Caso Pomar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Caso Pomar se caratuló a la desaparición de una familia argentina que inició un viaje el sábado 14 de noviembre de 2009 desde la localidad de José Marmol rumbo a Pergamino (Provincia de Buenos Aires) y nunca arribaron a destino. La familia estaba compuesta por Fernando Pomar, su esposa Gabriela Viagrán, sus hijas Candelaria y Pilar. Estuvieron desaparecidos 24 días. El caso conmovió al país y ocupó los principales diarios y noticieros. El descenlace fue trágico para la familia Pomar ya que sus restos fueron hallados el martes 8 de diciembre de 2009, después de sufrir un accidente automovilístico.[1]

Los hechos[editar]

Desaparición[editar]

Un video filmado por la cámara de seguridad de un puesto de peaje registró el paso de un automóvil marca Fiat Duna Weekend, color rojo, con la familia a bordo cerca de la ciudad de Luján a las 20:07 (hora argentina) del 14 de noviembre, este hecho derivó en un rastrillaje realizado por la policía tratando de dar con el paradero de la familia, sin ningún resultado.

Más adelante, un nuevo video de una cámara de seguridad de otro peaje registró a la familia.

Un hijo de un matrimonio anterior de Gabriela quedó a cargo de una familia amiga. Jorgelina, integrante de esta familia, especuló que si el caso es una fuga no hubiesen dejado a Franco (el hijo) a cargo de ellos ya que ella "es una madraza".

Luis se encontraba desocupado, había concertado una entrevista laboral para el lunes 16 en Pergamino.

Testimonios de testigos y otra filmación tomada en una estación de servicio de Villa Regina (provincia de Río Negro) afirman haberlos visto en esa provincia a bordo de un auto color rojo. Un pariente directo de la familia reconoció al padre de la familia en el video.

A través de las grabaciones de video y de los mensajes de texto que mandó la familia a sus parientes en diferentes horarios hicieron pensar a los investigadores que el auto iba lento, a unos 80 kilómetros por hora aproximadamente y que en un tramo de la ruta fue en donde desaparecieron misteriosamente.

Las seis hipótesis[editar]

Los investigadores del caso tenían seis conjeturas acerca del destino de la familia:

Están fuera del país

Esta teoría es improbable porque se encontraron los documentos de identidad de las menores en la casa. Indocumentadas no podrían haber pasado por ninguna aduana. Además, realizaron llamadas a celulares de los familiares avisando que ya estaban arribando a destino.

Escaparon debido a las deudas

La casa estaba en venta, el padre desocupado desde mayo no podía abonar la hipoteca. Se pensaba que existía la posibilidad de que el prestamista que le haya facilitado el dinero sea alguien peligroso.

Drama pasional

Se pensó que el padre pudo haber asesinado a su familia. Hay testigos que afirman que habían desencuentros, pero que no eran tan extremos. Incluso podría haber sido alguna expareja quien hubiera cometido el crimen, pero los cuerpos debieron haber aparecido enseguida.

Secuestro

De tratarse de un secuestro, sus captores tendrían que haber pedido rescate. De tratarse de un secuestro express, sus cuentas bancarias tendrían que estar sin fondos, los periodistas generaron la hipótesis de una conexión de Fernando Pomar, que era químico, con el Cártel de Sinaloa (México).

Accidente

Fue la verdadera causa de muerte de los Pomar, aunque luego de intensivos rastrillajes terrestres y aéreos por las rutas por donde se suponía que circularían los Pomar, esta hipótesis quedó prácticamente descartada por las autoridades policiales al no obtener ni siquiera pistas de la familia en cuestión, y enfocaron su búsqueda en los ríos y arroyos de la zona, suponiendo un homicidio.

Asalto

En este caso, el auto hubiese estado en un desarmadero y ellos secuestrados o muertos, pero no había testigos.

Trabajos sociológicos como el de Maximiliano E. Korstanje sugieren que las diversas hipótesis sobre el caso fueron respuestas consensuadas por la sociedad para dar respuesta a un evento que aun cuando posible, escapa a todas las posibilidades de control. En tanto que reforzadores morales de la comunidad, los medios se hacen eco de rumores cuando se altera el principio de normalidad que hace la vida posible. Cuando el evento supera las posibilidades de una comunidad, la demonización surge como una forma de nivelar la angustia y devolver a la ciudadanía el control de la situación.[2]

Desenlace[editar]

La policía hizo varios rastrillajes por tierra con patrulleros, caballos, perros y personas a pie, por aire con helicópteros y por agua con lanchas. Supuestamente, se había hecho todo correctamente y no habían encontrado nada en la ruta por donde los Pomar habían pasado, por eso la fiscal del caso había descartado la hipótesis del accidente. Sin embargo, el martes 8 de diciembre de 2009, toda la familia Pomar apareció muerta al costado de la ruta 31, en un monte con espesa vegetación y se confirmó que tuvieron un accidente automovilístico.

Ahora se cruzan las acusaciones de los medios de comunicación y los familiares de los Pomar acusando a la policía de la provincia de Buenos Aires, al ministro de seguridad de la provincia y a la fiscal del caso por no investigar correctamente, ya que habían hecho rastrillajes por ese lugar pero no los habían encontrado.

Las acusaciones más graves son porque luego del accidente, algún miembro de la familia podría haber quedado vivo durante algunas horas y si los hubieran encontrado a tiempo quizá algún miembro de la familia se hubiese salvado, pero la mala investigación del caso hizo que después de más de 20 días los encontraran en avanzado estado de descomposición.

Cronología de los eventos[editar]

  • 15/11/09: Familiares del matrimonio Pomar en Pergamino denuncian la desaparición de Fernando Pomar (40), su esposa Gabriela Viagrán (37) y sus dos hijas Pilar (3) y Candelaria (6). La investigación quedó así en manos de la fiscal Karina Pollice, titular de la Unidad Funcional de Instrucción del Departamento Judicial Pergamino. Desde entonces, comenzaron las tareas de rastrillaje.
  • 14/11/09

18.30: El matrimonio Pomar partió ese día en un Fiat Duna Weekend rojo de su vivienda de José Mármol junto a sus dos hijas, de 3 y 6 años rumbo a Pergamino, su ciudad natal, a visitar parientes y porque Fernando Pomar tenía una entrevista laboral. Pero primero dejaron al hijo de Gabriela con un matrimonio anterior en la casa de unos amigos porque el lunes 16 debía rendir un examen y el matrimonio Pomar tenía planeado volver de Pergamino ese mismo día pero a la noche. Eran cerca de las 19 cuando se fueron y avisaron por mensaje de texto a un familiar que decía: "Estamos yendo". pero nunca llegaron.

Cerca de las 20: Gabriela, la mujer desaparecida junto a su familia hasta ese entonces, mantuvo una conversación telefónica con una amiga abogada de ella que los esperaba para cenar en Pergamino. Durante la conversación, Gabriela le dijo que se encontraban a la altura de Claypole. A su vez, el padre de Gabriela recibe un mensaje de texto en el que le informan que estarían en Pergamino a eso de las 22.

  • 19/11/09: El teléfono celular de Viagrán se habría activado en Chivilcoy. La policía dijo que sí, pero la fiscal lo negó.
  • 20/11/09: Los investigadores obtienen una imagen de video captada el día de la desaparición por las cámaras el peaje de Villa Espil, en la ruta 7, donde solamente se alcanza a ver a Fernando Pomar en su auto.
  • 23/11/09: Aparece una segunda imagen de las cámaras de seguridad de otro peaje de la ruta 7, cerca de San Andrés de Giles, tomada unos 20 minutos antes de la otra, en la que se ve a los cuatro integrantes de la familia dentro del Fiat Duna Weekend rojo en el que circulaban.
  • 26/11/09: Un testigo dijo haber visto a toda la familia pasear de manera tranquila por un centro comercial de la localidad de Ameghino cinco días después de la desaparición, pero los investigadores descartaron esa versión.
  • 28/11/09: El subsecretario de Investigaciones del Ministerio de Seguridad, Paul Starc, viajó a Pergamino y se entrevistó con los familiares de los desaparecidos. Dijo que no se descartaba ninguna hipótesis.
  • 30/11/09: La encargada de la Sociedad Protectora de Animales de Tres Arroyos afirmó que los Pomar le dejaron su caniche toy. Las pesquisas los descartaron inmediatamente.
  • 1/12/09: Allanan por segunda vez la casa de la familia en José Mármol en busca de un arma de fuego que, según testigos, Fernando había comprado recientemente para su seguridad, pero no la encontraron. El ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, opinó que el caso Pomar no tenía que ver con la inseguridad. Se inclina por al hipótesis de la desaparición voluntaria.
  • 4/12/09: Hallan un Fiat Duna Weekend incendiado en Morón pero luego determinan que era gris y no rojo como el de los Pomar. Continúan los operativos de búsqueda y la fiscal evalúa hipótesis como "accidente" o "secuestro".
  • 7/12/09: La fiscal Pollice dijo que se evaluaba la posibilidad de ofrecer una recompensa para aquellas personas que aportaran datos sobre el paradero de los Pomar y aseguró que los iban a seguir buscando sin límite temporal.
  • 8/12/09: Se encuentra a la vera de la ruta 31 en cercanías a la ciudad de Salto, entre matorrales y árboles un vehículo Fiat Duna Weekend dado vuelta y 4 cadáveres, se constata en breve que se trata de la familia Pomar, desaparecida 24 días antes.[3]
  • 9/12/09: Tras la culminación de las autopsias a los cuerpos hallados se presupone que podrían haber quedado con vida al cabo de unas horas tras el accidente, al menos Gabriela Viagrán por el tipo de lesiones sufridas.

Referencias[editar]

Notas al pie[editar]

  1. «Aseguran que los Pomar murieron en un accidente» (8 de diciembre de 2009).
  2. M. Korstanje: "El caso Pomar: ensayo sobre la demonización de lo no comprensible", artículo en Turydes, Revista de Investigación en Turismo y Desarrollo Local, vol. 3 (7), págs. 1-20, 2010.
  3. «Encontraron a los Pomar, todos muertos». La Gaceta (8 de diciembre de 2009). Consultado el 8 de diciembre de 2009.