Calina (meteorología)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Calima (meteorología)»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La calina[1] o calima,[2] es un fenómeno meteorológico consistente en la presencia en la atmósfera de partículas muy pequeñas de polvo, cenizas, arcilla o arena en suspensión.

Cielo con polvo procedente del Sahara en Puerto Rico.

Origen[editar]

Calina en el este de Caracas producida por los incendios en la Cordillera de la Costa, el 26 de marzo de 2010

Su origen está en las partículas de vapor de agua con partículas de sales procedentes de las aguas marinas[3] y, en muchos casos, por el humo y cenizas de los incendios, como puede verse en la imagen tomada en el este de Caracas (Venezuela) a finales de marzo del 2010. También puede deberse a las tormentas de arena, fenómeno frecuente en los países del Mediterráneo, en las Islas Canarias y otras zonas. En el caso de estas tormentas, las partículas tienen unas dimensiones muy heterogéneas, precipitándose las de mayor tamaño no muy lejos de la fuente y continuando las más finas a grandes distancias transportadas por el viento Siroco en las Islas Canarias. En muchos casos, aunque afortunadamente en disminución, se debe a la emisión de contaminantes domésticos en las zonas urbanas, como puede inferirse de las abundantes chimeneas de una calle principal de la ciudad de Cardiff, en Gales, Reino Unido

Calle Tewkesbury en Cardiff, mostrando las casas típicas con sus chimeneas para la calefacción, ahora casi sin uso, que ocasionaban enormes problemas de contaminación hace medio siglo o más.

En América del Norte, en la Región del Caribe y este de los Estados Unidos, se debe mayormente a remanentes de Tormentas de Polvo en el Desierto del Sáhara, que llegan con los anticiclones veraniegos y por los vientos alisios. Puerto Rico y las Antillas menores son los mas afectados por estas tormentas provenientes de África cada verano.

Efectos[editar]

Como efecto inmediato y en función de su densidad, produce una disminución en mayor o menor medida de la visibilidad y la aparición de molestias en ojos, nariz y garganta. Si es persistente o abundante, al cabo de unos días suelen aparecer otros síntomas como broncoespasmos, crisis respiratorias y asma. Su desaparición está condicionada por los cambios en la presión atmosférica, que puede dar origen al viento o a la lluvia.

Monte Lentiscal con el cielo despejado
Calima sobre Monte Lentiscal
Fotografías tomadas en el mismo sitio (barrio de Las Meleguinas de Santa Brígida, Gran Canaria, Canarias)
a la misma hora y con 5 días de diferencia (enero de 2005).

Símbolo meteorológico[editar]

Símbolo Número Descripción en inglés Descripción castellana Descripción en alemán
Symbol Haze1.png
05 Haze Calima o calina trockener Dunst

Comparación entre la calina y otros fenómenos meteorológicos similares[editar]

Aunque no pueden establecerse unos valores perfectamente diferenciados entre sí en lo que respecta a la escala de fenómenos atmosféricos relativos a la contaminación del aire, la tabla siguiente nos ofrece una información aproximada y convencional que suele tomarse en los registros atmosféricos a fines de establecer distintos tipos de pronósticos meteorológicos.

Diferencias entre aerosoles de polvo y de agua
Meteoro Visibilidad Humedad Aerosol
Niebla < 1 km a menos 90-100 % Agua o hielo
Neblina 1km a más 80-90 % Agua o hielo
Lluvia < 3 km 100 % Agua o hielo
Llovizna < 1 km 100 % Agua o hielo
Calina > 2 km < 80 % Partículas sólidas
Bruma < 2 km < 80% Partículas sólidas

Referencias[editar]

  1. Calina en el diccionario RAE
  2. Calima en el diccionario RAE
  3. Guillermo Zuloaga: El viento salante. Caracas: Creole Petroleum Corporation, Revista El Farol, 28 (218), pp. 29-33, 1966, ilustrado

Enlaces externos[editar]