Cueva de Sedecías

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cueva de Sedecías a comienzos del siglo XX.
Interior de la cueva.

La Cueva de Sedecías se encuentra situada en la Ciudad Vieja de Jerusalén, concretamente al este de la Puerta de Damasco, y tiene una profundidad de 300 metros bajo la parte norte de la muralla que rodea la Ciudad Vieja.

Según la leyenda, Sedecías, quien fuera el último rey bíblico de Jerusalén tras ser derrotado por los babilonios, intentó huir de Jerusalén a Jericó a través de esta cueva. No lo consiguió y fue capturado y llevado ante el rey babilonio Nabucodonosor. Éste asesinó a sus hijos delante suyo y acto seguido le arrancó los ojos (2 Reyes, 25:1-6).[1]

En la cueva hay una pequeña fuente en la parte final, y donde se evidencia que no tiene salida, llamada "lágrimas de Sedecías". Según los expertos podría haberse tratado de una cantera en la que en los tiempos de Herodes el Grande se obtuvo piedra para construir el Templo.[1]

La cueva está abierta al público para visitas salvo los viernes y los sábados.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

31°46′56″N 35°13′51″E / 31.782108, 35.23074