Buraq

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El buraq (árabe: البراق, literalmente: rayo, estallido, blancura cegadora) es un caballo mitológico que aparece en la tradición islámica. Según la misma, buraq fue quien trasladó a Mahoma de la Tierra al Cielo y de regreso durante el Isra 'y Mi'raj (viaje nocturno), el cual es uno de los capítulos del Corán. .

Descripción[editar]

Dentro de la tradición Islámica, el buraq suele ser descrito como "un animal blanco y grande, más largo que un burro pero menor a una mula, que puede poner su pezuña a una distancia igual a la que alcanza la vista.” En la literatura y arte del oeste, el buraq es pintado a menudo como una bestia con cara de mujer o también como una criatura híbrida parte águila y parte caballo, posiblemente inspirada en las leyendas del Pegaso griego y el Shedu babilónico.

El viaje al séptimo cielo[editar]

Doce años después, Mahoma se convirtió en profeta, él estaba en la casa de su primo, haciendo su quinta oración y después de eso se fue a la Mas jid Al-Haram mezquita. Mientras tanto, el ángel Gabriel se presentó ante él.

Antes que nada, le abrió el pecho y le sacó el corazón y lo limpió con agua bendita. Después de eso, Gabriel le regresó su corazón sin ninguna herida, después el buraq llegó para que Mahoma lo montara. En compañía de Gabriel, viajó a la “más lejana mezquita” más rápido que la luz. Cuando llegaron, Mahoma entró con Gabriel y atendieron a la oración de Tahiyyatul Masjid.

Luego ellos ascendieron al primer cielo y al siguiente y a los demás, hasta el séptimo, ahí Gabriel dejó a Mahoma para continuar hasta Sidratul Muntaha para conocer a Dios. Él estaba muy cerca de Dios sin embargo no vio su cara. Dios mostró a Mahoma unas terribles escenas del infierno y el dolor. Mahoma bajó a la Tierra y desde ahí fue un predicador de Dios.

Enlaces externos[editar]

Información adicional
Imágenes