El Telégrafo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Telégrafo
Decano de la Prensa Nacional
Tipo Prensa diaria
Formato Berlinés
País Flag of Ecuador.svg Ecuador
Sede Bandera de Guayaquil.svg Guayaquil
(Km 1.5 Av. Carlos Julio Arosemena)
Ámbito de distribución Nacional e internacional
Fundación 16 de febrero de 1884 (130 años)
17 de marzo de 2008 (Re-fundación) (6 años)
Fundador Juan Murillo Miró
Género Información general
Ideología política Diario Público
Idioma Español
Precio

Varía según el día:

Tirada 20.000 ejemplares
(octubre 2014)
Circulación Diaria
Propietario República del Ecuador
Editor Editogran
Director Orlando Pérez
Sitio web www.eltelegrafo.com.ec
[editar datos en Wikidata ]

El Telégrafo es un diario de propiedad del Gobierno del Ecuador fundado el 16 de febrero de 1884 en la ciudad de Guayaquil. Actualmente es de administración estatal, siendo el diario público del proceso conocido como Revolución Ciudadana.

Su primer ejemplar se editó el 16 de febrero de 1884. En la Actualidad, es miembro de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP), de la Sociedad Interamericana de Prensa, WAN. Fue fundado por Juan Murillo Miró.

Ha mantenido una organización de carácter familiar desde entonces. Tras estar en manos privadas, el diario pasó al Estado ecuatoriano, que es propietario de la mayoría de sus acciones por medio del Ministerio de Telecomunicaciones. Su director es el periodista Orlando Pérez.

Cuenta con las secciones Información General, Política, Macroeconomía, Quito Metropolitano, Guayaquil Metrópoli, Judicial, Cultura, Sociedad, País, Deportes, Mundo, Ciencia y Tecnología, Entretenimiento y pública los domingos el suplemento cultural cartoNPiedra y los lunes el de economía masQmenos.

Parte de grupo El Telégrafo es Radio El Telégrafo (770 AM) y Radio La Prensa (100.1 FM) (cadena radial). Hasta 2002, de su organización dependió también Canal 12, luego vendida a SíTV (hoy Canal Uno). Estos medios formaron parte del patrimonio del banquero Fernando Aspiazu Seminario, condenado por peculado tras la quiebra fraudelenta de su empresa principal, el Banco del Progreso.

El diario se ha convertido en uno de los diarios más grandes, más antiguos de existencia en actividad y más leídos en Ecuador, Decano de la Prensa Nacional, primer diario público del Ecuador, primer diario estatal del Ecuador y segundo diario de la prensa ecuatoriana.

Historia[editar]

Edificio de El Telégrafo en Guayaquil.

Diario El Telégrafo, fue fundado en Guayaquil, el 16 de febrero de 1884, por Juan Murillo Miró, quien recién había llegado de Europa porque su padre don Manuel Ignacio Murillo Pérez estaba enfermo. Los aires revolucionarios que se vivían en ese año en el país, luego que los Restauradores derrocaron al general Ignacio Veintimilla, hicieron que el joven Murillo notara la necesidad de crear un diario independiente en el que los ciudadanos pudieran expresar sus opiniones y cuestionamientos.

El naciente Diario adoptó ese nombre en homenaje al servicio telegráfico que se instaló en Ecuador, en 1884, con lo cual el país establecía una comunicación eficaz con el mundo. Además, El Telégrafo fue el primer periódico ecuatoriano que utilizó ese invento.

La recepción del público hacia El Telégrafo fue inmediata. Su discurso radical y liberal permitió que el Diario sea una guía durante la Revolución Liberal. El 1 de enero de 1885 fue fusilado el coronel Nicolás Infante, jefe de los Revolucionarios. El Telégrafo en varias ediciones publicó las protestas contra el crimen firmadas por albañiles.

El gobierno de Plácido Caamaño ordenó la encarcelación de Juan Murillo Miró y su posterior exilio a Chile. Así, los sucesores de Murillo también fueron acosados por el régimen hasta que el diario dejó de circular el 3 de julio de 1886, cuando había logrado imprimir su edición número 1.

En su destierro, Murillo descubrió que la Bandera de Ecuador había sido utilizada en una transacción entre Chile y Japón en 1895. La posición neutral que adoptaron los países americanos frente al conflicto entre China y Japón no permitía que ningún país se involucrara en el enfrentamiento.

La Bandera de Ecuador fue utilizada por la fragata chilena Esmeraldas que debía cruzar el océano Pacífico y sería entregada a Japón que la utilizaría en su guerra contra China. La noticia causó protestas en el país que terminaron con la salida de Luis Cordero Crespo de la presidencia.

En 1898, todas las acciones de El Telégrafo son adquiridas por el ambateño José Abel Castillo. Así, el Diario se convierte en el principal matutino del Ecuador por varias décadas.

El 15 de noviembre de 1922, durante el gobierno liberal de José Luis Tamayo se asesinan a centenares de obreros en las calles de Guayaquil. El Telégrafo es el único diario del país en levantar su protesta y llenar sus páginas con denuncias en contra el régimen de esa era.

Luego de las publicaciones José Abel Castillo fue amenazado y perseguido. Así, decide salir del país y radica en Alemania por varios años. En esa época, El Telégrafo también fue presionado y censurado por los gobiernos.

El diario continuó su labor porque Manuel Eduardo y José Santiago Castillo administraron el Diario. En 1923 se inaugura el actual edificio de El Telégrafo, ubicado en las avenidas Diez de Agosto y Boyacá. Y ese año se bautizó a Albert, que es la primera rotativa que llegó al país. Pero sólo en 1926 se imprimió el diario en la gigante imprenta. José Abel Castillo regresa al país en 1927 y retoma la dirección del diario, siempre con la colaboración de sus hijos. En 1940, Santiago Castillo y Castillo asumen la dirección de El Telégrafo.

En El Telégrafo se dio acogida a los mejores periodistas y escritores del país como Manuel J. Calle, Medardo Ángel Silva, José H. Simmonds, Juan Emilio Murillo, Javier Maldonado.

Durante la gran crisis bancaria en Ecuador, en 1999-2000, El Telégrafo fue propiedad de Fernando Aspiazu Seminario, quien lo utilizó para defenderse de los cargos de peculado y estafa por los que sería finalmente condenado. Luego pasó a manos de un pariente de los fundadores, y definitivamente fue embargado por el Estado ecuatoriano en 2007.

El 17 de marzo de 2008, El Telégrafo fue refundado como diario público. Durante la dirección de Rubén Montoya el periódico adquirió un carácter marcadamente local.

En la actualidad, el periódico ha dejado de regalar sus ejemplares, se vende como los demás. Ha ganado el premio WAN IFRA 2012, como uno de los ocho diarios mejor impresos de América Latina. Así mismo ha obtenido premios y reconocimientos por sus infografías y entrevistas. Su línea editorial es criticada por la oposición, debido a su respaldo a la política comunicacional del presidente Rafael Correa, en su calidad de diario público. Ahora circula a nivel nacional, mantiene ediciones regionales y locales, difunde el suplemento cultural denominado cartoNPiedra y uno de economía bajo el nombre de masQmenos.

Enlaces externos[editar]