Cerro del Cubilete

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estatua de Cristo en el Cerro del Cubilete.

El cerro del Cubilete es una montaña en el municipio de Silao, en el estado de Guanajuato. En su cima se encuentra el monumental Cristo de la Montaña, construido en los años de 1940, pero un monumento anterior data de la década de 1920. En 1928 el monumento fue bombardeado y dinamitado por órdenes de Plutarco Elías Calles.

Ubicación[editar]

El cerro se ubica a 42 kilómetros por carretera de la ciudad de Guanajuato y, aproximadamente, a 20 kilómetros de Silao. Tiene una altura de 2579 metros sobre el nivel del mar.

Historia del Cristo[editar]

El cerro del Cubilete perteneció a la hacienda de Chichimequillas, propiedad del abogado y diputado constituyente José Natividad Macías Castorena, el cual donó los terrenos en los cuales se asienta el monumento actual. Natividad Macías, que ocupó varios puestos en el gabinete de Venustiano Carranza, durante la revolución, fue perseguido por la fracción obregonista que lo obligó al destierro. En Silao, era conocida su relación con el obispo Valverde y Téllez, impulsor del proyecto de construcción del monumento, y seguramente peticionario de la donación. Ésta se logró, no obstante la lejanía del constituyente moderado, del radicalismo religioso y gubernamental, imperantes en ese momento histórico.

Poco después de que el obispo Valverde y Téllez celebró una misa en el cerro, el sacerdote Eleuterio de María Santísima Ferrer promovió colocar una placa conmemorativa, la idea se consolidó para añadir también una imagen del Sagrado Corazón de Jesús. El proyecto fue aceptado por el obispo, quien asistió al lugar el 12 de marzo de 1920 para colocar la primera piedra y el 11 de abril para celebrar la primera deficación. En octubre, durante las celebraciones del 25° aniversario de la coronación de la virgen de Guadalupe, el episcopado de México decidió hacer aún más monumental la obra, los trabajos correspondientes se iniciaron el 11 de febrero de 1923. En esta ocasión, la colocación de la primera piedra la hizo el nuncio apostólico, monseñor Ernesto E. Filippi,[1] lo cual le valió la expulsión del país.[2] Los trabajos fueron suspendidos debido a las políticas implementadas por el gobierno de Plutarco Elías Calles que consideraron la construcción como un desafío a su autoridad. El 30 de enero de 1928 el lugar fue dinamitado.[3]

Construcción actual[editar]

Una vez terminada la guerra Cristera, el arzobispo de Guadalajara, José Garibi Rivera, gestionó con el gobierno de Manuel Ávila Camacho la reconstrucción del monumento, de esta forma el obispo Valverde y Téllez colocó la primera piedra el 11 de diciembre de 1944. Valverde murió en 1948 cuando la construcción estaba muy avanzada. Finalmente, el 11 de diciembre de 1950, la obra fue inaugurada y bendecida por el obispo Manuel Martín del Campo Padilla.[3]

El edificio actual sirve de base a la gigantesca estatua que mide 20 metros y pesa 80 toneladas siendo esta estatua de Cristo la más grande del mundo hecha de bronce y no concreto o mármol como las de otros lados, realizada por el escultor mexicano Fidias Elizondo.[3] El actual monumento a Cristo Rey fue construido por dos arquitectos mexicanos: Nicolás Mariscal y Piña (autor del proyecto) y José Carlos Ituarte González, iniciándose la obra en 1944; Mariscal edificó antes una capilla a la misma advocación en un costado de la catedral de León, Guanajuato; y José Carlos Ituarte González construyó el templo expiatorio del Sagrado Corazón de Jesús, en la misma ciudad. El ingeniero residente y responsable operativo de la construcción fue el ingeniero Carlos Olvera Perez. Todo el edificio y también la imagen de Cristo siguen la tendencia llamada art déco. Este estilo puede verse en la planta, los alzados y en todos los materiales utilizados. En el interior, sobre una plataforma circular de tres gradas, está la mesa del altar y sobre ésta, en señal de realeza, cuelga una gran corona metálica, enfatizando la bóveda circular hecha con anillos y nervaduras. En los huecos de la misma, placas de mármol de Cali que por su delgadez filtran la luz natural.

En el exterior, el edificio funciona como base la estatua; el Cristo Rey con los brazos abiertos y dos ángeles que se hincan a sus pies le presentan la corona de espinas y una corona real. Desde la plaza de acceso puede admirarse una amplia vista del bajío guanajuatense.

En la cultura popular[editar]

El santuario del Cristo es uno de los más visitados de México, después de la basílica de Santa María de Guadalupe y de la de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos.[1] José Alfredo Jiménez hace mención al Cristo y la montaña en su canción “Caminos de Guanajuato”. Cada 5 de enero se celebra una misa en el patio de la iglesia donde suelen acudir miles de cabalgadores con sus estandartes representando a sus poblados, asimismo se hace una representación de los reyes magos y el niño Jesús. Asimismo, cada primer domingo del mes de octubre visitan el sitio es visitado por miles de personas provenientes, principalmente, de las ciudades de León y de San Luis Potosí.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Cristo Rey del Cubilete en Silao, Guanajuato». México Desconocido. Consultado el 11 de julio de 2013.
  2. Aboites, 2010; 607
  3. a b c Rives, Paloma (28 de marzo de 2012). «Breve historia del monumento a Cristo Rey en el cerro del Cubilete». Tradición Católica. Consultado el 11 de julio de 2013.

Bibliografía[editar]

  • Aboites, Luis; Loyo, Engracia (2010). «La construcción del nuevo Estado, 1920-1945». En Erik Velásquez García et al. Nueva historia general de México. México: El Colegio de México. pp. 595-652. ISBN 978-607-462-179-2. 

Enlaces externos[editar]




Coordenadas: 21°0′42.5″N 101°22′8.1″O / 21.011806, -101.368917