Fausto Reinaga

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Fausto Reinaga (Colquechaca, 27 de marzo de 190619 de agosto de 1994) fue un escritor e intelectual indígena boliviano.

Fausto Reinaga ―que fue bautizado con el nombre de José Félix Reinaga― nació en la aldea Macha, en el distrito Colquechaca (Bolivia), hijo de Jenaro Reinaga y de Alejandra Chavarría (tataranieta del líder indígena Tomás Katari). Ambos padres habían participado en el levantamiento en Zárate Willka (de 1898). Parte de su familia trabajaba en labores domésticas de los gerentes de la empresa minera estadounidense Patiño Mines. Reinaga aprendió a leer a los 16 años.[1]

De cuatro hermanos fue el único hijo sobreviviente, ya que sus dos hermanas mayores, siendo niñas, fueron violadas y asesinadas por terratenientes bolivianos blancos y su hermano menor Alberto murió en el servicio militar. El consejo de ancianos lo envió a estudiar a la ciudad de Oruro para prepararse a liderar su pueblo. De acuerdo con su ascendencia noble, Le dieron el nombre indio de Ruphaj Katari. Como escritor, Reinaga escogió el seudónimo de Fausto Reinaga para expresar su admiración por el Fausto del escritor alemán Goethe.

En 1957, el Partido Comunista de Bolivia lo envió a Leipzig (en la Alemania del Este) a un Congreso de Sindicatos comunistas, y de allí visitió la Unión Soviética. Después de su regreso, estuvo en un congreso comunista celebrado en Montevideo (Uruguay), donde fue detenido. Su libro El sentimiento mesiánico del pueblo ruso fue confiscado. Los comunistas no le ayudaron, por lo que tuvo que ser repatriado por la embajada de Bolivia en Montevideo. Luego entró en una crisis de conciencia, se alejó del Partido Comunista de Bolivia (que nueve años después traicionaría también al guerrillero argentino cubano Che Guevara). Viajó a Machu Picchu (sur del Perú), que había sido capital del Imperio inca, donde se dio cuenta del poder de sus antepasados.

Aproximadamente hasta 1960, Fausto fue un ardiente partidario del marxismo.

A mi regreso de Europa rompí con toda mi tradición intelectual y con toda mi producción cholista. Hubiese querido que no existiese… Es otra etapa, otro camino que he encontrado; y tengo otra meta en el horizonte. En mis obras de 1940 a 1960 yo buscaba la asimilación del indio por el cholaje blanco-mestizo. Y en las que publiqué de 1964 a 1970 buscaba la liberación del indio, previa destrucción del cholaje blanco-mestizo… y planteo la revolución india.

Fausto Reinaga, La revolución india, 1969 (pág. 463).

Reinaga se convirtió en el pionero del indianismo boliviano. El 15 de noviembre de 1962 fundó el partido PIAK (Partido de Indios Aymaras y Keswas), que más tarde se llamó PIB (Partido Indio de Bolivia).


En sus últimas obras, "La revolución india" (1970), "Tesis india" (1971), "El pensamiento amáutico" (1978), El hombre (1981), y en su última obra, "El pensamiento indio" (1991), establece la superioridad de la ideología y la filosofía de los indígenas con respecto al pensamiento occidental.

Hay que sacar a Cristo y a Marx de la cabeza del indio.

Fausto Reinaga

El Inti y la PachaMama ―a diferencia del terrorífico Jehová, respiran y rezuman amor, y hacen del hombre un ser alegre, amante del bien y la paz. La filosofía inka tiene la misión de ennoblecer la vida. La dicha, el amor y la paz son un goce social.

Fausto Reinaga, La revolución india (pág. 397), 1969[2]

Obras[editar]

Fausto Reinaga publicó más de 30 libros:[3] Su obra más importante es La Revolución India.

Sus trabajos fueron reeditados por su sobrina Hilda.

Críticas[editar]

Se le critica mucho la posición radical y su frontal desprecio a occidente, planteados en sus obras: "La podredumbre criminal del pensamiento europeo", así mismo la poca talla filosófica al atreverse a criticar a los filósofos clásicos (Aristóteles, Sócrates, Platón, etc). Sus expresiones incendiarias, en el sentido que la violencia y la ambición fueron elementos que surgieron únicamemte del pensamiento occidental, no tiene avales veraces; pareciera que desconoce los violentos enfrentamientos entre los quechuas incas y los problemas palaciegos entre sus monarcas, sobre todo Pachautec, Atahualpa o Huáscar. Tampoco las conclusiones modernas del por qué del declive de la civilización Maya (La sobreexplotación de la madera que produjo un daño ecológico). Reinaga afirmó varias veces que los habitantes autóctonos de nuestro continente no tenían las ambiciones y afanes destructivos de los invasores europeos,sin embargo eso dista mucho de la verdad, pues la codicia y el genocidio son lamentablemente atributos humanos y "No existe civilización que escape a esa tendencia.

Notas[editar]

  1. FaustoReinaga.org (sitio oficial del escritor).
  2. «El nacionalismo en Fausto Reinaga», artículo en el sitio de Estudios de Blanqueamiento y Nacionalismo Originario (Bolivia).
  3. FaustoReinaga.org (listas de libros de Reinaga).

Enlaces externos[editar]