Emil Hácha

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Emil Hácha
Emil Hácha
Emil Hácha

30 de noviembre de 1938-14 de marzo de 1939
Primer ministro   Jan Syrový (1938)
Rudolf Beran (1939)
Predecesor Jan Syrový
Sucesor Él mismo

15 de marzo de 1939-13 de mayo de 1945
Primer ministro   Rudolf Beran (1939)
Alois Eliáš (193941)
Jaroslav Krejčí (194245)
Richard Bienert (1945)
Predecesor Él mismo como presidente de Checoslovaquia
Sucesor Edvard Beneš

Datos personales
Nacimiento 12 de julio de 1872
Trhové Sviny Bandera de Imperio austrohúngaro Austria-Hungría
Fallecimiento 26 de junio de 1945 (72 años)
Praga Flag of Czechoslovakia.svg Checoslovaquia
Cónyuge Marie Háchová
Profesión Juez
Alma máter Universidad de Praga
Firma Firma de Emil Hácha

Emil Hácha (Trhové Sviny, 12 de julio de 1872 - Praga, 26 de junio de 1945) fue un abogado checo, que en el año 1938 fue elegido como tercer presidente de Checoslovaquia, siendo además el único presidente del Protectorado de Bohemia y Moravia bajo el Tercer Reich entre 1939 y 1945.

Biografía[editar]

Juventud y carrera[editar]

Emil Hácha nació en 1872 en la ciudad de Trhové Sviny. Realizó estudios de Derecho en la Universidad Carolina de Praga. Posteriormente fue empleado de la Administración del Reino de Bohemia, cuando Bohemia era una de las provincias del Imperio austrohúngaro.

Posteriormente, pasó a ser juez en el Tribunal Supremo Administrativo de Viena, la capital del Imperio. Una vez finalizada la Primera Guerra Mundial, y tras la creación del nuevo estado de Checoslovaquia, en virtud del Tratado de Versalles, Emil Hácha pasó a ser juez en el Tribunal Superior Administrativo de Checoslovaquia, siendo nombrado en 1925 por Tomás Masaryk presidente de dicha institución. Hácha era igualmente uno de los más reputados juristas de Checoslovaquia, especialista en Derecho internacional público. Se encargó igualmente de realizar traducciones de diversas obras literarias en inglés hacia el checo, como por ejemplo Three Men on the Bummel, de Jerome K. Jerome.

Presidente de la Segunda República[editar]

Tras la firma del Pacto de Múnich y la emigración del presidente Edvard Beneš, fue elegido presidente de la segunda República Checoslovaca, el día 30 de noviembre de 1938 y pidió a Rudolf Beran que formase un nuevo Gobierno del país. Rudolf Beran era el presidente del Partido de Unión Nacional, en el que habían confluido la mayor parte de los partidos de la derecha checoslovaca.[1]

Presidente del Protectorado de Bohemia-Moravia[editar]

Visita del presidente Hácha (tercero por la derecha) a Hitler (extremo derecho). Junto a ellos se encuentran, entre otros, el ministro alemán Meisner (con gafas, junto a Hácha) y el ministro de exteriores checoslovaco Chvalkovsky (centro).

En marzo de 1939, la acción conjunta de agentes de la Alemania nazi y de nacionalistas separatistas eslovacos desembocó en una crisis política interna, que el Gobierno de Beran intentó resolver mediante el recurso a la intervención armada, el 9 de marzo de dicho año. Monseñor Jozef Tiso, presidente del Gobierno autónomo eslovaco, fue depuesto. No obstante, Adolf Hitler y Hermann Göring convocaron a Emil Hácha a Berlín, amenazándolo una vez allí con el bombardeo de la ciudad de Praga, capital de Checoslovaquia. Al borde de una crisis cardíaca, aterrorizado por la presión que ejercía Hitler sobre él, Emil Hácha se vio obligado a firmar el 15 de marzo un documento por el que aceptaba que las tropas alemanas ocupasen Bohemia-Moravia, que pasó a convertirse en un protectorado de Alemania,[2] el Protectorado de Bohemia y Moravia. Igualmente, Hácha se resignaba a ver cómo Eslovaquia pasaba a ser un país independiente.

Tras la ocupación de los restos de Checoslovaquia, al día siguiente de la firma del documento, Hácha se mantuvo en su cargo de presidente, aunque tuvo que someterse ante Hitler y ante Konstantin von Neurath, que había sido nombrado en noviembre de 1939 Reichsprotektor de Bohemia-Moravia, ejerciendo de hecho el control del país.[3] Emil Hacha protestó contra la política alemana de germanización del Protectorado, si bien hay que hacer constar que sus protestas tuvieron escasos resultados. En diciembre de 1939, Hácha entró secretamente en contacto con Beneš,[3] que se aprestaba a formar un Gobierno checoslovaco en el exilio con el apoyo de los Aliados, haciéndole saber que, junto con todo su Gobierno, se sentía solidario con la Resistencia exterior checoslovaca a los alemanes.[4]

Sin embargo, en marzo de 1940, tras la defección de su ministro de Agricultura, que se había encaminado hacia Londres para unirse allí a Beneš, Emil Hácha envió un telegrama a Hitler para reafirmar la voluntad de cooperación que inspiraba a su Gobierno. No obstante, ello no fue suficiente para Hitler, que esperaba por lo menos un juramento de fidelidad. Hácha transmitió entonces a Berlín su deseo de asistir a la victoria final de Alemania en la Segunda Guerra Mundial. Beneš reaccionó a esta declaración afirmando que se habían franqueado las fronteras del oportunismo. Posteriormente, Hácha felicitó a Hitler por su victoria en el oeste, durante la Invasión de Francia y la subsiguiente firma del Armisticio del 22 de junio de 1940.[5]

La situación en el Protectorado se degradó rápidamente tras la sustitución de von Neurath, al que Hitler consideraba demasiado suave, por Reinhard Heydrich. Hácha, que había redactado una carta de dimisión de su cargo (aunque no la había enviado), perdió todo control sobre los asuntos reales del país,[3] pasando pues a ser una mera marioneta de los alemanes. Muchos de sus colegas y amigos fueron detenidos, como por ejemplo el primer ministro Alois Eliás, fusilados o deportados a campos de concentración. La detención de Eliás tuvo lugar en septiembre de 1941, una semana después del nombramiento de Heydrich. Durante un discurso retransmitido por radio, Hácha denunció a Beneš, afirmando que éste era "el enemigo público número uno".

Tumba de Emil Hácha en el cementerio de Praga.

Después del éxito del atentado contra Heydrich organizado por los Aliados (Operación Antropoide), se organizaron manifestaciones masivas en contra de Beneš y de los políticos de Londres. El Gobierno ofreció una recompensa de 10 millones de coronas por los culpables. Esta política de colaboracionismo no iba tampoco seguida por ninguna concesión por parte de la Alemania nazi ya que, por ejemplo, Hitler recibió a Hácha y le amenazó con la expulsión de varios millones de checos fuera de Bohemia-Moravia.

Liberación del Checoslovaquia y muerte[editar]

Hácha, fallecido a la edad de 72 años, seis semanas después de la liberación de Praga por el Ejército Rojo, sigue siendo una figura controvertida en la Historia checa. Según Astrid Hofmanova, Emil Hácha es algo distinto al símbolo de colaboración con el enemigo, de traición y de timidez que parece ser. Al aceptar la función presidencial, se sacrificó en interés de la nación y del Estado.

Notas y referencias[editar]

  1. Pavel Bělina, Petr Čornej, Jiří Pokorný, Histoire des Pays tchèques, Editions du Seuil 1995, p.396
  2. Astrid Hofmanova, Emil Hácha, radio tchèque, 17/07/2002, [1]
  3. a b c Jelinek, Yeshayahu: "Bohemia-Moravia, Slovakia, and the Third Reich during the Second World War", East European Quarterly, 3:2 (1969)
  4. Werner Rings, Life with the enemy, Weidenfeld and Nicholson, 1979, p.136
  5. Life with the enemy p.138

Enlaces externos[editar]

Biografía de Emil Hácha, Radio Chequia, por Astrid Hofmanova

Precedido por:
Jan Syrový
Czechoslovakia COA medium.svg
Presidente de Checoslovaquia
30 de noviembre de 1938 - 14 de marzo de 1939
Sucedido por:
Edvard Beneš
(1945)
Precedido por:
-
Bohemia Moravia Greater Arms 1939-1945.svg
Presidente del Protectorado de Bohemia-Moravia
15 de marzo de 1939 - 13 de mayo de 1945
Sucedido por:
-