Himno nacional de Costa Rica

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Himno Nacional (Costa Rica)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Noble patria, tu hermosa bandera
Himno Nacional de Costa Rica portada.jpg
Portada de la primera edición del Himno Nacional
Información general
Himno Nacional de Bandera de Costa Rica Costa Rica
Letra José María Zeledón Brenes, 1903
Música Manuel María Gutiérrez Flores, 11 de junio de 1852
Adoptado 10 de junio de 1949 por José Figueres Ferrer
Hasta Actualidad
Multimedia
Himno Nacional de Costa Rica

¿Problemas al reproducir este archivo?

Noble patria, tu hermosa bandera es el himno nacional de Costa Rica desde 1852. Su música fue compuesta por Manuel María Gutiérrez Flores, quien dedicó la partitura al francés Gabriel-Pierre Lafond. La música fue creada para recibir a delegados de Gran Bretaña y Estados Unidos en ese año. Ha tenido varias letras; la actual fue escrita para un concurso convocado en 1903 por el gobierno de don Ascensión Esquivel Ibarra, para darle al himno una letra que reflejara la idea de ser costarricense. El concurso lo ganó José María Zeledón Brenes. Fue declarado oficial en 1949, bajo el gobierno de José Figueres Ferrer.

Música del Himno Nacional[editar]

Desde el periodo Independiente de 1821 hasta el periodo Republicano, Costa Rica no tenía himno nacional. El presidente de entonces, Don Juan Rafael Mora Porras, supo de la llegada de representantes diplomáticos de Inglaterra y Estados Unidos.

Se llamó a Palacio Presidencial al Director de la Banda Militar de Costa Rica, don Manuel María Gutiérrez, un talentoso músico herediano de tan solo 24 años de edad. Cuando le dijeron que había que tocar el himno de Costa Rica, contestó que desde la Independencia de España, no existía himno nacional de nuestro país.

-Pues entonces hay que hacerlo, dijo el General Juanito Mora. Y a usted le corresponde hacerlo, como maestro de la banda militar.

El Maestro Gutiérrez supo que la tarea que se le encomendaba era muy difícil y que el tiempo que le daban era muy poco; era muy limitado.

Cap. Manuel María Gutiérrez F. (1829-1887)

En vano fue dar explicaciones. Viendo la urgencia del caso, don Juanito resolvió que el maestro Manuel María Gutiérrez guardara arresto en el Cuartel Principal y ordenó que se le proporcionara allá toda comodidad y se le facilitaran los útiles necesarios para el trabajo, de manera que no tuviera necesidad de salir sino hasta cuando hubiese terminado. Bueno, aunque hubiera querido, los militares no podían dejarlo salir, por orden del mismísimo presidente de la República.

Preso en una cárcel, obligado a componer un himno nacional, el joven Manuel María Gutiérrez pasó toda la tarde y la noche entera tratando y tratando, pero nada de lo que se le ocurría era de su agrado. Fue hasta las cinco de la mañana, después de pasar la noche en vilo, que pudo componer las notas de lo que por más de 160 años ha sido nuestro himno nacional. La música del himno se conserva hasta nuestros tiempos. Los acordes resonaron por primera vez con ocasión del arribo de las delegaciones diplomáticas de Inglaterra y Estados Unidos.

El acto se realizó en el Cuartel Principal, donde después estuvo el Teatro Raventós, que hoy es El Teatro Melico Salazar

Letra del Himno de Costa Rica[editar]

La primera letra del Himno Nacional de Costa Rica fue obra del poeta colombiano José Manuel Lleras y estrenada en 1873. Se iniciaba con la estrofa siguiente, que también servía de coro a lo largo de la interpretación:


Ciudadanos el sol de los libres
ha subido radiante al cenit:
su esplendor nos infunda el aliento
de vencer por la patria o morir.


La letra de Lleras, que era hermosa pero muy larga y llena de elogios para el entonces Presidente de Costa Rica Tomás Guardia Gutiérrez, fue pronto olvidada. En 1879 el Himno empezó a cantarse con otra mucho más breve, obra del seminarista Juan Garita y Guillén. Su texto era en extremo simplista:


Cantaré de la patria querida
El honor, libertad y esplendor
Con el alma de júbilo henchida
cantaré de la patria el honor.

En tu faz, sin afán, tus hijos vivirán
siempre unidos gozarán del honor
sin triste desdén animados irán
al clamor del honor, a la voz de libertad.


Ni la letra de Lleras ni la de Garita fueron nunca adoptadas oficialmente. Sí lo fue, en cambio, en 1888, la tercera letra del Himno, escrita por el pedagogo español Juan Fernández Ferraz, cuya primera estrofa decía:

De la patria el amor nos inspira
Elevémosle un himno triunfal
de Tirteo en la bélica lira
celebremos su gloria inmortal.

Aunque la composición de Fernández Ferraz tenía gran belleza literaria, su lenguaje era algo elevado para arraigar en el pueblo, además de que no se adaptaba bien a la música del Himno e hizo necesario hacerle ajustes a la partitura original del maestro Gutiérrez. Todo ello llevó a la decisión de sustituirla con una nueva letra, para lo cual se efectuó un concurso público en 1903. El certamen fue ganado por la composición de José María Zeledón Brenes,[1] presentada con el seudónimo de Labrador, que con pequeños cambios es la actual letra del Himno Nacional de Costa Rica, y declarada oficial el 10 de junio de 1949 por la junta de gobierno de José María Figueres Ferrer:[2] [3]

Partituras del Himno Nacional

Himno Nacional de Costa Rica

¡Noble patria!, tu hermosa bandera
expresión de tu vida nos da:
bajo el límpido azul de tu cielo
blanca y pura descansa la paz.

En la lucha tenaz, de fecunda labor,
que enrojece del hombre la faz;
conquistaron tus hijos - labriegos sencillos -
eterno prestigio, estima y honor,

¡Salve, oh tierra gentil!
¡Salve, oh madre de amor!
Cuando alguno pretenda tu gloria manchar,
verás a tu pueblo, valiente y viril,
la tosca herramienta en arma trocar.

¡Salve, oh patria!, tu pródigo suelo
dulce abrigo y sustento nos da;
bajo el límpido azul de tu cielo,
¡vivan siempre el trabajo y la paz!

En la redacción original de Zeledón, la primera estrofa decía:

Costa Rica tu hermosa bandera
Expresión de tu vida nos da:
Bajo el manto azul de tu cielo
Blanca y pura descansa la paz.

Y la última decía:

'¡Salve, oh patria!, tu pródigo suelo
dulce abrigo y sustento nos da;
bajo el límpido azul de tu cielo,
¡Tras el rayo descansa la paz!'

Curiosidades[editar]

  • Una anécdota sobre el himno dice que el compositor Manuel María Gutiérrez tuvo que componer la música del himno encerrado en una celda, por negarse a la orden que le dio el presidente Juan Rafael Mora Porras de componer el himno en veinticuatro horas.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]