Huelga general de noviembre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La huelga general de noviembre de 1922 de la ciudad de Guayaquil, en Ecuador, fue una huelga general convocada por la sindical FTRE, de inspiración anarcosindicalista, que organizaba a la mayoría de los trabajadores y artesanos de la ciudad. Sus demandas originales si bien obreristas, tenían un enfoque general antipartidista y antiestatista.

Hechos que la iniciaron[editar]

El conflicto comenzó en el sector de Durán, con la huelga de los trabajadores ferroviarios de la Guayaquil and Quito Railway. Los trabajadores de los carros urbanos de la ciudad paralizan sus actividades el 7 de noviembre, posteriormente los de la empresa eléctrica también se suman a los reclamos y reivindicaciones como el cumplimiento de las 8 horas de trabajo, mejora salarial, aviso en caso de despido con 30 días de anticipación, etc. La noche del 13 de noviembre Guayaquil quedó a oscuras. El movimiento huelguístico se va extendiendo y se desarrolla una gran asamblea de trabajadores.

La FTRE logró hacerse con el control del casco urbano el día 13 de noviembre organizando el tránsito y la seguridad, tuvo el respaldo de un pequeño sector empresarial y contó con la simpatía de la población. No fue especialmente violenta, ni llegaron a existir enfrentamientos o desmanes considerables que alteraran significativamente las actividades cotidianas de la ciudad, al punto que la FTRE nunca procuró abastecerse de armas luego de tomarse la ciudad y de la retirada de la fuerza pública. La ciudad estaba controlada por el movimiento huelguístico.

A las dos de la tarde del martes 14 de noviembre de 1922, más de treinta mil obreros huelguistas desfilaron hacia la Gobernación, y le entregaron al gobernador Jorge Pareja, un manifiesto con sus peticiones. Determinaron un plazo de 24 horas para la respuesta del presidente de la república José Luis Tamayo.

Masacre del 15 de noviembre[editar]

La huelga general de trabajadores fue reprimida violentamente el día 15 de noviembre luego del reingreso en la ciudad de la policía por órdenes directas del presidente Tamayo, que presionado por los grupos de poder de la ciudad ordenó al General Barriga, Comandante de la Zona de Guayaquil, mediante un telegrama : "Espero que mañana a las seis de la tarde me informará que ha vuelto la tranquilidad a Guayaquil, cueste lo que cueste, para lo cual queda usted autorizado", causando una masacre (la mayoría estaban desarmados) en la que murieron un número indeterminado de guayaquileños (los cálculos varían de entre unos centenares a unas 1.500 personas), cuyos cuerpos fueron arrojados mayoritariamente al río Guayas con los vientres abiertos para evitar que flotaran..

Impunidad de los victimarios[editar]

Los responsables de la masacre nunca fueron sancionados, quedando los hechos en la impunidad. El Estado ecuatoriano nunca ha reconocido este crimen de Estado, ni pidió disculpas a las víctimas y sus familiares, mientras que durante algunas décadas del siglo XX el movimiento obrero ecuatoriano consideró el 15 de noviembre como fecha conmemorativa.

En la ficción[editar]

La masacre del 15 de noviembre forma la base del argumento de la novela narrativa "Las cruces sobre el agua", del escritor ecuatoriano Joaquín Gallegos Lara, publicada en el año 1946.

Bibliografía[editar]

  • El 15 de noviembre de 1922. Tomos 1 y 2. Colección 15 de noviembre.
  • Vitale Luis: Contribución a una historia del anarquismo en América Latina.
  • Capelo Cabello, Alejo: 15 de Noviembre: una jornada sangrienta. Año 1973. 86 p.
  • Avilés Pino, Efrén: Revolución del 15 de noviembre de 1922.
  • Murillo, Celeste: Las mujeres en la primera huelga general de Ecuador. Noviembre 1922.
  • Muñoz Vicuña, Elías: 15 de noviembre de 1922. Año 1978. 69 p.
  • Frente Obrero Revolucionario (MIR): Las jornadas de noviembre de 1922. 77 p.
  • Guzmán, José Ignacio: La hora trágica. Año 1974. 36 p.

Enlaces externos[editar]