Gonzalo de Salazar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gonzalo de Salazar

Gobernador de Nueva España
29 de diciembre de 1524-29 de enero de 1526
Junto a Pedro Almíndez Chirino
Predecesor Alonso de Estrada
Sucesor Alonso de Estrada

Datos personales
Nacimiento 1492
Granada, España
Fallecimiento 1564 (72 años)
Virreinato de Nueva España
Cónyuge Catalina de la Cadena
Profesión Factor
[editar datos en Wikidata ]

Gonzalo de Salazar, apodado El Gordo (Granada, España, 1492 - Virreinato de Nueva España, 1564) fue un capitán general de la Nueva España desde el 29 de diciembre de 1524 al 29 de enero de 1526.

Biografía[editar]

Gonzalo de Salazar nació en Granada, España en 1492. Fue el primer niño cristiano nacido en Granada tras la expulsión de los moros, por lo que fue colmado de premios y privilegios desde su nacimiento. Su padre fue el reconocido doctor Fernández de Guadalupe, quien fue muy cercano a los Reyes Católicos y prestó muchos servicios a la Corona. El apellido Salazar fue tomado de la madre de don Gonzalo, quien provenía de una antigua familia de nobles castellanos.

Desde su juventud fue partidario de los reyes españoles, siendo considerado un fiel servidor. Antes de viajar a Nueva España con su mujer y cuñado, luchó a favor de los reyes en la Guerra de las Comunidades de Castilla.

Contrajo matrimonio con Catalina de la Cadena y Maluenda, hermana de Antonio de la Cadena y Maluenda, descendientes de la rica Casa de Maluenda ligada al Señorío de las Medubas. Con su esposa y su cuñado se embarcó hacia la Nueva España para servir como factor de impuestos o Tesorero Real.

Salazar adquirió poder, y fue dueño de varias encomiendas en Tajimaroa (Michoacán). Su hija, Catalina de Salazar y de la Cadena, contrajo matrimonio en España con el noble Ruy Díaz de Mendoza y Arellano del Río, hijo del Señor de Morón y Gormaz. Tras darle la primera nieta a su padre, enviudó, partiendo entonces a la Nueva España y volviendo a contraer matrimonio con don Cristóbal de Oñate a quién dio ilustre descendencia. El hijo de "El Gordo", don Juan Velázquez de Salazar heredó sus múltiples encomiendas sumergidas en deudas y demandas tras la muerte de su padre.

Gobierno[editar]

Hernán Cortés viajó a una expedición en Honduras, en 1524, a su ausencia, le entregó el mando a un concejo de regencia, integrado por Alonso de Estrada, Rodrigo de Albornoz y el licenciado Alonso de Zuazo.

Salazar y Almíndez le piden a Cortés inspeccionar el concejo, éste acepta, y los envía a Ciudad de México, con la condición que Salazar y Estrada conciliaran sus diferencias, ya que su relación no era muy amigable.

Salazar llega meses después a la Ciudad de México acompañado de Almíndez, y se presentan los decretos de Cortés.

Sin embargo Estrada y Albornoz son removidos del cargo por un nuevo decreto de Cortés, y Salazar y Almíndez asumen el cargo el 29 de diciembre de 1524, proclamándose Salazar como Capitán General de la Nueva España, en una apoteósica bienvenida, dando a Cortés como muerto en la expedición.

Salazar aceptó algunos fraudes cometidos por sus amigos y sirvientes leales, lo que escandalizó a toda la ciudad, tras los sucesos, Albornoz y Estrada retornaron al concejo el 17 de febrero de 1525, formándose una verdadera polarización al interior del gobierno.

Alonso de Zuazo, el único neutral dentro del concejo, intentó mediar la situación, sin embargo, Salazar decreta arrestar a Estrada y a Albornoz, azotarlos, requisar sus bienes y entregarlos al emperador.

El 20 de abril de 1525, Salazar se proclama único gobernante en conjunto con Almíndez, éstos ordenan apresar también a Alonso de Zuazo, quién es arrestado en su domicilio, y fallece en 1527, apresado y enfermo, en Santo Domingo.

Otro decreto de Salazar, fue ordenar el azote, saqueo de casas y ahorcamiento de los organismos públicos, enviados de Cortés, y hombres nobles, haciéndose con Almíndez, los únicos funcionarios de la corona en Nueva España.

Como ya se dijo, dio por muerto a Hernán Cortés, y una mujer que desmintió el deceso fue humillada personalmente por Salazar, atemorizando a las personas presentes, Salazar ordenó grandes funerales para Cortés y fue nombrado Capitán General oficial, además decretó la formación de una nueva expedición en busca de tesoros.

Cortés fue alertado de dichas circunstancias y envió varias misivas para que la situación se arreglara, los mensajes tardan en llegar, mientras Almíndez atemoriza a la población y Salazar se lleva el dinero.

Derrocamiento[editar]

A principios de 1526 el mensajero llega a México, así, Martín Dorantes anuncia la llegada de Hernán Cortés a la Ciudad de México, para retomar su cargo, por las circunstancias.

Cortés, el 29 de enero de 1526, inició un decreto que reemplazaba a Salazar y a Almíndez por Francisco de las Casas y Pedro de Alvarado.

Salazar y Almíndez se asilan en el convento de los franciscanos, antes de llegar Cortés, la ciudad se polariza, los que apoyan a Salazar, grupo compuesto por sacerdotes, amigos, sirvientes, familiares y algunos seguidores y los que quieren la restitución de Estrada mientras vuelve Cortés.

Mientras 200 españoles se abalanzan contra el convento, los amigos de Salazar intentan asesinar a Estrada en el acto, armándose una batahola.

Finalmente los opositores empiezan a gritar ¡Viva Cortés!, a la izquierda del convento, éstos se imponen y Almíndez es arrestado junto con Salazar, ése mismo día.

Salazar se va exiliado a España, mientras en junio se forma un nuevo concejo, a cual se les fue prohibido ingresar.

Muerte[editar]

Salazar retomó el cargo de factor desde España, ya que por su fidelidad a la corona de España fue dejado en libertad luego de unos meses, regresó a Nueva España en 1540 luego de cumplir su labor de factor sin sobresaltos, aunque siempre con el recuerdo de su figura siniestra, Salazar fallece cumpliendo este labor en 1564.


Predecesor:
Alonso de Estrada, Alonso de Suazo y Rodrigo de Albornoz
Gobernador de Nueva España
1524-1526
Sucesor:
Alonso de Estrada y Rodrigo de Albornoz

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • García Puron, Manuel, México y sus Gobernantes. Ciudad de México: Joaquín Porrua, 1984.