Horacio Usandizaga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Horacio Usandizaga
Horacio Usandizaga.JPG

Escudo de armas de Rosario.svg
Intendente de la Ciudad de Rosario
10 de diciembre de 1983-10 de diciembre de 1989
Predecesor Víctor Cabanellas (de facto)
Sucesor Héctor Cavallero

Datos personales
Nacimiento 15 de junio de 1940 (74 años)
J. B. Molina, Santa Fe,
Bandera de Argentina Argentina
Partido Unión Cívica Radical
Hijos Manuel Usandizaga
Profesión Abogado
[editar datos en Wikidata ]

Horacio Daniel Usandizaga (J. B. Molina, Santa Fe, 15 de junio de 1940) es un político argentino, militante de la Unión Cívica Radical, el primer intendente de Rosario tras la recuperación de la democracia (1983).

Carrera política[editar]

Desde joven, el Vasco (como se lo conoce) se interesó por la política y adhirió al radicalismo. Abogado de profesión (se graduó en la Universidad Nacional de Rosario), ocupó a los 23 años el cargo de concejal; siendo el más joven de la historia de la ciudad.

Luego de pasar por distintos cargos públicos, fue proclamado intendente de la ciudad de Rosario en 1983 (año de la vuelta de la democracia en la Argentina) con más del 50% de los votos. Su administración se caracterizó por una gestión ordenada en lo económico —eliminado el déficit operativo mensual de otros tiempos—, y se le dio una importante prioridad a las obras públicas en toda la ciudad.

En 1987, fue reelecto como intendente de Rosario, en una elección en la que volvió a superar el 50% de los sufragios. En 1989 dejó su cargo como intendente para cumplir con una promesa que había realizado previa a las elecciones presidenciales nacionales, cuando dijo: «Si Menem gana las elecciones a presidente, renuncio».

Luego, participó junto a dirigentes peronistas en la confección de la polémica Ley de lemas, la cual finalmente le impidió ser gobernador de la provincia de Santa Fe en las elecciones de 1991, en las cuales fue el candidato más votado, pero superado en cantidad por los votos de los distintos sublemas pertenecientes al Partido Justicialista, que determinó a Carlos Reutemann como gobernador. La misma situación ocurrió en las elecciones de 1995 —en donde ganó Jorge Obeid gracias a la ley de lemas—, y 1999, en la cual fue derrotado nuevamente por Reutemann.

En 1993 fue electo diputado provincial, para luego ser electo como senador nacional por la UCR desde 1995 hasta 2001.

En el año 2002 se enfrentó con el fotógrafo Víctor Basterra debido a que éste sostuvo que el capitán de fragata Julio César Binotti ―uno de los marinos cuyo ascenso estaba tratando la Cámara de Senadores― se había desempeñado como represor en la ESMA (Escuela de Mecánica de la Armada).[1]

Dirigente deportivo[editar]

Presidente de Rosario Central[editar]

Usandizaga se declaró siempre como hincha de Rosario Central, club al cual siguió desde pequeño. En 2007 decidió presentarse a las elecciones de Central, encabezando la lista de la Agrupación “Mística Canalla”. El 11 de noviembre de ese año se proclamó vencedor de los comicios con el 63% de los votos,[2] superando en cantidad incluso a la suma de sus otros dos contrincantes juntos. Su mandato concluyó el día 24 de mayo del 2010, presentando su renuncia a la presidencia del Club Atlético Rosario Central (ver “Renuncia”).

Al asumir Usandizaga en noviembre de 2007, el club se encontraba inmerso en una profunda crisis institucional y deportiva producto del gran desmanejo sufrido por administraciones anteriores. El primer equipo de Rosario Central estaba en la última posición del campeonato y corría serios riesgos de descender a la Segunda categoría. Finalmente, el equipo auriazul realizó una campaña aceptable de 27 puntos en el Torneo Clausura y en junio de 2008, luego de un empate 0:0 de visitante ante San Martín de San Juan, logró alejarse definitivamente de los puestos de Promoción y aseguró su permanencia en la Primera División.

Discurso polémico y problemas futbolísticos[editar]

En octubre de 2008, Usandizaga protagonizó un duro discurso en público en la inauguración de una filial de Rosario Central en la ciudad de Funes, en el cual vertió varios exabruptos en contra del plantel de primera división de fútbol, exigiéndoles -con otras palabras- mayor “esfuerzo” y “orden” dentro y fuera del campo de juego, o los iba a matar a los integrantes que componían el plantel.[3] Los jugadores le contestaron con un comunicado firmado por todos ellos, en el cual recalcaron que lo mejor para el club es la unión de todos. Días después de haber salido a la luz este video, el presidente del club pidió disculpas públicas a través de un comunicado leído por su hijo Manuel.

Las ventas de Tomás Costa y de Cristian Álvarez al fútbol europeo, sumado esto a la liberación de los fondos que la jueza Liliana Georgetti tenía cautivos debido a la intervención judicial del club, lograron un alivio financiero importante para la institución. Así, sobre fines de junio de 2008, la Comisión Directiva encabezada por Usandizaga decidió comprar el predio que pertenecía al Club Real Arroyo Seco, distante a 30 kilómetros de la ciudad de Rosario. El monto de la operación rondó los 16 millones de pesos argentinos, aunque el pago fue financiado en cuotas. El predio, cuenta con 28 hectáreas, un hotel de 4 estrellas con 17 habitaciones con todas las comodidades, una sede, cuatro piscinas en cascada, un estadio de nivel de primera división con capacidad para 12.000 espectadores, y varias canchas alternativas. La intención es que allí se desarrolle el fútbol profesional del club junto a algunas divisiones juveniles destacadas, que podrían ser la cuarta y quinta de AFA.[4]

Así mismo en el orden futbolístico, el cual es la principal disciplina del club y la que suscita la mayor atención y pasión por parte de los hinchas, la gestión de Usandizaga fue un verdadero fracaso y fue fuertemente cuestionada por la mayoría de los centralistas. Entre los puntos que más se le cuestionaron figuran su autoritarismo a la hora de tomar decisiones futbolísticas, el desconocimiento de fútbol por parte de él y su asesor (su hijo Manuel), no escuchando jamás a los reclamos de socios e hinchas, la elección de los entrenadores (8 en 2 años y medio de gestión), los refuerzos de poca jerarquía y de mala condición física, sus constantes declaraciones públicas desacertadas, y en definitiva, a que el equipo durante su gestión siempre se encontró en puestos bajos de la tabla de los promedios del descenso, al punto que descendió de categoría. Muchos de sus detractores declaran "Central es fútbol, y en ese tema, Usandizaga vive fallando". De esta manera, luego de varias campañas muy pobres, Rosario Central tuvo que revalidar su lugar en la máxima categoría del fútbol argentino en la temporada 2008/2009, debiendo disputar la Promoción ante el Club Atlético Belgrano de Córdoba (equipo clasificado 4.º de la "B" Nacional de esa temporada). En el duelo de ida, disputado en la ciudad de Córdoba, los canallas derrotaron a los celestes por 1:0, con gol de Jesús Méndez, mientras que en la revancha, el duelo finalizó 1:1 en el Estadio Gigante de Arroyito, con gol de Emilio Zelaya para los rosarinos. Así, con el resultado global por 2:1, Rosario Central mantuvo la categoría.

En el inicio de la temporada 2009/2010, el expresidente Usandizaga se fue irresponsablemente de vacaciones a España en agosto de 2009, justo cuando debía estar presente en Rosario tratando de formar la plantilla que debería volver a pelear el descenso. Eso generó malestar de parte de los hinchas canallas. El resultado de esa temporada fue el descenso consumado el 23 de mayo de 2010, fecha en que Rosario Central tuvo que volver a revalidar su lugar en Primera, esta vez jugando contra All Boys. Luego de que en el encuentro de ida empaten 1:1, con un gol sobre el final del equipo rosarino, cayó derrotado por 3:0 en un histórico encuentro para el equipo de Floresta. De esa manera, Rosario Central descendió a la Primera B Nacional.

Descenso y renuncia[editar]

El 23 de mayo de 2010, Rosario Central descendió a la Primera B Nacional, tras caer como local ante All Boys por 3 a 0, habiendo empatado en el partido de ida 1 a 1, por la promoción para ascender. Esto provocó un gran malestar de los hinchas con la dirigencia y como consecuencia, el 24 de mayo de 2010, Horacio Usandizaga, estando ya en el exterior, renunció al cargo de la presidencia de Rosario Central no sin dejar una enorme deuda y una terrible crisis institucional y deportiva.

Durante el 2010 las pocas apariciones públicas que tuvo en la ciudad de Rosario, tuvo que recurrir a la asistencia de uniformados, esto se basa en el malestar de todos los simpatizantes del Club Rosario Central.[5] Durante el 2011, las pocas apariciones públicas en la ciudad de Rosario, generaron la encendida ira de los simpatizantes del club Rosario Central, resultando agredido en la via pública.[6] Desde 2011 se desconoce su paradero exacto.


Predecesor:
Víctor Cabanellas (de facto)
Escudo de armas de Rosario.svg
Intendente de Rosario

1983 - 1989
Sucesor:
Héctor Cavallero


Predecesor:
Intervención judicial
Presidente del Club Atlético Rosario Central
2007 - 2010
Sucesor:
Norberto Speciale

Referencias[editar]

  1. «Usandizaga defiende y justifica a torturadores y genocidas», artículo en el diario La Capital (Rosario), del 25 de junio de 2002.
  2. Artículo en el sitio ESPN Deportes.
  3. Video de YouTube que muestra a Usandizaga amenazando de muerte a los futbolistas.
  4. Diario La Capital (2008). «Compramos un predio excepcional». Consultado el consultado en 2008.
  5. 0069.html Artículo en el diario La Capital (Rosario) del 5 de noviembre de 2010.
  6. «El Vasco Usandizaga no tiene paz: fue agredido otra vez por un hincha», artículo en el diario La Capital (Rosario) del 26 de octubre de 2011.

Enlaces externos[editar]