Byrsonima crassifolia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Nance o nanche
Nanche.jpg
Clasificación científica
Reino: Plantae
Subreino: Tracheobionta
División: Magnoliophyta
Clase: Magnoliopsida
Subclase: Rosidae
Orden: Malpighiales
Familia: Malpighiaceae
Género: Byrsonima
Especie: Byrsonima crassifolia
[editar datos en Wikidata]
Nance, congelado, sin azúcar
Valor nutricional por cada 100 g
Energía 70 kcal 310 kJ
Carbohidratos 16.97 g
 • Azúcares 8.31 g
 • Fibra alimentaria 7.5 g
Grasas 1.16 g
Proteínas 0.66 g
Tiamina (vit. B1) 0.015 mg (1%)
Riboflavina (vit. B2) 0.018 mg (1%)
Niacina (vit. B3) 0.29 mg (2%)
Ácido pantoténico (vit. B5) 0.18 mg (4%)
Vitamina B6 0.021 mg (2%)
Ácido fólico (vit. B9) 8 μg (2%)
Vitamina C 92.5 mg (154%)
Vitamina E 1.25 mg (8%)
Vitamina K 11.9 μg (11%)
Calcio 46 mg (5%)
Hierro 0.38 mg (3%)
Magnesio 20 mg (5%)
Manganeso 0.248 mg (12%)
Fósforo 10 mg (1%)
Potasio 244 mg (5%)
Sodio 3 mg (0%)
Zinc 0.09 mg (1%)
% CDR diaria para adultos.
Fuente: Nance, congelado, sin azúcar en la base de datos de nutrientes de USDA.
[editar datos en Wikidata]

Nance o nanche es el nombre que se le da al fruto pulposo de la especie Byrsonima crassifolia, de color amarillo en su maduración, con fuerte aroma, un poco más pequeño que una aceituna, y con hueso duro y redondo. Es originario de las regiones tropicales de América.

Descripción[editar]

Inflorescencia

Byrsonima crassifolia es un árbol mediano (hasta 15 metros de altura), que se propaga por semillas o por esquejes, cultivado tradicionalmente en varios de los países tropicales de América, aunque la distribución y venta de su fruto tiende a ser restringida al mercado local. El árbol también es utilizado como planta de ornato, en países de clima cálido fuera de América Latina.

Hábitat[editar]

Pastizales; vegetación secundaria derivada de bosques tropicales, en terrenos pedregosos y arenosos. Resiste la sequía y los incendios periódicos de los pastizales.

Distribución geográfica[editar]

Nativo de América tropical, tiene mayor presencia Nicaragua y en Mexico se extiende, por la vertiente del Golfo, desde el sur de Tamaulipas y el este de San Luis Potosí hasta Quintana Roo, y por la del Pacífico, de Sinaloa a Chiapas. Se cutiva como árbol frutal y ornamental en las mismas zonas.

Consumo alimenticio[editar]

La fruta es consumible cuando está madura, presentando un sabor dulce y un color amarillo intenso, con un resabio levemente amargo. La amargura se acentúa fuertemente en las drupas inmaduras que también son comestibles.

En México, se consume y prepara de diversas maneras: crudo, salado, enchilado, almibarado, en helados, paletas congeladas, como agua fresca, nieve raspada e, incluso, curtido con aguardiente conocido como Vino o Licor de changunaga o … de Nancite, según el nombre que reciba en cada país. Es uno de los frutos más populares que se fermentan para la elaboración del tepache

En Costa Rica, se suele comer la fruta, licor aromatizado o vino de nance.

En Panamá, se comen crudos o cocidos como postre. En zonas rurales de Panamá, el postre es preparado con la adición de leche, azúcar y la harina, y es conocida como "Pesada de Nance" y es muy popular. El nance también se preparan en jugos y hasta helados e incluso como un dulce preparado con la fruta cocida en agua y azúcar.

Propiedades[editar]

El uso medicinal que se da con mayor frecuencia a esta planta es contra la diarrea. Aunque también se indica en otros desórdenes de tipo digestivo como disentería, dolor de estómago, empacho, falta de digestión, bilis y tapado (originado por comer alimentos que los "tapa", en que se sienten muchas ganas de defecar y no se puede, y hay inflamación del estómago). En el tratamiento de estos padecimientos se emplea la corteza en cocimiento, por vía oral.

Se utiliza en problemas ginecológicos como infección de la matriz e inflamación de los ovarios, evita el aborto y facilita el parto, y se aplica en afecciones de la piel, contra la sarna, granos y clavillos. Su cocción combinada con corteza de cedro (sp. n/r) sirve para lavar las heridas.

Otros usos medicinales que se le dan son: afecciones renales, dolor de cintura, resfriado, diabetes, como tónico, para apretar encías, heridas y mordedura de víbora. Se le atribuyen propiedades antipiréticas y astringentes. Su eficacia se debe a la acción astringente del tanino que contiene.

Historia

En el siglo XVI, Francisco Hernández relata: el fruto es de naturaleza fría y húmeda, comestible y favorable a los que tienen fiebre.

Más información vuelve a aparecer hasta el siglo XX cuando Maximino Martínez la refiere como: acaricida, antiblenorrágico, antidiarréico, antitumoral, aperitivo, astringente, atonía intestinal, catártica, eupéptico, galactógeno, para las metrorragias y tónico.[1]

Taxonomía[editar]

Byrsonima crassifolia fue descrita por (L.) Kunth y publicado en Nova Genera et Species Plantarum (quarto ed.) 5: 149. 1821[1822]. [2]

Sinonimia
  • Byrsonima biacuminata Rusby
  • Byrsonima coriacea (Sw.) DC.
  • Byrsonima cotinifolia Kunth
  • Byrsonima cumingiana A.Juss.
  • Byrsonima fagifolia Nied.
  • Byrsonima fendleri Turcz.
  • Byrsonima ferruginea Kunth
  • Byrsonima karwinskiana A.Juss.
  • Byrsonima lanceolata DC.

Nombre común[editar]

Castellano:nanci, nance, indano, nanchi, nanche, nance blanco, nancite, nancito, chaparro, chaparro de chinche, chaparro de sabana, chaparro peralejo, chaparro manteco, manteco, manteco sabanero, manero, crabo, marushi, maricas, maricao cimarrón, cimarrón, peralejo, peralejo blanco, peralija, changugo, tapal, yoco.

Referencias[editar]

  1. En Medicina tradicional mexicana
  2. a b «Byrsonima crassifolia». Tropicos.org. Missouri Botanical Garden. Consultado el 12 de enero de 2013.

Bibliografía[editar]

  1. Anderson, W. R. 2007. Malpighiaceae. In: Manual de Plantas de Costa Rica. Vol. 6. B.E. Hammel, M.H. Grayum, C. Herrera & N. Zamora (eds.). Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 111: 253–312.
  2. Anonymous 1986. List-Based Rec., Soil Conserv. Serv., U.S.D.A.
  3. Balick, M. J., M. H. Nee & D. E. Atha 2000. Checklist of the vascular plants of Belize. Mem. New York Bot. Gard. 85: i–ix, 1-246.
  4. Brako, L. & J. L. Zarucchi 1993. Catalogue of the Flowering Plants and Gymnosperms of Peru. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 45: i–xl, 1–1286.
  5. Breedlove, D. E. 1986. Flora de Chiapas. Listados Floríst. México 4: i–v, 1–246.
  6. CONABIO, 2009. Catálogo taxonómico de especies de México. Cap. nat. México 1.
  7. Correa A., M. D., C. Galdames & M. S. de Stapf 2004. Catálogo de las Plantas Vasculares de Panamá. Cat. Pl. Vasc. Panamá 1.
  8. Cowan, C. P. 1983. Flora de Tabasco. Listados Floríst. México 1: 1–123.
  9. Foster, R. C. 1958. A catalogue of the ferns and flowering plants of Bolivia. Contr. Gray Herb. 184: 1–223.
  10. Funk, V., T. Hollowell, P. Berry, C. Kelloff, and S.N. Alexander 2007. Checklist of the Plants of the Guiana Shield (Venezuela: Amazonas, Bolivar, Delta Amacuro; Guyana, Surinam, French Guiana). Contr. U.S. Natl. Herb. 55: 1–584.
  11. Hokche, O., P.E. Berry & O. Huber 2008. Nuev. Cat. Fl. Vas. Venezuela 1–860.
  12. Killeen, T. J. & T. S. Schulenberg 1998. A biological assessment of Parque Nacional Noel Kempff Mercado, Bolivia. RAP Working Papers 10: 1–372.
  13. Killeen, T. J., E. García Estigarribia & S. G. Beck (eds.) 1993. Guia Arb. Bolivia 1–958.
  14. Linares, J. L. 2003 [2005]. Listado comentado de los árboles nativos y cultivados en la república de El Salvador. Ceiba 44(2): 105–268.
  15. Macbride, J. F. 1950. Malpighiaceae, Flora of Peru. Field Mus. Nat. Hist., Bot. Ser. 13(3/3): 781–871.
  16. Martínez, E., M. Sousa S. & C. H. Ramos Álvarez 2001. Región de Calakmul, Campeche. Listados Floríst. México 22: 1–55.
  17. Molina R., A. 1975. Enumeración de las plantas de Honduras. Ceiba 19(1): 1–118.
  18. Nelson, C. 1978. Contribuciones a la Flora de la Mosquitia, Honduras. Ceiba 22(1): 41–64.
  19. Peréz, A., M. S. S., A. M. Hanan, F. Chiang & P. Tenorio 2005. Vegetación terrestre. Biodiver. Tabasco 65–110.
  20. e Reyes-García, A. & M. Sousa S. 1997. Depresión central de Chiapas. La Selva baja caducifolia. Listados Floríst. México 17: 1–41.
  21. Rusby, H. H. 1893. On the collections of Mr. Miguel Bang in Bolivia. Mem. Torrey Bot. Club 3(3): 1–67.
  22. Sousa S., M. & E. F. Cabrera C. 1983. Flora de Quintana Roo. Listados Floríst. México 2: 1–100.
  23. Standley, P. C. & J. A. Steyermark 1946. Malpighiaceae. In Standley, P.C. & Steyermark, J.A. (Eds), Flora of Guatemala - Part V. Fieldiana, Bot. 24(5): 468–500.
  24. Stevens, W. D., C. Ulloa U., A. Pool & O. M. Montiel 2001. Flora de Nicaragua. Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 85: i–xlii, 1–2666.
  25. Zuloaga, F. O., O. Morrone, M. J. Belgrano, C. Marticorena & E. Marchesi (eds.) 2008. Catálogo de las Plantas Vasculares del Cono Sur (Argentina, Sur de Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay). Monogr. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard. 107(1): i–xcvi, 1–983; 107(2): i–xx, 985–2286; 107(3): i–xxi, 2287–3348.
  26. Magic and medicine of plants 1986 The Reader's Digest Association, Inc. Pleasantville, N.Y. Estados Unidos.

Enlaces externos[editar]