Huerto

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Huerta (cultivo)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Construcción de un huerto familiar en el patio de una vivienda de un barrio de Guayaquil, Ecuador.
Un granado junto al castillo de Aledua, en el término municipal de Llombay, es testigo mudo de la costumbre de los musulmanes de sembrar en los alrededores de sus poblaciones árboles y plantas en pequeñas áreas que pueden considerarse huertos.
El huerto en la hacienda - plantación de George Washington en Mount Vernon, Virginia, del siglo XVIII. Rodeado por un seto, pueden observarse los cultivos para abastecerse de vegetales frescos.
Huerta extensa en la provincia de Valencia.

Un huerto o huerta es un cultivo de regadío, muy frecuente en las vegas de los ríos por ser un tipo de agricultura que requiere riego abundante, aunque el sistema de riego por goteo, muy apropiado en las parcelas de horticultura, economiza una enorme cantidad de agua. Los principales cultivos de las huertas suelen ser las hortalizas, verduras, legumbres y, a veces, árboles frutales. Suelen recibir por ello el nombre genérico de cultivos hortícolas.

Huerto urbano[editar]

Este tipo de cultivo procede en los albores de la agricultura durante la Revolución neolítica de las prácticas de siembra de las mujeres, que sembraban semillas alrededor de la cueva o vivienda donde vivían, con lo cual llegaron a desarrollar e inventar un modo de economía más seguro, ya que las plantas de cultivo le permitían guardar gran parte de la cosecha para las épocas de escasez.

Más recientemente, la práctica de los huertos familiares correspondía a los jardines en las casas urbanas de las afueras de la ciudad. Las casas de la clase terrateniente en los Estados Unidos en el siglo XIX (por ejemplo, Mount Vernon, el hogar de George Washington) tenían un huerto bastante grande que se conocía como The Kitchen Garden (el jardín de la cocina). Lo mismo sucede con el huerto familiar en la Casa Blanca.

En Boston, en 2008, unos cuantas personas decidieron «trasplantar» la esencia de los campos de cultivo a cualquier parte de la ciudad. En el año 2009, ya habían instalado alrededor de 100 «camas-cultivables», una especie de maceteros, con diversas formas y tamaños, que se pueden instalar donde menos te lo esperas y que son utilizados para auto-abastecer a sus propietarios de verduras y hortalizas durante todo el año. En el año 2010, ya habían doblado el número de clientes y empezaron a extenderse por otras ciudades. En la actualidad han instalado más de 350 «camas-cultivables» y dan soporte y asesoran a particulares, escuelas, tiendas y restaurantes del este de Massachusetts reduciendo los costes de abastecimiento y sirviendo increíbles verduras frescas procedentes de cubiertas, patios, jardines o callejones donde da un poco el sol. Lo interesante del asunto está en la red de conocimiento y colaboración local que se establece entorno al cultivo ecológico y todos sus componentes.[1] [2]

Muchas veces la finalidad de estos huertos, propiciados por entidades gubernamentales y organizaciones no gubernamentales, no es la de suplir una cantidad importante de alimento, sino que más bien la de promover una diversificación de los hábitos alimentarios y la calidad de los alimentos.

En el huerto orgánico frecuentemente se aplican técnicas orgánicas, evitando el uso de biocidas (herbicidas, insecticidas, acaricidas, etc), recreando un ecosistema que se sostiene con la diversidad de los cultivos, la rotación de los mismos y el aporte de abonos orgánicos.

La agricultura urbana brinda un marco en el cual la familia, vecinos, o grupos afines pueden aprender a observar y facilitar los procesos naturales (siembra, crecimiento, cuidados, floración-reproducción, injertos, cosecha, poda, conservación, elaboración de alimentos, resiembra). Además de tener propósitos productivos, tiene un contenido educativo y reconstructivo, ayuda a fortalecer la integración y el trabajo en equipo y recuperar la autoestima, como así también promover hábitos nutricionales saludables. Se tiende a lograr un sistema de producción continua en el que se aporta trabajo y conocimiento todo el año y se obtienen hortalizas frescas, frutas y hierbas aromáticas para la ingesta diaria.

Los huertos urbanos a menudo reciben el nombre de huertos vacacionales o de fines de semana. Es el caso de aquellos huertos que quedan lejos de las poblaciones y son posteriores a la construcción de una casa de veraneo o chalet. En el chalet como se entiende en España y algunos países no centroeuropeos resulta una vivienda secundaria en la que casi siempre se desarrolla alguna actividad agrícola que sirve de pasatiempo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

Wikilibros