Erik el Vikingo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Erik the Viking
Título Erik el vikingo
Ficha técnica
Dirección
Guion Terry Jones
Música Neil Innes
Fotografía Ian Wilson
Protagonistas Tim Robbins
John Cleese
Terry Jones
Mickey Rooney
Eartha Kitt
Tsutomu Sekine
Freddie Jones
John Gordon Sinclair
Gary Cady
Charles McKeown
Tim McInnerny
Ver todos los créditos (IMDb)
Datos y cifras
País(es) Reino Unido
Año 1989
Género cine fantástico y Cine de aventuras
Duración 106 minutos
Compañías
Productora Coproducción GB-Suecia
Ficha en IMDb

Una de las películas menos trascendentales de Monty Python,[cita requerida] Erik el Vikingo resulta ser una película cuyo género resulta difícil de encasillar. Comenzando por un escenario dramático, la película transcurre como la mejor de las sagas de aventuras, con toques de humor.

Se trata, desde luego, de una historia de amor. El amor que cree sentir Erik por la chica a la que mata en su último saqueo, y a la que perseguirá hasta el fin del mundo, hasta el que profesa por su pueblo, que le lleva a buscar la felicidad para todos representada en el fin de la era de oscuridad.

Por otro lado, el rigor histórico (con licencias disculpables), la fotografía, los exteriores, el atrezzo y todos los elementos en suma que contribuyen a dar un toque realista a la película, nos impiden desdeñarla como una película más; al contrario, Erik el Vikingo se ha convertido en una película de culto para muchos, con influentes actores como Mickey Rooney[1] o Susan Sarandon[2] y la colaboración de los alumnos de Monty Python (John Cleese, Terry Jones, Neil Innes) interpretando pequeños papeles, lo cual refuerza aún más si cabe el interés por la trama, un poco en detrimento de los actores.

Sinopsis[editar]

Erik (Tim Robbins), un guerrero vikingo, vive en un mundo inmerso en una era de vandalismo y terror, la era de Ragnarök, y junto con todo su pueblo se dedica al pillaje como medio de vida y, en cierto modo, ocio. En una incursión, descubre que se ha enamorado de la chica a la que acaba de matar, y empieza a cuestionarlo todo en un mundo en el que matar y violar forma parte de la cotidianidad.

Por consejo de la bruja de la tribu, Freya (Eartha Kitt),[3] Erik convence y reúne a un grupo de guerreros para partir hacia Asgaard, la ciudad de los dioses, a fin de conseguir la paz, expulsando al lobo Fenrir del cielo y devolviendo la vida a la tierra, pero el camino estará repleto de peligros y amenazas que obstaculizarán su objetivo.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]