Correccional de mujeres

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Correccional de mujeres es una película argentina de suspenso, policial y erótica de 1986 dirigida por Emilio Vieyra y protagonizada por Julio de Grazia, Edda Bustamante, Tony Vilas, Erika Wallner, Mónica Villa y Thelma Stefani. Está basada en un hecho real.

Argumento[editar]

Cuatro chicas son detenidas por distintos actos delictivos en diversos puntos de la ciudad: Alicia Gracelli (Mercedes Alonso) de 21 años de edad por el robo en una farmacia, Elizabeth Rivas (Silvia Peyrou) de 26 años por trabajar en un Club de alterne, Martha Rigal (Vicky Olivares) de 30 años por traficar con drogas y Laura Rigueira (Edda Bustamante) de 32 años quien es acusada falsamente del asesinato de su novio (Adrián "Facha" Martel) cuando la policía la descubre empuñando el arma homicida.

Las cuatro serán condenadas y llevadas a una cárcel y allí serán recibidas por las típicas celadoras que les harán la vida imposible, excepto a una de ellas a la que la jefa de celadoras (Ana María Casó) le promete salir pronto si se porta bien con ella, [1] además de enfrentarse a Dolores (Thelma Stefani), una de las presas "líder" entre las reclusas, quien tiene un fuerte carácter y forma parte de la mafia intracarcelaria aliada al subdirector (Carlos Mena).

Tanto Elizabeth como Martha conocen a los mafiosos Francisco (Julio de Grazia) y a la Jefa de los narcotraficantes (Erika Wallner), quienes intentarán ponerlas en libertad para salvarse el pellejo mientras que, en la cárcel, Laura y Alicia se hacen amigas de Lucila Expósito (Mónica Villa), una chica confiable y simpática quien está arrestada por robar para hacer un aborto.

Cuando Martha aparece sorpresivamente ahorcada en el baño, la dirección del penal cree que se trata de un asesinato, por lo que allí hace acto de presencia un secretario del juzgado (Rodolfo Machado). Las chicas aprovechan la llegada del funcionario para hacer un motín, pero solo Elizabeth logra escapar y las demás serán trasladadas como castigo a un centro de mayor seguridad. Durante el traslado el furgón es asaltado y las chicas son conducidas a un Club de alterne donde son obligadas a ejercer la prostitución siendo, el mismo secretario, el responsable del asalto y el envío al club.

Laura, la chica que fue acusada de asesinato, logra quedarse en el primer furgón y un policía (Rubén Stella) le pide que colabore con ellos, pero ella se niega porque no la creyeron cuando dijo que ella no mató a su novio. Ella decide, luego de identificar al verdadero culpable de lo que le pasó, aliarse con Dolores para poder fugarse de la cárcel con la ayuda de Lucila y, luego, entrar en la red de prostitución en la que se encuentra el club, en donde también está el hombre que mató a su novio, Raúl (Tony Vilas). Una vez allí Laura hace todo lo posible para que la jefa de narcotraficantes le devuelva a Alicia más dinero y, cuando la jefa intenta asesinarla, ésta le saca el revólver y le exige que le entregue a la chica.

Luego de escaparse, ambas mujeres hablan con el policía y denuncian el tráfico carcelario. El subdirector termina preso y confesándolo todo, Dolores es asesinada en la cárcel por otras presas ahogada dentro de un inodoro sucio y el secretario de la cárcel termina suicidándose después de matar con su arma a su mujer enferma cuando está a punto de ser arrestado. Cuando Raúl se entera de su identidad la manda a secuestrar junto con Alicia, pero ella es rescatada por Lucila y Elizabeth. Al llegar al núcleo de encuentro de los mafiosos, Laura hace volcar el coche contra el departamento matando así a Francisco, Rubén y a la jefa de los narcotraficantes.

La historia culmina cuando vemos en los créditos qué sucedió posteriormente: la causa de Laura Regueira fue sobreseída, Elizabeth Rivas fue condenada a seis meses en suspenso y Lucila Expósito y Alicia Gracelli fueron puestas en libertad.[2]

Reparto[editar]

Recepción[editar]

Correccional de mujeres fue censurada en el momento de su estreno debido a su fuerte contenido, a pesar de estar ya catalogada "Para mayores de 18 años". Por otra parte la película fue considerada en ese entonces un fracaso tanto de crítica como de público pero, con el paso del tiempo, se la fue valorando más y actualmente es considerada como una película de culto.[3]

El film es también se ha vuelto notorio debido a que cuenta con la última actuación de Thelma Stefani, quien se suicidó unos pocos meses después del estreno de esta película lanzándose desde el balcón de su departamento.

Referencias[editar]