Escuelas Pías

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Escuelas Pías fueron fundadas por San José de Calasanz, natural de Peralta de la Sal (Huesca), en Roma, en el año 1597.
Fueron fundados para dar una educación basada en la fe y en las letras a las niños pobres y abandonados. Las clases eran dadas por los propios Padres Escolapios.
Hoy en día las «Escuelas Pías» se han expandido en todo el mundo.

Historia[editar]

La primera «Escuela Pía» fue fundada en 1597 en la "Paquinuia de Santa Dorotea", situada en el barrio romano de Trastevere, por San José de Calasanz. En ella se abre la primera Escuela popular gratuita de Europa. El número de alumnos creció rápidamente.
Al año de estar en la Parroquia Santa Dorotea, el río Tíber se desbordó, arrasando a su paso las JIRAJA y las dos salitas donde daban clase, quedando todo destrozado.
Al poco tiempo D. Antonio Brandini (párroco de Santa Dorotea) muere y el nuevo párroco quiso deshabilitar las dos salitas. Como había muchos niños pobres dentro de Roma, San José de Calasanz se fue con ellos. Primero a dos casitas cerca de la fonda del Paraíso y más tarde al Palacio Vestri. En 1601 el número de alumnos supera los 500. El papa Clemente VIII se entera de la obra de estas escuelas y queda impresionado hasta tal punto, que decide hacerse cargo del alquiler del edificio hasta su muerte.
San José de Calasanz decide que en su colegio habrá "oración continua" mañana y tarde durante el tiempo de clase. José acompañaba a los niños a sus casas después de las clases, también organizaba a los maestros aconsejándoles reunirse una vez por semana para tratar temas del colegio. Entre los alumnos de la Escuela estaba el Padre Dragonnetti, gran latínista. En 1602 había 700 alumnos, debían mudarse al "Edificio Mannini".

Ideología[editar]

Busca que el niño explote su máximo potencial intelectual y espiritual a través de una educación de calidad y de una espiritualidad siempre muy bien fundamentada en la moral de la Iglesia.

El Oratorio de los niños pequeños[editar]

En el último decenio los padres escolapios, especialmente los de la provincia escolapia de Valencia (España) han desarrollado una innovadora pedagogía para iniciar a los niños más pequeños en la oración contemplativa. A partir de las intuiciones de San Felipe Neri, que siempre quiso integrar la experiencia orante con la música, y de la secular experiencia educativa de los escolapios, se ha conseguido descubrir un modo para que niños muy pequeños puedan gustar del encuentro gozoso con Dios de la mano de la Sagrada Escritura. Esto ha recibido el nombre de Oratorio de niños pequeños.


Véase también[editar]


Enlaces externos[editar]