Bodas de sangre

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Bodas de Sangre»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Bodas de sangre es una tragedia en verso y en prosa del escritor español Federico García Lorca escrita en 1931. Se estrenó el 8 de marzo de 1933 en el Teatro Beatriz de Madrid por la Compañía de Josefina Díaz y Manuel Collado y fue llevada al cine por Edmundo Guibourg en 1938 y en otra versión por Carlos Saura en 1981.

Es una producción poética y teatral que se centra en el análisis de un sentimiento trágico. Desde lo antiguo y lo moderno, en la manera de ver la tragedia. Todo ello enmarcado en un paisaje andaluz trágico y universal.

El tema principal tratado en este gran drama es la vida y la muerte. Pero de un modo arcano y ancestral, en la que figuran mitos, leyendas y paisajes que introducen al lector en un mundo de sombrías pasiones que derivan en los celos, la persecución y en el trágico final: la muerte. El amor se destaca como la única fuerza que puede vencerla.

La obra recoge las costumbres de la tierra del autor, que aún perduran. Todo ello a partir de objetos simbólicos que anuncian la tragedia. Es constante en la obra de Lorca la obsesión por el puñal, el cuchillo y la navaja , que en Bodas de sangre atraen la fascinación y, a la vez, presagian la muerte.

Los acontecimientos trágicos y reales en los que podría basarse la obra de Lorca se produjeron el 22 de julio de 1928 en el Cortijo del Fraile, Níjar, Almería. Lorca los conoció por la prensa, si bien la escritora y activista almeriense Carmen de Burgos, originaria de Níjar, ya había escrito una novela corta sobre el suceso anterior a Bodas de sangre, llamada Puñal de claveles, que fue también inspiración para el autor granadino.

Personajes[editar]

Principales[editar]

La madre: Fuerte, honrada, y dominante, nunca deja de pensar en la muerte que ya le ha quitado a su marido y a su hijo mayor. Está agotada de la vida, y las desgracias que ella misma conlleva.

El Novio: Hombre ingenuo y confiado, pero a su vez, sumamente apasionado. No está dispuesto a que le quiten a quien ama, a su novia, y en esta misma pasión encuentra y da la muerte.

La Novia: Mujer impulsiva, apasionada e indecisa. Dice ser arrastrada por una fuerza superior, para escaparse con Leonardo, o para que no la tachen de impura.

Padre de la novia: Hombre tranquilo, interesado especialmente por las tierras del novio, o bien, en numerosos nietos para que trabajen en sus tierras infecundas. Le advierte inconscientemente al novio de que la novia no lo quiere.

Leonardo: Apasionado, vigoroso Profundamente enamorado. No se avergonzó en abandonar a su mujer ni a su hijo para escaparse con la Novia. Está casado con la prima de la novia, lo que de cierta forma le priva y a su vez aumenta su deseo.

Secundarios[editar]

La mujer: Es la esposa de Leonardo. Entiende perfectamente el afán de su esposo por su prima, por lo que trata de evitarlo como puede. Sin embargo, evidentemente, no lo consigue.

La Luna: Aparece en la escena del bosque, la más poética de la obra, como un leñador joven, con la cara blanca. La luna también juega un rol como "ayudante de la muerte" pues, a través de la iluminación que ésta otorga (elemento teatral que es enfatizado varias veces por las acotaciones de la obra, en las que se menciona la intensa luz azulada que se debe proyectar cuando el personaje aparece), interviene en el final trágico de los dos hombres.

La Muerte: También aparece en el bosque como una mendiga, descalza y totalmente cubierta por tenues paños verdeoscuros. Este personaje no figura en el reparto. Acompaña al Novio en busca de Leonardo y la Novia. Llega al funeral de Leonardo y el Novio.

Símbolos[editar]

El caballo: Comúnmente es un elemento asociado con el sexo, la virilidad y la fuerza, características presentes en el personaje con el cual el caballo está fuertemente ligado a lo largo de toda la obra: Leonardo. Más globalmente, representa la pasión desenfrenada que conduce a la muerte.

Probablemente la mención más significativa de este símbolo se encuentra en la nana que cantan La Suegra y La Mujer en el segundo cuadro del primer acto. En este, mediante el uso del caballo, se crea una ironía trágica que augura el desenlace fatal de la obra.

Luna: La luna es un elemento recurrente en la obra de García Lorca, simbolizando en la mayoría de las veces la muerte, ejemplo de esto es el Romance de la Luna, Luna el cual figura dentro del afamado Romancero Gitano. En Bodas de sangre vuelve a otorgar este significado trágico, pero aquí la luna no solo está asociada con la muerte, sino que se vincula directamente con la violencia y el correr de sangre que esta implica.

El Cuchillo: muerte y amenaza

La Mendiga: Simboliza la muerte.

La Corona de azahar: Simboliza la pureza de la mujer

Primera edición en libro[editar]

Debido al gran éxito de su puesta en escena, esta fue la única obra de teatro de Federico García Lorca publicada en formato de libro en vida del autor:

Bodas de sangre. Tragedia en tres actos y siete cuadros. Madrid: revista Cruz y Raya – Editorial El Árbol, 1935 (en el colofón lleva fecha de 1936). Edición en 4º menor (23 cm.), cubierta con solapas. 125 pgs. + 1 h. Primera edición limitada a 1100 ejemplares.

Otras versiones escénicas[editar]

https://www.facebook.com/bodasteatro

Filmografía[editar]

Enlaces externos[editar]

https://www.facebook.com/bodasteatro