Enchufe

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Enchufe de tipo C (2.5A), de origen europeo y muy usado internacionalmente (izq. clavija; der. base o toma de corriente).
Enchufe de tipo 'Schuko' 16A (izq. clavija; der. base o tomacorriente).

Un enchufe es un dispositivo formado por dos elementos, la clavija y la toma de corriente (o tomacorriente), que se conectan uno al otro para establecer una conexión eléctrica que permita el paso de la corriente.

Enchufe macho o clavija[editar]

Un enchufe macho o clavija es una pieza de material aislante de la que sobresalen varillas metálicas que se introducen en el enchufe hembra para establecer la conexión eléctrica. Por lo general se encuentra en el extremo de cable. Su función es establecer una conexión eléctrica con la toma de corriente que se pueda manipular con seguridad. Existen clavijas de distintos tipos y formas que varían según las necesidades y normas de cada producto o país.

Enchufe hembra o tomacorriente[editar]

El enchufe hembra, tomacorriente o toma de corriente generalmente se sitúa en la pared, ya sea colocado de forma superficial (enchufe de superficie) o empotrado en la pared montado en una caja (enchufe de cajillo o tomacorriente empotrado), siendo éste el más común. Constan, como mínimo, de dos piezas metálicas que reciben a sus homólogas macho para permitir la circulación de la corriente eléctrica. Estas piezas metálicas quedan fijadas a la red eléctrica por tornillos o, actualmente con mayor frecuencia, por medio de unas pletinas plásticas que, al ser empujadas, permiten la entrada del hilo conductor y al dejar de ejercer presión sobre ellas, unas chapas apresan el hilo, impidiendo su salida.

Enchufe de superficie

El enchufe de superficie ha sido, en el pasado, muy utilizado para instalaciones antiguas por su facilidad de instalación, al no precisar de obras. Sigue siendo utilizado para ampliar (a menudo de manera fraudulenta y peligrosa) las instalaciones principales, normalmente del tipo empotrado, por esas mismas razones. Existen líneas de fabricación de este tipo de producto destinadas específicamente a lugares rústicos o casas antiguas, cuyo exterior se asemeja a los primeros interruptores, y a menudo, fabricados con materiales como la porcelana o la baquelita.

Enchufe de cajillo o empotrado

En este tipo de enchufes, la mayor parte del dispositivo queda dentro de la pared, en un hueco perforado, quedando acondicionado mediante una caja de material termoplástico. El cajillo alberga la parte del enchufe donde se conectan los cables.

La parte exterior sirve para impedir el contacto con las partes con tensión y para embellecer el aspecto del dispositivo. En la actualidad, la parte exterior viene separada de la interior, incluso se suelen vender por separado. Es importante señalar que existen, en cada país, estándares de medida.

Mecanismos eléctricos[editar]

Los enchufes, interruptores, conmutadores, pulsadores y cruzamientos constituyen lo que se denominan mecanismos eléctricos. El mecanismo completo suele estar compuesto del mecanismo, tapa, bastidor y marco y cerquillo.

Los mecanismos pueden ser empotrados, de superficie, libres o, incluso, de enchufe.

Estandarización básica[editar]

Tipos de enchufe en el mundo.

Tanto los enchufes machos como los enchufes hembra se han estandarizado para favorecer la seguridad, garantía y capacidad de sustitución de los dispositivos. Cada país tiene sus propias normas de estandarización. A nivel internacional las normas ISO, en Europa las EN, y en España UNE recogen una serie de reglamentaciones. Sin embargo, existen diferencias de criterio, y aún el Reino Unido continúa teniendo diferentes tipos de enchufes que el resto de Europa. También hay problemas de estandarización a este respecto en algunos países del Este, aunque son menores.

En Europa, existen principalmente dos tipos de enchufes: el tipo C, de patilla fina y sin toma de tierra, y el tipo F, también denominado «schuko», inventado en Alemania, con dos patillas que pueden ser finas (3,2 mm de diámetro) o gruesas (4,8 mm de diámetro) y toma de tierra lateral por contacto y superior por recepción.

También existen diferencias de normalización en el tamaño de las cajas empotrables y sus dispositivos; el cajillo tradicional rectangular, originario de Estados Unidos, ha sido sustituido por un estándar europeo cuadrado.

Existen numerosos tipos de enchufes regidos por normas estándar a nivel geográfico, que dependen de numerosos factores, como la tensión, amperaje (intensidad), seguridad, etc, y que afectan al tamaño, formas y materiales empleados para su fabricación.

En la Unión Europea los enchufes domésticos funcionan con corriente alterna a 230 voltios y 50 hercios. Además, en todos los países de la Unión excepto Chipre, Irlanda, Malta y Reino Unido se utilizan enchufes de tres contactos (partes metálicas), dos a los costados y un tercero en la parte superior o inferior del enchufe. Las dos varillas conectan una fase y el neutro, y el tercer contacto el cable de tierra que conecta todas las piezas metálicas de los aparatos eléctricos con tierra para evitar posibles descargas al usuario.

Tipos de tomas de corriente[editar]

Las letras utilizadas a continuación no se corresponden con las designadas por sus respectivas normas. Las clavijas y tomas fueron asignadas al azar de esta forma por una publicación del Departamento de Comercio de Estados Unidos y desde entonces han sido utilizadas en todo el mundo para las comparaciones.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Electric Current Abroad» (PDF). Departamento de Comercio de EE. UU., International Trade Administration (2002). Consultado el 19 de mayo de 2012.
  2. Electricity around the world, WorldStandards.eu (consultado el 26 de febrero de 2013).

Enlaces externos[editar]