Fernando José Salgueiro Maia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Fernando José Salgueiro Maia
Salgueiro Maia1.jpg
Monumento a Salgueiro Maia, Santarém.
Capitán (1970-1981)
Mayor (1981-1992)
Años de servicio 1968-1992
Lealtad Bandera de Portugal Estado Novo
Bandera de Portugal Portugal
Servicio/rama Ejército Portugués
Condecoraciones Ordem da Liberdade
Ordem da Torre e Espada
Participó en Guerra colonial portuguesa
Revolución de los claveles

Nacimiento 1 de julio de 1944
Castelo de Vide, Flag of Portugal.svg Portugal
Fallecimiento 4 de abril de 1992
Santarém, Flag of Portugal.svg Portugal

Fernando José Salgueiro Maia (Castelo de Vide, Portugal, 1 de julio de 1944 - Santarém, 4 de abril de 1992) fue uno de los capitanes del ejército portugués que lideraron las fuerzas militares durante la Revolución de los claveles, la cual determinó el final de la dictadura salazarista.

Biografía[editar]

Salgueiro Maia, como era conocido, fue hijo del ferroviario Francisco da Luz Maia y de Francisca Silvéria Salgueiro. Fue a la escuela primaria de São Torcato, Coruche, para más tarde trasladarse a Tomar y Leiria para terminar sus estudios secundarios.

En 1964 ingresa en la academia militar de Lisboa, y dos años después se presenta en la Escola Prática de Cavalaria (EPC). En 1968 estaba integrado en la 9ª compañía de Comandos, en la parte norte de Mozambique, luchando en plena Guerra colonial portuguesa. Su participación le valió el ascenso a capitán en 1970.

El mes de julio siguiente embarca rumbo a Guinea-Bissau, regresando a Portugal en 1973. A estas alturas se inician las reuniones clandestinas del Movimento das Forças Armadas, y Salgueiro Maia, como delegado de Caballería, integra la comisión coordinadora del Movimiento. Después del 16 de marzo de 1974 y del «Levantamiento de las Caldas», fue Salgueiro Maia, el 25 de abril de ese año, quien comandó la columna de blindados que, venida desde Santarém, a 100 km al norte de Lisboa, montó cerco a los Ministerios del Terreiro do Paço forzando, al final de la tarde, la rendición de Marcelo Caetano, en el Cuartel de Carmo, que entregó el gobierno a Antonio de Spínola. Salgueiro Maia escoltó a Marcelo Caetano al avión que le transportaría para el exilio en Brasil.

El 25 de noviembre de 1975 es transferido a las Azores, para volver a Santarém en 1979, donde comandó el Presídio Militar de Santa Margarida. Durante todo ese período tras la Revolución de los Claveles el capitán Salgueiro Maia insistió en continuar sus funciones como militar profesional, rechazando las propuestas para unirse a algún partido político específico, aprovechando su influencia y prestigio entre las tropas. Salgueiro Maia rechazó, a lo largo de los años posteriores a 1974, ofertas para ser miembro del Consejo de la Revolución, representante militar en cualquier embajada de su elección, gobernador civil de Santarém o pertenecer a la Casa Militar de la Presidencia de la República, aceptando sólo los cargos que le correspondieran conforme a su grado de capitán en el escalafón militar.

Placa en su homenaje en Largo do Carmo, Lisboa.

En 1981 fue ascendido a mayor y en 1984 regresó a la Escuela Práctica de Caballería. En 1983 recibió la portuguesa Gran Cruz de la Ordem da Liberdade, y en 1992, a título póstumo, el grado de Gran Oficial de la Ordem da Torre e Espada y en el 2007 la Medalla de Oro de Santarém.

En 1989 le fue detectada una dolencia que pronto se diagnosticó como cáncer. Aunque fue intervenido quirúrgicamente en 1991, falleció el 4 de abril de 1992 víctima de la enfermedad.

Frases y momentos para la historia[editar]

Durante la madrugada del 25 de abril de 1974, en la parada de la Escuela Práctica de Caballería de Santarém:

"Señores míos, como todos saben, hay diversas modalidades de Estado. Los estados sociales, los corporativos y el estado al que hemos llegado. Así, en esta noche solemne, vamos a acabar con el estado al que hemos llegado. De forma que, quien quiera venir conmigo, vamos para Lisboa y acabemos con esto. Quien sea voluntario, que salga y forme. Quien no quiera salir, se queda aquí".

Todos los 240 hombres que oyeron estas palabras, dichas de forma serena pero firme, tan característica de Salgueiro Maia, formaron de inmediato. Después recorrieron 100 km hasta Lisboa, para acabar con la dictadura.

Bibliografía[editar]

  • SALGUEIRO MAIA, Capitao de Abril, Historias da Guerra do Ultramar e do 25 de Abril. Editorial de Notícias, Lisboa, 1975 (reeditado en 1997).

Véase también[editar]