El fantasma de Canterville

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El fantasma de Canterville
de Oscar Wilde
The Canterville Ghost illustration.jpg
El fantasma de Canterville.
Ilustración de F.H. Townsend (1887).
Género cuento y Novela
Tema(s) humor, terror
Edición original en inglés
Título original The Canterville Ghost
Editorial The Court and Society Review
Ciudad Londres
País Bandera de Inglaterra Inglaterra
Fecha de publicación 1887
[editar datos en Wikidata ]

«El fantasma de Canterville» («The Canterville Ghost») es un relato, dentro del género cuento por tener un argumento simple y la historia es breve sin episodios secundarios, sin embargo se lo considera una novela corta por que el relato esta dividido en capítulos y cuenta con una multiplicidad de descripciones.Del escritor, dramaturgo y poeta británico-irlandés Oscar Wilde, publicado por primera vez en 1887 en la revista The Court and Society Review. En 1891 fue incluido en una colección de historias cortas titulada El crimen de lord Arthur Saville y otras historias. Ha sido llevado al cine y el teatro numerosas veces, y se han hecho versiones para televisión y radio. También hay varias adaptaciones musicales.

Argumento[editar]

Una familia estadounidense adquiere el castillo de Canterville, en un hermoso lugar en la campiña inglesa a siete millas de Ascot, en Inglaterra. Hiram B. Otis se traslada con su familia al castillo, pero Lord Canterville, dueño anterior del mismo, le advierte que el fantasma de sir Simon de Canterville anda en el edificio desde hace no menos de trescientos años, después de asesinar a su esposa lady Eleonore de Canterville. Pero el Sr. Otis, estadounidense moderno y práctico, desoye sus advertencias. Así, con su esposa Lucrecia, el hijo mayor Washington, la hermosa hija Virginia y dos traviesos gemelos, se mudan a la mansión, burlándose constantemente del fantasma debido su indiferencia ante los sucesos paranormales. El fantasma no logra asustarlos, y más bien pasa a ser víctima de las bromas de los terribles gemelos y en general, del pragmatismo de todos los miembros de la familia, por lo que cae en enojo y depresión, hasta que finalmente, con ayuda de Virginia (quien se apena por el fantasma), logra alcanzar la paz de la muerte. HOLA

Personajes[editar]

Principales[editar]

  • El fantasma de Canterville: es el alma en pena de sir Simón Canterville, que por trescientos años ha embrujado el castillo de su familia luego de asesinar a su esposa, lady Eleonore, justificándose en las graves falencias que tenía como esposa (entre otras, él menciona que no sabía cocinar en absoluto y que carecía por completo de belleza), y morir luego de nueve años tras desaparecer en extrañas circunstancias. Según el mismo relata a Virginia poco antes de encontrar la paz, los hermanos de lady Eleonore lo dejaron morir de hambre (luego la historia revela que esto sucedió en el sótano del castillo, donde permaneció encadenado con grilletes a una pared, cerca de un cántaro que contenía agua y un plato con comida) Se dedica a espantar a los distintos habitantes del castillo que por varias generaciones lo han ocupado, valiéndose para ello de distintos «disfraces de fantasma» (el fraile vampiro, Jonás el desenterrado, el cazador del bosque de Hogley, el esqueleto del suicida, etc.), que son descritos como si fuesen caracterizaciones teatrales.
  • Hiram B.Otis: el «ministro de los Estados Unidos», es un acaudalado empresario estadounidense, miembro del Partido Republicano de los Estados Unidos. Pragmático y decidido, no cree en fantasmas, por lo que adquiere el Castillo de Canterville y se muda a vivir allí con su familia.
  • Lucrecia Otis: de soltera, Lucrecia R. Tappan, es la esposa del Sr. Otis. Una mujer madura y guapa, de ojos hermosos y esbelto perfil. Al igual que su marido, es una mujer práctica y llena de extraordinaria vitalidad.
  • Washington Otis: hijo mayor de la familia Otis, bautizado en honor a George Washington, algo que él detesta. Rubio y buen mozo, perfectamente sensato, sus únicas debilidades son las gardenias y la nobleza. En varias ocasiones le hace jugarretas al fantasma de Canterville, quien le odia principalmente por borrar continuamente la «indeleble» mancha de sangre de la biblioteca que marca el sitio del asesinato de lady Canterville, obligando al fantasma a volver a ponerla cada noche.
  • Virginia Otis: una joven de quince años, esbelta y graciosa, de ojos azules. Monta a caballo —descrita como «una verdadera amazona»—, y es la que ayuda al fantasma de Canterville a alcanzar la paz de la muerte.
  • Los gemelos: conocidos como «Estrellas y Bandas», son dos traviesos chicos que se dedican a hacerle imposible la existencia al fantasma de Canterville jugándole continuas bromas.

Secundarios[editar]

  • Lord Canterville: es el anterior dueño del castillo y quien lo vende a Hiram B. Otis, no sin antes advertirle sobre la existencia del fantasma.
  • El duque de Cheshire: su nombre es Cecil y es el enamorado de Virginia, a quien desea desposar.
  • La señora Umney: el ama de llaves del castillo por cincuenta años, de carácter sombrío y a la antigua, queda impresionada por la facilidad con que la familia Otis no se deja asombrar por las leyendas del castillo.

Filosofía del libro[editar]

La idea principal del texto habla sobre la historia de un fantasma que vive atormentando a los habitantes de una vieja casa inglesa. Las ideas secundarias van desde la historia del propio fantasma hasta las vidas de cada uno de los habitantes de la misma. La acción se desarrolla en una mansión inglesa de finales del siglo XIX y tiene una ambientación bastante realista a pesar de que el protagonista es un fantasma. Están bien definidas las costumbres de la familia y el ambiente se mueve dentro de una mentalidad abierta con un tono misterioso, por lo que se trata de una novela fantástica y de intriga con ideas dramáticas. El fantasma, mató a su esposa hace 300 años, y los hermanos de su mujer lo dejaron atrapado en una habitación sin comida ni bebida hasta la Muerte.

El mensaje que Oscar Wilde intenta expresar por medio del libro es lo preocupantes que se tornan las estructuras del materialismo propias de los burgueses, representados aquí por la familia Otis, la cual nunca se sorprende por el comportamiento del fantasma. Al contrario, intentan "combatirlo" utilizando distintos productos modernos (detergentes, aceite para cadenas, etc.) y su vida nunca es alterada, a pesar de los reiterados esfuerzos que lleva a cabo el fantasma. Este encarna, en cierta forma, la figura del arte, porque necesita superarse constantemente y canalizarse de diferentes formas (en este caso, a través de la actuación o la pintura, en el caso puntual de la mancha de sangre en el piso). Posteriormente, al ver inútiles sus esfuerzos, busca la máxima elevación, la que supera la Vida y la Muerte: el Amor.

Cine[editar]

Las numerosas adaptaciones para el cine incluyen The Canterville Ghost (1944), dirigida por Jules Dassin, y protagonizado por Charles Laughton, Robert Young y Margaret O'Brien.[1]

Bibliografía[editar]

  • Oscar Wilde (2006). El fantasma de Canterville. Tokio: Editorial Funambulista. ISBN 8496601161. 
  • Oscar Wilde (2005). El fantasma de Canterville y otros cuentos. Bogotá: Editorial Norma. ISBN 958-04-6746-3. 

Referencias[editar]

  1. Reid, John Howard (2005) (en inglés) Movies Magnificent: 150 Must-See Cinema Classics, p. 32. Lulu.com En Google Books. Consultado el 14 de diciembre de 2013.

Enlaces externos[editar]