Factor de protección solar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El factor de protección solar o índice de protección solar indica cuanto tiempo más un protector solar aumenta la capacidad de defensa natural de la piel antes de llegar a quemarse una persona, usando un producto de protección frente a un eritema o enrojecimiento de la piel previo a la quemadura. Por ejemplo, una persona de piel clara que normalmente empieza a quemarse después de diez minutos al sol, tardaría 15 veces ese tiempo con un FPS 15 (150 minutos o 2,5 horas).[1]

Existen diferentes escalas para la valoración de la protección solar, en función de la zona del espectro de la cual protegen.

Escala de los factores de protección solar[editar]

Los productos con filtros solares contienen ingredientes que absorben, bloquean y/o dispersan los rayos ultravioleta del Sol (UV). Estos productos han sido formulados para proporcionar diferentes grados de protección contra los rayos UVA, UVB e infrarrojos (IR).

El sistema numérico para medir el factor de protección solar fue establecido por la FDA (Food and Drug Administration - Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos), para medir, principalmente, la cantidad de protección que el producto ofrece contra las quemaduras solares causadas por los rayos UVB. Todavía no se ha establecido un sistema para medir la protección contra los rayos UVA.

La fotoprotección solar es fundamental para evitar lesiones cutáneas como quemaduras y con el paso del tiempo cáncer. El sol es causante en más del 75 por ciento del envejecimiento de la piel —arrugas, manchas, flacidez—. Por ello debemos estar siempre muy bien protegidos.[2]

Los rayos ultravioletas[editar]

Existen tres diferentes tipos de rayos ultravioletas, los cuales llegan a la tierra y afectan a los seres vivos dado su índice de radiación: UVA, UVB y UVC. Sólo los UVA y los UVB penetran la capa de ozono: los rayos UVA penetran la dermis e hipodermis, capas media y profunda de la piel. Los rayos UVB sólo penetran la epidermis, capa superficial de la piel, pero sus efectos son acumulativos a través de los años y está demostrado que causan el 90% de los melanomas y otros tipos de cáncer de piel. Los rayos UVA causan quemaduras, los rayos UVB causan bronceados.

La presencia e intensidad de los RUV varía durante el día. Entre las 10:00 am y 3:00 pm están presentes ambos, en mayor intensidad.

Los rayos UV traspasan ropa, vidrio; por lo cual en habitaciones muy iluminadas es necesaria la protección solar. También atraviesan nubes y son reflejados por la arena y algunas superficies. Es por esto que en días nublados y en ocasiones bajo sombra podemos broncearnos si no nos aplicamos un protector solar.[3]

Capital solar[editar]

El capital solar es el número de horas que un individuo puede exponer su piel al sol durante toda su vida. Una vez consumido comienzan los problemas cutáneos. El capital solar de cada persona está predeterminado genéticamente.

Factor adecuado[editar]

El FP, IP y SPF son el índice o factor de protección cuyo número indica el tiempo que puede exponerse la piel protegida sin quemarse frente a la radiación ultravioleta.

En la práctica, la protección de un protector solar en particular depende de factores tales como:

  • Tipos de bloqueador solar
  • El tipo de piel de la persona
  • La cantidad aplicada de protector solar y la frecuencia de aplicación.
  • Actividades realizadas durante la exposición al sol (por ejemplo, nadar lleva a la perdida del protector solar de la piel en menor tiempo).
  • Cantidad de protector solar que la piel ha absorbido

Las pieles claras son mucho más sensibles al sol que las oscuras. Se definen principalmente estos dos fototipos de piel:

  • Piel clara: piel levemente pigmentada, que se quema algunas veces y se broncea ligeramente.
  • Piel oscura: piel que no suele quemarse y que siempre se broncea.

Recomendaciones orientativas del Departamento de Sanidad y Seguridad Social según el UVI (Nivel de Radiación).

Nivel de radiación (UVI)

Piel Clara

Piel Oscura

Exposición máx. sin protección

Índice protección indicado

Exposición máx. sin protección

Índice protección indicado

0-2 (bajo)

80 minutos

15

110 minutos

8

3-5 (moderado)

40 minutos

25

60 minutos

15

6-7 (alto)

25 minutos

30

35 minutos

25

8-10 (muy alto) Verano

20 minutos

50+

30 minutos

30

11+ (extremo) Verano

15 minutos

50+

25 minutos

50+

Consejos de utilización[editar]

  • Aplíquese el fotoprotector generosamente por todo el cuerpo y cara media hora antes de la exposición solar.
  • Vuélvase a aplicarse el producto cada dos horas y después de cada baño.
  • Los fotoprotectores una vez abiertos comienzan a perder cualidades por lo que se recomienda comprar protectores solares nuevos cada año.
  • No tome el sol al medio día entre las 11,00 y las 16,00.
  • Los niños menores de tres años no deben exponerse al sol durante las horas centrales del día ni estar demasiadas horas al sol.
  • Es recomendable protegerse con sombrilla, sombrero de ala ancha y gafas homologadas con filtro UV.
  • Compruébese, si está medicándose, de que los medicamentos no sean fotosensibilizantes, pues pueden provocarle quemaduras.
  • Bébase agua en abundancia para evitar deshidrataciones.
  • Evítese usar colonias con alcohol pues pueden producir manchas.
  • Si se advierte que alguna peca o lunar cambia de color, tamaño o forma, consúltese a un dermatólogo.
  • Después de la exposición solar es recomendable el uso de una emulsión reparadora para calmar, hidratar y reestructurar la piel.

Ingredientes Cosméticos con acción de filtro ultravioleta[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Protección Solar». www.nuevadermatologia.com.ar. Consultado el 22-09-2013.
  2. «Protección Solar. Cuidarse en Verano». www.mifarmacia.es. Consultado el 22-09-2013.
  3. «Prevención y detección temprana del cáncer de piel». www.cancer.org (02-04-2013). Consultado el 22-09-2013.

Enlaces externos[editar]