Burro percherón

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tortilla con la cual se preparan.
Carne asada, el relleno más popular de los burros percherones.

Un burro percherón es un platillo tradicional en el Estado de Sonora, México, principalmente en las ciudades de Hermosillo, Guaymas y Empalme. Actualmente es uno de los exponentes gastronómicos más populares dentro de la población de estas ciudades, ofreciéndose en varios establecimientos, fijos y móviles, donde se ofertan principalmente por las noches, son de gran tamaño y excelente sabor, existen varias versiones del mismo, preparado a base de carne a la plancha, aguacate, queso manchego o chihuahua, tomate, existen variantes de este dependiente del local que lo ofrece, los costos son aceptables dada la cantidad de alimento que se obtiene y se oferta principalmente por las noches, aunque ya existen negocios que lo tienen en menú durante todo el día, inclusive se encuentra en expansión una cadena llamada Keburros que manejan el concepto de franquicias.

Origen[editar]

El Burro "Percheron" fue creado en la ciudad de Hermosillo, Sonora[cita requerida].

La existencia de esta comida es relativamente reciente. Fue más bien una derivación de los burros tradicionales, hechos con tortillas de harina de trigo, en cuyo interior se suele añadir carne a la plancha y/ó asada con otras variaciones. Con la popularización de las tortillas de gran tamaño, tradicionales en la Sierra de Sonora y localmente llamadas '"tortillas sobaqueras"' (porque su tamaño es un poco menor al del brazo de la persona que las hace), se comenzó a experimentar con ellas y comenzaron a prepararse una nueva clase de burros, de gran tamaño y que incluso podía ser tomado en cuenta como una comida completa, dadas sus dimensiones.

Actualidad[editar]

Se suelen acompañar de Crema, verduras (como tomate, limón y aguacate), Queso manchego y una salsa picante hecha a base de tomate y especias.

En Hermosillo, principalmente, se combina muchos tipos de ingredientes, como champiñones, chile tatemado, entre otros. Entre lo más nuevo está el percherón ahogado, bañado en caldo de tomate y crema, con un poco de queso encima. En un establecimiento llamado Percheronisimo, existe un reto de un burro de un metro de largo, con 8 tortillas de harina y 1.800 kg de carne que se tiene que comer por una persona. Como premio no paga por el burro y recibe cuatro cenas gratis. Hay otros de hasta dos metros.

Existen muchas variaciones como son:

Véase también[editar]