Dríope (princesa)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Dríope (Δρυόπη en griego antiguo) es un personaje de la mitología griega. Hija única del rey Dríope (se traduce igual, pero tiene distinta grafía en griego antiguo: Δρύοπας) era pastora y cuidaba los rebaños de su padre cerca del monte Eta.

Etimología[editar]

Aunque tanto el nombre de este personaje como el de su padre han evolucionado a la forma castellana «Dríope», provienen de dos palabras distintas en griego antiguo: el nombre del padre es Δρύοψ (Driops); el de la hija, Δρυόπη (Dríope).

Leyenda principal[editar]

Dríope se hizo compañera de las Hamadríades, ninfas de los árboles. Ellas le enseñaron los himnos y las danzas que agradaban a los dioses.

Apolo la vio un día bailando en medio de los coros y se enamoró de ella, acercándose a la muchacha transformado en tortuga. Las jóvenes se pusieron a jugar con la tortuga como si fuera una pelota hasta que fue a dar sobre las rodillas de Dríope, momento que Apolo aprovechó para adoptar la figura de un serpiente y unirse a ella.

Dríope regresó a casa, pero, asustada, ocultó lo sucedido. Poco después se casó con Andremón, hijo de Óxilo, dando a luz a un hijo al poco tiempo, al que pusieron de nombre Anfiso. Al crecer, Anfiso fundó una ciudad al pie del Eta, a la que puso el nombre de este monte.

Segunda leyenda[editar]

Al ir Dríope a ofrecer un sacrificio a las Hamadríades, sus antiguas compañeras, en un templo dedicado a Apolo y construido por Anfiso, ellas la raptaron y la unieron a su grupo. En el lugar del rapto se alzó un gran álamo, y brotó un manantial del suelo.

Versión de Ovidio[editar]

Ilustración de una edición de Las metamorfosis: Dríope transformada en loto.

La versión que ofrece Ovidio en Las metamorfosis es distinta:

Siendo niño Anfiso, Dríope se fue al monte, cerca de un lago de aguas cristalinas con la intención de hacer un sacrificio en honor a las ninfas. Sin embargo, cegada por un árbol de brillantes flores, arrancó algunas para llevárselas a su hijo. Pero el árbol era la ninfa Lotis, quien se enojó y transformó a Dríope en otro árbol semejante. Unas muchachas que contaron lo sucedido fueron transformadas en pinos por indiscretas.[1]

Dríope en la Eneida[editar]

En la Eneida, Virgilio hace mención de una ninfa llamada Dríope que fue amada por Fauno.

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]

  1. Ovidio: Las metamorfosis, IX, 324 - 393.

Enlaces externos[editar]