Clima alpino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Circo y cima de Peñalara, a una altitud de más de 2.000 msnm (Sierra de Guadarrama, España), zona de clima alpino.

El clima alpino corresponde a las características climáticas de los territorios situados por encima de la línea de vegetación arbórea. Se caracteriza por una menor temperatura conforme aumenta la altitud; esta característica se debe a la tasa adiabática del aire, que tiende a expandirse y disminuir su temperatura a altitudes elevadas. Esta tasa de enfriamiento se desglosa en:

  1. La relación ambiente de la atmósfera, que es el proporción a la que el aire se enfría a medida que se gana altitud.
  2. La tasa seca adiabática, es de unos -10° por cada 1000 metros de subida.
  3. La tasa húmeda adiabática, es de unos -6° por cada 1000 metros de subida.

La primera relación se usa para describir la temperatura del aire circundante a través del cual está pasando el aire ascendente. La segunda y tercera proporción son las referencias para una masa de aire que está ascendiendo en la atmósfera. La tasa seca adiabática se aplica a aire que está por debajo del punto de rocío, por ejemplo si no está saturado de vapor de agua, mientras que la tasa húmeda adiabática se aplica a aire que ha alcanzado su punto de rocío. El enfriamiento adiabático es una causa común de la formación de nubes.

Véase también[editar]