Controversia sobre organismos modificados genéticamente

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La controversia sobre organismos modificados genéticamente es una disputa sobre las ventajas y desventajas del uso de organismos modificados genéticamente para la obtención de alimentos y otros productos. En la disputa se encuentran involucrados consumidores, compañías biotecnológicas, organismos gubernamentales, organizaciones no gubernamentales y científicos. Las principales áreas de enfrentamiento se refieren al etiquetado de alimentos transgénicos, regulación por parte de los gobiernos, el efecto de los alimentos transgénicos en la salud y el medio ambiente, el impacto económico de los alimentos transgénicos y su papel en la lucha contra el hambre.

Actualmente existe una amplia evidencia científica de que los alimentos transgénicos no representan un peligro mayor que la comida convencional.[1] [2] [3] [4] [5] [6] No existe evidencia de que el consumo de transgénicos tenga ningún efecto perjudicial sobre la salud humana.[2] [4] [7]

Los detractores del consumo de transgénicos argumentan que no se ha evaluado convenientemente la seguridad del consumo de transgénicos y ponen en cuestión la objetividad de las autoridades reguladoras y de los científicos que argumentan que los transgénicos son seguros.

Percepción pública[editar]

En general existe un rechazo bastante amplio entre el público hacia los organismos genéticamente modificados. Este rechazo es especialmente intenso en Europa en general y Francia en particular.[8] Parte de este rechazo es explicado por las experiencias anteriores con productos como el DDT o el BPC, que en su día prometían ser revolucionarios pero tuvieron que ser retirados o su uso restringido debido a sus efectos sobre la salud y el medio ambiente. Esto ha minado la confianza del público en las autoridades reguladoras y en las compañías que introducen productos revolucionarios, especialmente alimenticios o sanitarios.[8] [9] [10]

Además, existe la sensación de que los cambios sociales y tecnológicos están acelerándose cada vez más, lo que contribuye a un aumento de la ansiedad y de la sensación de pérdida de control, lo que se manifiesta en un rechazo cuando se cambia algo básico como la comida.[9]

Existe un movimiento organizado por parte de muchos grupos activistas para conseguir una prohibición o moratoria al uso de transgénicos. Organizaciones internacionales como Greenpeace o Amigos de la Tierra incluyen a los transgénicos en su lista de actividades políticas y medioambientales mientras que otros grupos como GMWatch o el Instituto de la Ciencia en la Sociedad tienen la lucha contra los transgénicos como su única razón de ser. Este movimiento antitransgénico ha conseguido crear una sensación de miedo entre el público general, aunque también ha provocado voces disidentes.[11] [12]

Evidencia científica[editar]

Estrictamente hablando, no se puede emitir un juicio sobre los alimentos transgénicos, en general, igual que no se puede, por ejemplo, emitir un juicio sobre las medicinas. Cada organismo modificado genéticamente es evaluado individualmente para verificar su seguridad para el consumo humano y para el medio ambiente.[13] [14]

Debido a la sensibilidad de la opinión pública sobre el tema, el proceso científico es a veces distorsionado por motivos políticos y propagandísticos, usándose artículos científicos como arma por ambas partes, aunque no se hayan corroborado sus conclusiones. Uno de los primeros casos ocurrió en 1999, cuando la revista Nature publicó un artículo que sugería que el maíz Bt era tóxico para las mariposas monarca. Hubo un clamor popular contra este maíz y, a pesar de que en 2001 varios estudios probaron que el polen del maíz Bt no era tóxico para las mariposas monarca, dicha toxicidad sigue siendo usada frecuentemente como argumento.[15] Algunos científicos han lamentado que "un solo artículo con datos preliminares diera tanta munición a los activistas antitransgénicos y provocara el desvío de fondos para apaciguar el miedo".[15]

Etiquetado[editar]

En 2014 había 64 países que requieren por ley el etiquetado de todos los alimentos modificados genéticamente.,[16] entre ellos la Unión Europea, Australia, Nueva Zelanda, China e India.[17] [18] [19] En otros países, como los Estados Unidos, no se requiere el etiquetado de los productos biotecnológicos.

Organismos científicos como la Asociación Médica Estadounidense (AMA)[2] o la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia (AAAS)[1] se han opuesto al etiquetado obligatorio de los productos modificados genéticamente porque consideran que no hay ninguna evidencia de daños potenciales. Según la AMA, incluso el etiquetado voluntario de los OMG es engañoso a menos que esté acompañado de una educación enfocada al consumidor. La AAAS ha declarado que el etiquetado obligatorio "solo puede servir para confundir y alarmar infundadamente al consumidor".

Otros organismos como la Asociación Estadounidense de la Salud Pública (APHA),[20] o la Asociación Médica Británica (BMA)[21] apoyan el etiquetado obligatorio.

En 2007, un estudio sobre el efecto de las leyes de etiquetado encontró que, una vez que el etiquetado obligatorio entraba en vigor, la mayoría de las empresas dejaban de usar OMGs en sus productos. Este estudio también encontró que los costes resultaron mayores en los países exportadores que en los importadores. De hecho, países netamente exportadores como los Estados Unidos, Argentina y Canadá han adoptado estrategias de etiquetado voluntario, mientras que los importadores han adoptado como regla general, legislaciones que obligan al etiquetado.

Salud[editar]

Existe un amplio consenso científico de que las variedades de organismos transgénicos actualmente en el mercado son seguras para el consumo humano y no presentan más problemas que los alimentos convencionales.[1] [2] [3] [4] [5] [6] Hasta la fecha no se ha documentado ningún efecto perjudicial por consumo de transgénicos en la literatura científica.[2] [4] [7] Según la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia, "los alimentos derivados de organismos transgénicos no representan un peligro mayor que los mismos cultivos obtenidos por técnicas convencionales de cultivo".[1] La Asociación Médica Americana, las Academias Nacionales de la Ciencia y la Sociedad Real de Medicina han declarado que no se ha informado en la literatura científica de ningún efecto para la salud en la población humana por el consumo de transgénicos.[2] [4] [7] En 2004 se publicó el informe del Grupo de Trabajo 1 del proyecto ENTRANSFOOD, compuesto por científicos y financiado por la Unión Europea para identificar los prerrequisitos necesarios para introducir productos biotecnológicos agrarios en el mercado de manera aceptable para la sociedad. En este informe, se concluía que "los métodos existentes para la evaluación de la seguridad de los organismos genéticamente modificados (GMOs) son eficientes y garantizan que los alimentos GM que han pasado estas pruebas son tan seguros y nutricionales como los alimentos convencionales".[22]

En 2010, el Directorio General para la Investigación y la Innovación de la Comisión Europea emitió un informe en el que se aseguraba que "La principal conclusión obtenida de los esfuerzos de más de 130 proyectos de investigación, cubriendo un periodo de más de 25 años de investigación e involucrando a más de 500 grupos de investigación independiente, es que la biotecnología, y en partículas los OGM no son per se más peligrosos que, por ejemplo, las técnicas convencionales de cruce de plantas."[5]

Comparación entre el cruce convencional de variedades de plantas con la modificación genética transgénica y cisgénica.

Medio ambiente[editar]

Regulación[editar]

Efectos económicos[editar]

Las ventajas económicas derivadas de la producción de alimentos modificados genéticamente ha sido uno de los puntos fuertes de la expansión de esta tecnología. Una de las razones clave para la adopción de cultivos transgénicos por parte de los agricultores es la percepción de los beneficios económicos que les puede traer, incluso a agricultores de naciones en desarrollo.[23] [24] [25] Un estudio de 2010 por parte de científicos estadounidenses encontró que el aumento de beneficio económico debido cultivo de maíz Bt para los agricultores de cinco estados del medio oeste era de 6.900 millones de dólares durante los 14 años anteriores. Para su sorpresa, la mayoría de estos beneficios (4.300 millones de dólares) provenían de cultivos de maíz no Bt. Se especula que esto es debido a que el taladro del maíz que ataca al maíz Bt muere y quedan menos para atacar al maíz no modificado que se cultiva en las cercanías.[26] [27] Algunos economistas agrarios han calculado que "el superávit mundial [se incrementó] en 240,3 millones de dólares. De este total, la mayoría (59%) fue recaudado por agricultores estadounidenses. De los desarrolladores de genes, Monsanto recibió la mayor parte (21%), seguido por los consumidores americanos (9%), el resto del mundo (6%) y el suministrador de plasma germinal Delta and Pine Land Company (5%).""[28] Un estudio exhaustivo de 2012 de PG Economics, conlcuyó que los cultivos transgénicos incrementaron los ingresos de los agricultores globalmente en 14.000 millones de dólares en 2010, con casi la mitad de este total yendo a los agricultores de países en desarrollo.[29]

Suicidios en la India[editar]

Desde finales de los años 1990 y hasta el 2013, se han publicado varios artículos llamando la atención sobre el alto número de suicidios entre agricultores endeudados. De hecho, 290 mil agricultores se suicidaron entre 1995 y 2011.[30] Algunos estudios remontan este incremento de suicidios a principios de los 1990.[31] [32] No está clara la causa de este alto índice de suicidios aunque existen estudios que apuntan a las sequías[33] y, en general, a la mala situación económica y la ausencia de políticas de protección social por parte del Estado.[34] [35]

Aunque algunos grupos han responsabilizado al aumento de producción transgénica en la India de este hecho,[36] [37] normalmente se han basado en malas interpretaciones estadísticas o en que las semillas cosechadas no pueden ser sembradas porque carecen de vigor. La conexión entre OGM y los suicidios se considera normalmente desacreditada.[38] [39] De hecho, la ola de suicidios es anterior a la introducción del algodón Bt en la India en 2002 y las causas son principalmente socio-económicas.[40] [41]

Análisis estadísticos de los datos proporcionados por el gobierno indio (publicados en Nature) llevan a la conclusión de que la introducción del algodón transgénico en el 2003, no impactó en el número de suicidios.[42] [43]

Rendimiento[editar]

Existe un debate abierto sobre si los cultivos transgénicos son o no más eficientes que sus equivalentes convencionales. Las variedades comercializadas actualmente reducen de forma significativa las pérdidas por plagas y malas hierbas.[44] [45] Sin embargo se encuentran en estudio variedades de plantas y animales enfocados al aumento directo de la productividad, como el salmón AquAdvantage, con un gen añadido para producir hormona del crecimiento y cuya aprobación por la FDA se encuentra en las fases finales.[46]

Aunque existen algunos estudios científicos que no han encontrado diferencias en productividad o menor productividad en las plantaciones transgénicas,[47] la mayoría de trabajos concluyen que sí existen dichos incrementos.[48] [49] De media, los agricultores de los países desarrollados consiguieron aumentos de productividad del 6%, mientras que en los países en vías de desarrollo, la productividad aumentó un 29% de media. La necesidad de roturación es entre un 25 y un 58% menor en la soja transgénica con resistencia a herbicidas, los requerimientos de insecticidas son entre un 14 y un 76% menor en los cultivos con el gen Bt, y un 72% de los granjeros a nivel mundial han experimentado mejoras ecónomicas en sus plantaciones. En el caso de los cultivos resistentes al glisofato se obtiene, además, el beneficio de que se pueden plantar las plantas más densamente, ya que no es necesario controlar las malas hierbas que aparecen tras la roturación.[50]

Los críticos de los transgénicos se muestran en desacuerdo con estos resultados y niegan el aumento de productividad, atribuyéndolo a mejoras en la tecnología e incluso atribuyen a algunos transgénicos menores productividades.[51] [52]

Referencias[editar]

  1. a b c d American Association for the Advancement of Science (AAAS), Board of Directors (2012). Legally Mandating GM Food Labels Could Mislead and Falsely Alarm Consumers
  2. a b c d e f American Medical Association (2012). Report 2 of the Council on Science and Public Health: Labeling of Bioengineered Foods
  3. a b World Health Organization. Food safety: 20 questions on genetically modified foods. Accessed December 22, 2012.
  4. a b c d e United States Institute of Medicine and National Research Council (2004). Safety of Genetically Engineered Foods: Approaches to Assessing Unintended Health Effects. National Academies Press. Free full-text. National Academies Press. See pp11ff on need for better standards and tools to evaluate GM food.
  5. a b c A decade of EU-funded GMO research (2001-2010) (PDF). Directorate-General for Research and Innovation. Biotechnologies, Agriculture, Food. European Union. 2010. p. 16. doi:10.2777/97784. ISBN 978-92-79-16344-9. 
  6. a b Other sources:
  7. a b c Key S, Ma JK, Drake PM (June 2008). «Genetically modified plants and human health». J R Soc Med 101 (6):  pp. 290–8. doi:10.1258/jrsm.2008.070372. PMID 18515776. 
  8. a b Bonny, S.. «Why are most Europeans opposed to GMOs? Factors explaining rejection in France and Europe». Electronic Journal of Biotechnology. http://www.ejbiotechnology.info/content/vol6/issue1/full/4/bip/. 
  9. a b Hunt, Lesley (2004). «Factors determining the public understanding of GM technologies» (Review Article). AgBiotechNet 6 (128):  pp. 1–8. http://www.ctu.edu.vn/~dvxe/doc/Factors%20determining%20%20understandingGMO.pdf. 
  10. Lazarus, Richard J (1991). «The Tragedy of Distrust in the Implementation of Federal Environmental Law». Law and Contemporary Problems 54 (4):  pp. 311–74. doi:10.2307/1191880. http://scholarship.law.duke.edu/lcp/vol54/iss4/10. 
  11. Artículo sobre GMO del ex-activista antitransgénico Mark Lynas]
  12. [1] Mark Lynas pide perdón por su activismo antitransgénico]
  13. Normativa sobre organismos genéticamente modificados en Chile.
  14. Normativa europea sobre transgénicos.
  15. a b Emily Waltz for Nature News. September 2, 2009 GM crops: Battlefield Nature 461, 27-32 (2009)
  16. O'Connell, Elizabeth. 64 countries around the world label GE food GMO INSIDE. May 13, 2013, accessed November 13, 2013.
  17. REGULATION (EC) No 1829/2003 OF THE EUROPEAN PARLIAMENT AND OF THE COUNCIL of 22 September 2003 on genetically modified food and feed.
  18. Food Standards Australia New Zealand (2012). «Labelling of GM Foods». Consultado el 2013-03-14.
  19. Anne Sewell for the DIgital Journal. Jan 11, 2013 GMO labeling signed into law in India
  20. AMERICAN PUBLIC HEALTH ASSOCIATION (2001) Support of the Labeling of Genetically Modified Foods Policy Number: 200111
  21. British Medical Association Board of Science and Education (2004). Genetically modified food and health: A second interim statement. March.
  22. CORDIS - Community Research and Development Information Service. 2005-01-06 EU project publishes conclusions and recommendations on GM foods
  23. Economic Impact of Transgenic Crops in Developing Countries. Agbioworld.org. Retrieved 8 February 2011.
  24. Areal, F. J.; Riesgo, L.; Rodríguez-Cerezo, E. (2012). «Economic and agronomic impact of commercialized GM crops: A meta-analysis». The Journal of Agricultural Science 151:  pp. 7. doi:10.1017/S0021859612000111. 
  25. Finger, Robert; El Benni, Nadja; Kaphengst, Timo; Evans, Clive; Herbert, Sophie; Lehmann, Bernard; Morse, Stephen; Stupak, Nataliya (2011). «A Meta Analysis on Farm-Level Costs and Benefits of GM Crops». Sustainability 3 (12):  pp. 743. doi:10.3390/su3050743. 
  26. Hutchison WD, Burkness EC, Mitchell PD, Moon RD, Leslie TW, Fleischer SJ, Abrahamson M, Hamilton KL, Steffey KL, Gray ME, Hellmich RL, Kaster LV, Hunt TE, Wright RJ, Pecinovsky K, Rabaey TL, Flood BR, Raun ES (October 2010). «Areawide suppression of European corn borer with Bt maize reaps savings to non-Bt maize growers». Science 330 (6001):  pp. 222–5. doi:10.1126/science.1190242. PMID 20929774. Bibcode2010Sci...330..222H. 
  27. Karnowski, Steve High-Tech Corn Fights Pests at Home and Nearby Sci-Tech today, 8 October 2010. Retrieved 9 October 2010.
  28. Falck-Zepeda, José Benjamin; Traxler, Greg; Nelson, Robert G. (2000). «Surplus Distribution from the Introduction of a Biotechnology Innovation». American Journal of Agricultural Economics 82 (2):  pp. 360–9. doi:10.1111/0002-9092.00031. 
  29. Brookes, Graham and Barfoot, Peter (May 2012) GM crops: global socio-economic and environmental impacts 1996-2010 PG Economics Ltd. UK, Retrieved 3 January 2012
  30. 2.90 lakh farmers committed suicide during 1995-2011: Government. The Economic Times. 31 de agosto de 2012. http://articles.economictimes.indiatimes.com/2012-08-31/news/33521331_1_agrarian-reasons-bankruptcy-or-sudden-change-change-in-economic-status. 
  31. Meeta and Rajivlochan (2006) Farmers suicide: facts and possible policy interventions, Yashada, Pune.
  32. Glocal Hyperreal and the Sad Demise of the Corporeal: An Obituary
  33. The Associated Press (28 August 2009). «Indian farmers faced with debt and drought turn to suicide, leaving families helpless in the fields». Daily News. Consultado el 28 June 2013. 
  34. Staff, InfoChange August 2005. 644 farmer suicides in Maharashtra since 2001, says TISS report
  35. Dandekar A, et al, Tata Institute. Causes of Farmer Suicides in Maharashtra: An Enquiry. Final Report Submitted to the Mumbai High Court March 15, 2005
  36. Belen Fernandez (8 de diciembre de 2012). Dirty white gold. Al Jazeera. http://www.aljazeera.com/indepth/opinion/2012/12/201212575935285501.html. 
  37. Leah Borromeo (27 de noviembre de 2012). Why are Indian farmers committing suicide over their debts?. New Statesman. http://www.newstatesman.com/world-affairs/2012/11/why-are-indian-farmers-committing-suicide-over-their-debts. 
  38. Abid, R. (1 January 2013). «The myth of India’s ‘GM genocide’: Genetically modified cotton blamed for wave of farmer suicides». National Post. Consultado el 28 June 2013. 
  39. Ghosh, P. (2 May 2013). «India Losing 2,000 Farmers Every Single Day: A Tale Of A Rapidly Changing Society». International Business Times. Consultado el 28 June 2013. 
  40. «Doubts surround link between Bt cotton failure and farmer suicide : Article : Nature Biotechnology». Consultado el 2013-05-06.
  41. Guillaume P. Gruère, Purvi Mehta-Bhatt and Debdatta Sengupta (2008). «Bt Cotton and Farmer Suicides in India: Reviewing the Evidence». International Food Policy Research Institute.
  42. Case studies: A hard look at GM crops. Nature. 01 de mayo de 2013. http://www.nature.com/news/case-studies-a-hard-look-at-gm-crops-1.12907. 
  43. Guillaume Gruèrea & Debdatta Senguptaa (2011). Bt Cotton and Farmer Suicides in India. 47, Issue 2. The Journal of Development Studies. http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/00220388.2010.492863#.UaA8dj8l_vg. 
  44. Kaphengst, Timo; Nadja El Benni; Clive Evans; Robert Finger; Sophie Herbert; Stephen Morse; Nataliya Stupak (2010). «Assessment of the economic performance of GM crops worldwide». Report to the European Commission, March 2011.
  45. Wesseler, J. (ed.) (2005): Environmental Costs and Benefits of Transgenic Crops. Dordrecht, NL: Springer Press
  46. Katia Moskvitch (23 January 2013). «Salmon steak from GM fish could soon be on your plate». BBC News. 
  47. Guanming Shi, Jean-Paul Chavas & Joseph Lauer (February 2013). «Commercialized transgenic traits, maize productivity and yield risk». Nat. Biotechnol. 31:  pp. 111–14. doi:10.1038/nbt.2496. 
  48. Carpenter JE (April 2010). «Peer-reviewed surveys indicate positive impact of commercialized GM crops». Nat. Biotechnol. 28 (4):  pp. 319–21. doi:10.1038/nbt0410-319. PMID 20379171. 
  49. Carpenter, Janet (2010) Peer-reviewed surveys indicate positive impact of commercialized GM crops Slide presentation of article in Nature Biotechnology, 28, 319 – 321 (2010). Retrieved 25 October 2010.
  50. «Roundup Ready soybean trait patent nears expiration in 2014». Hpj.com. Consultado el 2013-05-30.
  51. Do GM Crops Really Have Higher Yields?
  52. Guanming Shi, Jean-Paul Chavas & Joseph Lauer (February 2013). «Commercialized transgenic traits, maize productivity and yield risk». Nat. Biotechnol. 31:  pp. 111–14. doi:10.1038/nbt.2496.