Gil Ramírez Dávalos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Gil Ramírez Dávalos, explorador y conquistador español.

Gil Ramírez Dávalos (Baeza 1510 - Riobamba ?) fue un explorador y conquistador español.

Sus padres formaban parte de la pequeña corte que tenía Antonio de Mendoza, marqués de Mondéjar y conde de Tendilla, en cuyo palacio fue educado, y cuando este fue designado virrey de la Nueva España en 1535 le acompañó a México, donde contrajo matrimonio con dama noble y rica, que le dio hijos y falleció joven.

En México vivió dieciséis años al servicio del Marqués, guerreando contra los indios para concluir la pacificación del país. En un combate efectuado en las breñas de Nochistlán (Jalisco), recibió una pedrada en la boca que le destrozó la dentadura, afeándole el rostro. En todas las empresas llevó un contingente de criados y esclavos propios, armas y caballos. En 1546, dirigió los preparativos para la expedición al Perú, en auxilio del Pacificador Pedro de la Gasca, en lucha contra Gonzalo Pizarro, mas a última hora, se recibió una comunicación diciendo que ya no era necesaria y el viaje no se produjo.

En 1550, el Marqués fue designado Virrey del Perú. Ramírez Dávalos lo acompañó a su nuevo destino, llegando a Lima en septiembre de 1551, siendo designado mayordomo de palacio y capitán de la guardia. Un año después, Mendoza lo designó su albacea junto con Pedro de Hinojosa. Muerto el Virrey, la Audiencia le nombró Corregidor y Justicia Mayor del Cuzco para contener el descontento de los encomenderos.

Rebelión de Hernández Girón[editar]

Poco después, el capitán Francisco Hernández Girón le presentó un Memorial, que Ramírez Dávalos rompió sin siquiera leerlo. Su proceder sirvió como detonante a la insurrección que estalló la noche del 12 de noviembre de 1553, en las nupcias de Alonso de Loayza y María de Castilla. Hernández Girón entró en la vivienda de los esposos con el fin de apresar al Corregidor, quien tuvo que esconderse en el cuarto de las damas y sólo salió bajo la promesa de que se le respetaría la vida. Prisionero de los conjurados, se evadió en el camino a Lima, no sin antes enterarse que su residencia cusqueña había sido saqueada.

Luego de la derrota de Hernández Girón, Ramírez Dávalos se sometió al juicio de residencia y estuvo durante dos años en Lima, hasta la llegada del nuevo Virrey, Andrés Hurtado de Mendoza, marqués de Cañete, quien le otorgó su protección. En 1556 fue designado Gobernador de Quito, cargo que ejerció hasta 1559.


Predecesor:
Alonso de Alvarado
COA of Cuzco.jpg
Corregidor del Cuzco
1553 - 1554
Sucesor:
Sebastián Garcilaso de la Vega
Predecesor:
Rodrigo de Salazar
1547 - 1556
Escudo de Quito.svg
Gobernador de Quito
1556 - 1559
Sucesor:
Melchor Vásquez de Ávila
1559 - 1563

Referencia[editar]