Economía de Túnez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Economía de Túnez
TunisAveHabibBourguiba.jpg
Túnez, avenida Habib Bourguiba.
Moneda dinar tunecino
Año fiscal año calendario
Organizaciones OMC, Unión Africana
Estadísticas
PIB (nominal) 44,7 mil millones (2012)[1]
PIB (PPA) 104,4 mil millones (2012)[1] (71º lugar.º)
Variación del PIB 2,7% (2012)
PIB per cápita 9 700
PIB por sectores agricultura 8,9%, industria 29,6%, comercio y servicios 61,5% (2012)[1]
Tasa de cambio 1,56 dinares por US$ 1 (2012)[1]
Inflación (IPC) 5,9% (2012)
IDH sin informaciones
Población bajo la línea de pobreza 3,8% (2004)
Coef. de Gini 0,400 (2005)
Fuerza Laboral 4 014 000 (2012)
Desempleo 18,8% (2012)
Industrias principales petróleo, minería (especialmente fosfato y hierro), turismo, textiles, calzados, agroindustria, bebidas[1]
Comercio
Exportaciones 17,87 mil millones (2012)[1]
Productos exportados ropas y textiles, bienes semielaborados, productos agrícolas, productos mecánicos, fosfatos y productos químicos, hidrocarburos, equipos eléctricos
Destino de exportaciones Francia 29,5%, Italia 19,3%, Alemania 10,3%, Libia 6,6% (2011)
Importaciones 23,49 mil millones (2012)[1]
Productos importados textiles, maquinaria y equipo, hidrocarburos, productos químicos, productos alimenticios
Origen de importaciones Francia 21,1%, Italia 17,6%, Alemania 8,9%, España 5%, República Popular de China 4,7%, Rusia 4,5% (2011)
Finanzas Públicas
Deuda externa (Pública y Privada) 24,49 mil millones (2012)[1]
Ingresos 10,63 mil millones (2012)[1]
Gasto público 14,43 mil millones (2012)[1]
Salvo que se indique lo contrario, los valores están expresados en doláres estadounidenses
Comparación del PIB per cápita nominal de Argelia, Mauritania, Marruecos y Túnez, durante el siglo XX, basado en World Population, GDP and Per Capita GDP, 1-2010 AD.

La economía diversificada y orientada para el mercado de Túnez ha sido citada como un ejemplo de éxito en África y en el Oriente Medio, pero ha enfrentado una serie de desafíos durante la transición política en curso en el país.[1] Después de una experiencia fracasada con políticas económicas socialistas en la década de 1960, el país embarcó en una estrategia de éxito enfocada en ampliar las exportaciones, la inversión extranjera y el turismo, los cuales se hicieron fundamentales para su economía.[1] Las exportaciones principales incluyen ahora textiles y vestuario, productos alimenticios, derivados de petróleo, productos químicos y fosfatos, y cerca de 80% de las exportaciones tienen con destino el principal cliente del país, la Unión Europea.[1] El control estatal de la economía, a pesar de aún intenso, venía siendo gradualmente reducido desde la última década, con creciente privatización, simplificación de la estructura tributaria, y un tratamiento prudente del endeudamiento.

La estrategia liberal de Túnez, así como las inversiones en educación e infraestructura alimentaron un crecimiento anual del PIB entre 4% y 5% durante décadas, mejoró la calidad de vida de la población[1] y se redujo a la inflación. El turismo y el comercio fueron elementos clave de este crecimiento sostenido. El acuerdo de asociación firmado entre Túnez y la Unión Europea entró en vigor a partir del 1 de marzo de 1998, y fue el primer acuerdo entre la UE y países mediterráneos no-europeos. Con el acuerdo, Túnez debería gradualmente remover barreras al comercio con la UE en la década siguiente. La ampliación de las privatizaciones, la mayor liberalización de la inversión, principalmente extranjera, y mejorías en la eficiencia gubernamental, eran los principales desafíos futuros. En 2008 Túnez se hizo miembro plenamente asociado de la Unión Europea, situación comparable a la de Noruega o de Islandia.

El ex-presidente Zine El Abidine Ben Ali (1987-2011) mantuvo esas políticas, pero en su gobierno crecieron lo nepotismo y la corrupción que frustraron el desempeño económico, mientras el desempleo creció entre los jóvenes graduados universitarios del país. Estas quejas contribuyeron para la caída de Ben Ali en enero de 2011, llevando la economía del país a una espiral descendiente, a la medida en que el turismo y la inversión extranjeros disminuían drásticamente.[1] A medida que la economía se recupera, el gobierno ha enfrentado los desafíos de tranquilizar empresas e inversores, traer el presupuesto y los déficits corrientes bajo control, proteger el sistema financiero del país, derrumbar el elevado desempleo y reducir las desigualdades económicas entre la región costera más desarrollada y el interior del país, más pobre.[1]

DATOS ECONÓMICOS BÁSICOS de Túnez

Estructura del PIB en 2003:

Distribución por sectores económicos del PIB total:
Agricultura, Silvicultura y Pesca: 14%.
Industria: 32%.
Industrias manufactureras y minería: 19%.
Servicios y construcción: 54%.

Fuentes[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

  1. a b c d e f g h i j k l m n ñ o CIA. «The World Factbook». Consultado el 26 de mayo de 2013.