Ganadería de toros de lidia Roberto Puga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Roberto Puga Castro, nacido en el Perú el 27 de junio de 1953, es el hijo menor de Rafael Puga Estrada, quien fuera destacado político y ganadero de La Pauca, prestigiosa ganadería de lidia que fundó en 1949 y que llegó a ser la más grande del Perú y del mundo, antes de su completa destrucción por causa de la reforma agraria impulsada durante el gobierno militar de Juan Velasco Alvarado.

Continuó con la vocación ganadera inmediatamente de restablecida la democracia peruana en los 80's, adquiriendo tierras y algo del poco ganado de lidia que aún quedaba las cooperativas agrarias creadas durante el gobierno militar de los 70's, fundando, en 1981, su ganadería en la finca Camponuevo, a 150 kilómetros al norte de Lima.

Poco tiempo demoró en desilusionarse de este ganado, en total decadencia por la pésima selección para cruce de ejemplares, por lo que deshaciéndose totalmente de él, viajó a España para adquirir vacas y sementales de los más afamados hierros. Así, en octubre de 1986, importó al Perú un escogido lote de 25 vacas preñadas y sus rastras con el semental #80 Esmerado de Jandilla, de los herederos de Juan Pedro Domecq Diez, y de 25 vacas preñadas y sus rastras de Torrestrella de Álvaro Domecq Diez. A este lote se agregó el semental 101 Buenarraza de Torrestrella, que había sido indultado en la limeña Plaza de Toros de Acho en 1983, y que el ganadero había adquirido ese año.

La importación de estas reses constituyó la primera realizada al Perú después de un lapso de 27 años, marcando los cimientos de la moderna ganadería peruana de toros de lidia. Buscó enriquecerla viajando repetidamente a España, entre 1988 y 1993, para traer pajillas de semen de probados sementales de ambas ganaderías matrices, consiguiendo producir y seleccionar a nuevos sementales y vacas madres, dentro del estilo y hechuras de su propio gusto, respetando siempre las características de su origen Domecq.

Los frutos se empezaron a ver en las ferias más importantes del Perú, y en Lima principalmente, en plazas donde tuvo inicialmente corridas y novilladas de éxito, aunque con algunas tardes de decepción completa, como en la cuarta corrida de abono de la Feria del Señor de los Milagros del 2012.

Entre los toros indultados resaltan el #75 Barbacana, el #1 Perdiguero, el #49 Barbalimpia y el #73 Pesetero. Y entre los que han protagonizado memorables faenas en la Plaza de Toros de Acho se cuentan al #52 Previsor (al que le cortó 2 orejas el Niño de la Capea en 1993), el #81 Bodeguero (al que Finito de Córdoba le cortó dos orejas el 2000), el #37 Rompetelas (al que El Fandi le cortó las dos orejas en 2003), el #81 Vencedor (con el que se presentó en Lima y triunfó Sebastián Castella en 2003, ganando el Escapulario de Oro) y el #21 Victorioso (al que Cesar Jiménez le cortó las dos orejas, obteniendo el Escapulario de Plata al mejor toro de ese año). En la Temporada 2004 los toros #56 Irritado y #60 Puntero a los que Miguel Angel Perera les hizo faenas de dos orejas que le valieron para ganar el Escapulario de Oro, siendo este último toro premiado con el Escapulario de Plata. En la Temporada 2005 sobresalieron los toros #85 Artista al que El Juli le cortó las dos orejas, faena con la que obtuvo el Escapulario de Oro; y los toros #57 Altanero y #73 Previsor, premiados con el Escapulario de Plata y el trofeo al toro más bravo que otorga la Asociación de Peñas Taurinas del Perú, respectivamente. En el 2008 la ganadería volvió con un gran triunfo, siendo indultado "Victorioso", sexto toro de última de abono, marcado con el número 52. El indulto se dio en manos del diestro Sebastián Castella, quien cortó las dos orejas simbólicas.

Los éxitos obtenidos por esta ganadería la han convertido en una de las más afamadas del Perú, llegando a ser entre 1997 y 2010 la base de las corrida de toros y novilladas de la tradicional Feria del Señor de los Milagros, en Lima.

Desde el año 1995 las reses de este hierro pastan en los extensos potreros de la Hacienda Montegrande, en el distrito de Salas del norteño departamento de Lambayeque. Consta la ganadería de vacas de vientre y sementales, predominando los pelos colorado, negro y burraco, típicos de su origen.

Ver[editar]

Enlaces externos[editar]