Efecto de sala

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Grabación de efectos sala.

Los denominados Efectos de sala también conocidos como efectos foley son aquellos efectos que buscan la recreación de sonidos que por diversos motivos no fueron recogidos en el momento de la grabación de la escena. El término foley debe su nombre al neoyorquino Jack Foley, el cual desarrollo muchas de las técnicas que ahora se llevan a cabo en esta fase de la producción sonora.

En la gran mayoría de los casos el foley se acaba convirtiendo en un arte, un arte en desarrollo. No es un proceso fácil y requiere de mucha imaginación para llevar a cabo procesos asombrosos... Como crear el sonido de un ser inexistente en el mundo real, el despegue de una nave espacial...


Los nuevos sistemas digitales nos permiten la reproducción del más mínimo detalle sonoro, primando su realismo y su definición; Por este motivo ya no hablamos de diseño de sonido sino de arquitectura del mismo. Los efectos sala (los foley) dejan de ser meros ruidos ocasionales y se convierten en auténticos decorados sonoros que acompañarán toda la acción de los personajes, hasta el más mínimo detalle. La textura del suelo por donde andan los intérpretes, la textura de los ropajes que los visten, el material del que están hechos los objetos que tocan o mueven e incluso el aire que respiran los actores son obsesiones del efectista en estos momentos.

Algunos trucos y sus intenciones[editar]

Buena parte de las cosas que vemos en una película no tienen su sonido real, aquí es donde entra en juego el papel del artista de foley , por ejemplo, cuando en una película una persona golpea a otra con fuerza se suele emplear un látigo o una revista enrollada golpeando contra el suelo, lo curioso de este ejemplo es que un puñetazo no suena como un látigo o una revista golpeando algo pero como en la gran mayoría de la películas se hace así, la costumbre hace que a penas nos llame la atención ese sonido en esa acción, para el galope de una caballo es muy común el uso de cocos chocando ,cuando en una película vemos a un ser que no existe realmente (monstruos, alienígenas...) el sonido de estos seres se consigue con la mezcla de los sonidos de animales o la modulación con pitch de un sonido no articulado de un humano (grito, gemido...).

Pero el foley no sirve solo para recrear sonidos, muchas veces se usa para enfatizar una acción o crear una sensación en el espectador, por ejemeplo, cuando hay un golpe no solo se busca la recreación del sonido con la ideas ya citadas si no que por ejemplo se le añade de forma discreta un rugido de un león para enfatizar en el subconsciente del espectador ese suceso, es muy común buscar una sensación en las películas de terror, una de las formas más comunes es con sonidos que son desagradables o ponen en alerta de forma inconsciente al espectador, es muy común para ello el sonido de avispas volando, de una serpiente deslizándose o su silvido...

Artistas de Foley[editar]

Ben burtt recreo más de 800 sonidos para Star Wars para poder adecuarlos a objetos y criaturas, Jack Donovan Foley fue el creador del foley entre sus trabajos destaca el de Espartaco, José Caldararo con películas como El secreto de sus ojos Los "foley artist" Kiku Vidal y Edgar Vidal recogen el Motion Picture Sound Editors, USA: 2008 al mejor foley por su intervención en la película "EL ORFANATO"

En España el extraordinario Luis Castro fue una eminencia durante décadas.

Curiosidad[editar]

En la película Historias de Lisboa (1994) de Wim Wenders hay escenas en las que se ve a un técnico de sonido grabando efectos sala para una película.

Como curiosidad destacar como en la película los caballeros de la mesa cuadrada se juega de forma irónica con el uso del foley y cuando se escuchan el golpeo de dos cocos en lugar de aparecer un caballo aparece un personaje chocando los dos cocos.