de bebida, sino que lo machacaban y mezclaban con grasa, formando unas bolas que se iban comiendo.

Las infusiones más comunes son: el café, el , el mate, la manzanilla, la tila y la horchata.

Acepción en física[editar]

En física, se denomina así a la acción de extraer de un producto, mezcla o solución (tanto como al producto extraído) las partes solubles en agua a una temperatura mayor a la ambiente, y menor a la de hervor.

Acepción en medicina[editar]

Una infusión es una disolución cuyo objetivo clínico próximo consiste en ser inyectada en algún compartimento corporal, generalmente el torrente circulatorio venoso, en cuyo caso se denomina infusión intravenosa (IV) o endovenosa (EV). Pero, en el caso de que el compartimento fuera la luz del tubo digestivo y esa infusión fuera introducida por la boca, tal infusión se debe denominar infusión oral, por ejemplo, una infusión de té.

Ordinariamente las infusiones son disoluciones acuosas de algún soluto, es decir, el resultado de diluir un soluto en agua pero sin que ésta contenga soluto sobrenadando, depositado en el fondo del recipiente o flotando en algún punto de la masa de disolvente. El soluto será siempre la sustancia que va a ser disuelta en el diluyente. Son posibles disoluciones con disolventes distintos al agua, por ejemplo, alcohol o algún líquido oleoso y el soluto puede ser materia sólida como, por ejemplo, sal común, gaseoso como, por ejemplo, anhídrido carbónico inyectado a presión o una sustancia líquida como, por ejemplo, ácido acético.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]