Funcionalismo (psicología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Psicología Funcional o funcionalismo se refiere a una corriente filosófica y psicológica que considera la vida mental y el comportamiento en términos de adaptación activa al ambiente por parte de la persona.[1] Como tal, proporciona las bases generales para el desarrollo de teorías psicológicas que sin embargo no facilitan por sí mismas su verificación mediante experimentos controlados y psicología aplicada.

El funcionalismo surgió en los Estados Unidos a finales del siglo XIX como una alternativa al estructuralismo.[2] Aunque el funcionalismo nunca se convirtió en una escuela formal, se construyó en base a las preocupaciones del estructuralismo por la anatomía de la mente y condujo a enfocar la atención sobre las funciones de la mente, y más tarde al conductismo.[2]

Historia[editar]

El funcionalismo fue oposición filosófica al estructuralismo predominante en la psicología de finales de siglo XIX. Edward Titchener, el principal estructuralista, dio a la psicología su primera definición como una ciencia del estudio de la experiencia mental, de la conciencia, para ser estudiada por introspección.

William James es considerado el precursor de la Psicología Funcional. También es el fundador del pragmatismo en Filosofía. Plantea que todo conocimiento si es útil tiene la característica de ser verdadero. De este modo utiliza el método experimental, no solo reduciéndose solo a la introspección sino, también, la introspección, es decir, a la observación sistemática y detallada. Se considera a John Dewey como el fundador del funcionalismo con la publicación de su artículo El concepto de arco reflejo en Psicología, publicado en 1986. , George H. Mead, Harvey A. Carr, y especialmente James Rowland Angell fueron los principales proponentes del funcionalismo en la Universidad de Chicago. Otro grupo en la Universidad de Columbia, incluidos particularmente James McKeen Cattell, Edward Thorndike, y Robert S. Woodworth, fue también considerado funcionalista, y sus miembros compartieron alguna de las opiniones de los profesores de Chicago. Egon Brunswik representa una versión más reciente y continental de funcionalismo. Los funcionalistas conservan un énfasis acentuado sobre la experiencia consciente.

Los Conductistas también rechazaron el método de introspección pero criticaron el funcionalismo porque no estaba basado en experimentos controlados y sus teorías tenían escasa potencia predictiva. B.F. Skinner fue un señalado promotor del conductismo. El no creía que considerar que la mente afecta a la conducta fuera de importancia. Esto es debido a su enfoque de considerar la conducta simplemente como un aprendizaje, como una respuesta a estímulos externos. Sin embargo, tales conceptos conductistas tienden a negar la capacidad humana para el azar, lo impredecible, la decisión para la acción. Así, el conductismo niega los conceptos funcionalistas que entienden la conducta humana como un proceso activo manejado por el sujeto. Tal vez, una combinación de ambas perspectivas funcionalista y conductista proporcionan a los científicos más valor empírico, pero, incluso así, sigue siendo filosófica y psicológicamente difícil integrar los dos conceptos, sin promover cuestiones acerca de la conducta humana. Por ejemplo, consideremos la relación entre tres elementos: el entorno humano, el sistema nervioso autónomo (nuestro responsable muscular de la agresión o la huida), y el sistema nervioso somático (nuestro control voluntario del músculo). La perspectiva conductista expone una mezcla de ambos tipos de conducta muscular, mientras que la perspectiva funcionalista se enfoca sobre todo en el sistema nervioso autónomo. Se puede argumentar que todos los orígenes comportamentales empiezan en el sistema nervioso, lo que supone un incentivo, para todos los científicos de la conducta humana, para dominar los conocimientos básicos de fisiología, algo muy bien conocido por el fundador del funcionalismo William James.

Funcionalismo Como su nombre lo indica, es una corriente enfocada a la FUNCIÓN de la mente y no tanto a su estructura. Es decir cómo interactuamos como individuos con nuestro entorno y cómo nos desenvolvemos en el medio. Un ejemplo que ilustra esta corriente es la función del corazón. Tácitamente la importancia de este órgano radica en bombear la sangre a todo el cuerpo para que funcione correctamente, no importando así si es de metal o de plástico.

Estructuralismo Este sistema fue fundado por Wunt. Se le denomina Estructuralismo por la finalidad con que fue creado, ya que sus miembros estaban preocupados por el descubrimiento de la “estructura”. Los estructuralistas emplearon el método experimental, optando por la introspección para relatar tan objetivamente como sea posible, la experiencia consciente durante el proceso de captar y juzgar los estímulos. Descubrieron que los procesos conscientes consisten fundamentalmente en tres elementos: sensaciones, imágenes y sentimientos. Asociacionismo El asociacionismo constituye un principio psicológico el cual nos dice que todo lo conocemos por medio de los sentidos, y surge la pregunta siguiente: “entonces, ¿de dónde vienen las ideas complejas, que no son directamente sentidas?”. La respuesta a esta pregunta nos proporciona el primer principio de la Asociación: “Las ideas complejas provienen de la asociación de otras más simples. El surgimiento de Gestalt, en tanto a teoría psicológica, completa el panorama de la psicología centroeuropea, junto al estructuralismo, el funcionalismo, que surgen hacia finales del siglo XIX y principios del XX, y particularmente, junto al psicoanálisis. Con fuerte acento en el idealismo trascendental kantiano, la Gestalt referirá la organización de la percepción en el sujeto a un marco estructurador de lo real a priori, esto es, independientemente de la experiencia. La noción de Gestalt, es introducida por Christian Von Ehrenfels en 1890, como “forma”, “estructura”, al descubrir que una misma melodía podría ser tocada sobre distintas notas, al tiempo que las mismas notas en distinto orden daban lugar a una tonada distinta. Siendo que la tonada se da a la percepción, sucede que la totalidad estructural, o sea, la forma, la pone el sujeto. De acuerdo con Koffka (1935), la aplicación de Gestalt, significa “determinar que partes de naturaleza pertenecen a todos funcionales, para descubrir su posición en ellos, su grado de independencia relativa y la articulación de grandes todos en sub-todos” La fórmula fundamental de la teoría Gestalt, puede ser expresada de la siguiente forma: “Hay todos cuyo comportamiento no está destinado por sus elementos individuales, sino donde los procesos parte se encuentran determinados por la naturaleza intrínseca del todo”. Es la esperanza de la teoría Gestalt el determinar la naturaleza de tales todos.

Descendientes contemporáneos[editar]

La psicología evolutiva está basada sobre la idea de que es necesario el conocimiento de los fenómenos humanos que están afectados por la evolución humana, y el de las funciones realizadas por -o relacionadas con- estos fenómenos, si se quiere llegar a un entendimiento completo de la psique humana. Incluso el proyecto del estudio evolutivo de la Consciencia es ahora un tema activo de estudio. Algunos psicólogos evolutivos fueron inspirados por las teorías de selección natural de Charles Darwin.[3]


Referencias[editar]

  1. Gary R. VandenBos, ed., APA Dictionary of Psychology (2006). Washington, DC: American Psychological Association
  2. a b "functionalism." Encyclopædia Britannica. Encyclopædia Britannica Online. Encyclopædia Britannica, 2011. Web. 08 Mar. 2011. read online.
  3. Schacter, Daniel L, Daniel Wegner and Daniel Gilbert. 2007. Psychology. Worth Publishers. pp. 26-27

Referencias Externas[editar]