Hoja, de Niggle

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hoja, de Niggle
de J. R. R. Tolkien
Género Cuento
Edición original en inglés
Título original Leaf by Niggle
Editorial Periódico Dublin Review
Ciudad Dublín
País Bandera de Irlanda Irlanda
Fecha de publicación 1945
Edición traducida al español
Traductor Julio César Santoyo y
José María Santamaría
Editorial Ediciones Minotauro
Ciudad Capellades (Barcelona)
País Bandera de España España
Fecha de publicación 1981
Páginas 28
ISBN ISBN 84-450-7036-3
Cronología de J. R. R. Tolkien
El hobbit
(1937)
Hoja, de Niggle
(1945)
Egidio, el granjero de Ham
(1949)
[editar datos en Wikidata ]

Hoja, de Niggle es un cuento corto escrito por J. R. R. Tolkien en 1939 en la pausa que siguió a la redacción de los primeros nueve capítulos de El Señor de los Anillos. El relato apareció por primera vez publicado en el periódico católico Dublin Review en 1945.

Cuenta la vida y la muerte de un artista y ejemplifica una de las ideas fundamentales de Tolkien: la obra de arte debe tener la consistencia interior de la realidad.

Hoja, de Niggle es parte de lo que Tolkien llama «el árbol de los relatos», de follaje innumerable, en el que cada hoja es todas las hojas.

Había una vez un pobre hombre llamado Niggle, que tenía que hacer un largo viaje. Él no quería; en realidad, todo aquel asunto le resultaba enojoso, pero no estaba en su mano evitarlo. Sabía que en cualquier momento tendría que ponerse en camino, y sin embargo no apresuraba los preparativos...

Se ha dicho que este cuento es una pretendida alegoría de la relación de Tolkien y su entorno (amigos, compañeros, editores...) con su obra.

Argumento[editar]

Niggle es un pintor que debe hacer un largo viaje muy a su pesar. Ha empezado a pintar lo que considera su obra maestra, un cuadro donde una hoja lleva a un árbol y éste a todo un paisaje. Parish, su vecino, lo interrumpe pidiéndole que vaya a llamar a un médico, pues su mujer está enferma, y a un albañil, pues el viento se ha llevado varias tejas y hay goteras en su casa. A causa de este viaje en bicicleta bajo la lluvia, Niggle cae enfermo. Una semana después vuelve a retomar su trabajo, pero un inspector lo interrumpe: el albañil no vino y él, Niggle, debió ayudar a su vecino a reparar las goteras utilizando el lienzo de su cuadro. Aparece un chofer que rápidamente lo lleva a la estación. Acaba finalmente en un hospital, donde debe realizar trabajos como cavar, de carpintería y pintar. Cuando lo abandona, se encuentra, junto a su vecino Parish, que también ha estado en el hospital, en el paisaje del cuadro que había estado pintando. Niggle marcha para ver qué hay detrás de las montañas del horizonte. Parish se queda esperando a su mujer. Mientras, en el pueblo, alguien encuentra un trozo del lienzo donde hay pintada una hoja del árbol, trozo que desaparecerá en el incendio del museo donde es expuesto, y con él el recuerdo de Niggle.