Colegio de Nuestra Señora de la Antigua (Monforte de Lemos)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Colegio de Nuestra Señora de La Antigua.

El Colegio de Nuestra Señora de La Antigua está en Monforte de Lemos (Lugo, España). Construido en estilo Herreriano, es conocido a menudo como El Escorial gallego por ser una de las pocas manifestaciones de este estilo en esta comunidad.

Su fundador fue el cardenal Rodrigo de Castro, quizás el último gran príncipe eclesiástico del Renacimiento en España, Arzobispo de Sevilla, benefactor de Monforte y mecenas de las artes.

El colegio fue Real Seminario de Estudios hasta 1773 y germen de la Universidad, ostentando hasta siete cátedras en un momento en que apenas estaban implantadas en la provincia. Primero fue regentado por los jesuitas. La Pragmática Sanción de 1767 expulsó a los jesuitas de España y eliminó los símbolos que recordaran su estancia en el país, lo cual se puede constatar observando el espacio en blanco que dejó su escudo tras ser retirado del retablo de Francisco de Moure. A mediados del siglo XVIII pasó a manos de la Familia de Alba, que lo cedió en 1873 a los Padres Escolapios.

Rodrigo de Castro, estatua orante, por Juan de Bolonia.

Patrimonio[editar]

La iglesia tiene un impresionante retablo de madera esculpido por Francisco de Moure y, tras la muerte de este, su hijo. A un lado del retablo hay una estatua orante del cardenal Rodrigo de Castro, hecha por Juan de Bolonia. La estatua, colocada sobre los restos del cardenal, está enfrente de un cuadro de Nuestra Señora de Antigua. Detrás del cuadro está la sepultura de la madre del cardenal.

El colegio tiene dos claustros y parece estar inacabado en su ala oeste.

Cuenta con una pinacoteca en la que destacan varios grecos. Sobresalen el San Francisco, que parece preguntarse sobre la vida y la muerte mientras sostiene un cráneo,

San francisco, obra de El Greco.

y el San Lorenzo, uno de los pocos cuadros de devoción que pintó a su llegada a Toledo, donde lo adquirió Rodrigo de Castro en sus tiempos de inquisidor.

Hay cinco obras del manierista Andrea del Sarto, Santa Margarita de Corton, Santa Inés, Santa Catalina de Alejandría, San Pedro y San Juan Bautista. Del cuadro La Adoración de los Reyes de Hugo van der Goes sólo queda una copia, ya que fue vendido en 1913 al Staatliche Museen de Berlín por un millón doscientas mil pesetas que permitieron terminar las obras del colegio. La pinacoteca se completa con dos obras de la escuela compostelana, La Muerte y El Juicio Final, y un retrato anónimo del cardenal Rodrigo de Castro.

El museo tiene varios incunables y manuscritos, entre ellos una copia incompleta del Libro de la caza de aves, tratado de cetrería escrito por Pedro López de Ayala durante su cautiverio en Portugal, además de objetos personales del cardenal.

Destaca la escalera monumental construida entre 1594 y 1603 en el ala este. Sus tres arcadas, sin apoyos aparentes, soportan trece, nueve y trece escalones. Los peldaños están labrados en una sola pieza de granito de gran calidad. En el suelo hay un dibujo de la proyección del claustro de los escudos, trazado para su construcción.

Escalera Monumental. Un ingenioso juego de fuerzas la sostiene sin apenas puntos de apoyo.

El Terremoto de Lisboa de 1755 resquebrajó la cúpula del colegio y derribó varias alas de los ángeles que la flanquean, agrietó la gran cúpula y dañó la escalera monumental, lo cual permitió que los especialistas estudiaran el ingenioso juego de fuerzas que la mantiene en el aire. Algunas señales del cataclismo permanecen en la actualidad.