Cantuccini

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cantuccini o biscotti di Prato.

Los cantuccini, también llamados cantucci o biscotti di Prato, son uno de los dulces más apreciados de la gastronomía toscana, típicos de Prato, de ahí su otra denominación. Es un biscote seco de almendra que se obtiene sacando del horno el pastel obtenido para cortarlo en rebanadas de aproximadamente 1 cm (en caliente), y acabando de cocer a continuación los trozos cortados durante un rato más. De ahí el nombre bis-cotto, que significa ‘cocido dos veces’, y que equivale al español bizcocho y al francés (y posteriormente al inglés) biscuit.

Receta tradicional[editar]

La primera receta documentada proviene de un manuscrito de Amadio Baldanzi, un erudito pratense del siglo XVIII, conservado en el archivo de Prato. En este documento, al biscote se le llamaba «a la genovesa».

La receta fue después recuperada por el pastelero Antonio Mattei en el siglo XIX, y ha llegado a nuestros días con variantes más o menos modernas. El mismo pastelero lo presentó a la Exposición Universal de París de 1867, recibiendo una mención especial.

La masa de los cantuccini se compone exclusivamente de harina, azúcar, huevo, y almendra. La almendra debe ser entera y sin pelar. En la receta tradicional no debe usarse ningún tipo de levadura, mantequilla, leche o aceite.

Tradicionalmente, los cantuccini suelen venderse con otra especialidad dulce de Prato, los bruttiboni. Como postre, se suele servir con el vin santo toscano, que una vez servido en vasos pequeños de cristal, se moja en el mismo antes de llevarlo a la boca.

Se asemejan mucho los carquiñoles de Cataluña y, menos, a los rosegones de Valencia.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Umberto Mannucci (1973) (en italiano). Bisenzio tradizioni e cucina. Prato: Libreria del Palazzo. 

Enlaces externos[editar]