Bloom de algas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Los bloom de algas pueden representar problemas para los ecosistemas y la sociedad humana.

Un bloom de algas es un incremento rápido o acumulación de la población de algas en un sistema acuático. Los bloom de algas pueden ocurrir tanto en medioambientes de agua dulce como en sistemas marinos. En general, en un bloom solo participa una o un número limitado de especies de fitoplancton, algunos blooms pueden ser identificados por la coloración del agua causada por la alta densidad de células pigmentadas. Si bien no existe un valor límite oficial, en general se considera que las algas se encuentran en un bloom cuando su concentración es del orden de cientos a miles de células por mililitro, dependiendo de la virulencia del brote. Las concentraciones en un bloom de algas pueden llegar hasta valores de millones de células por mililitro. A menudo los bloom de algas son verdes, pero pueden tomar otras tonalidades tales como marrón-amarillento o rojo, dependiendo de las especie de algas involucradas.

Los bloom de color verde brillante son consecuencia de algas azul-verdosas, que en realidad son bacterias (cianobacteria). Los blooms pueden también deberse a especies de macroalgas en lugar de fitoplancton. Estos blooms son reconocibles por grandes conjuntos de algas que pueden ser depositados sobre la orilla costera.

Un caso importante de destacar son los blooms de algas nocivos, que son eventos de bloom de algas que involucran fitoplancton tóxico o nocivo tales como dinoflagelados del género Alexandrium y Karenia. Este tipo de blooms a menudo toman coloraciones rojizas o amarronadas y son denominadas mareas rojas.

Blooms de algas en agua dulce[editar]

Los bloom de algas en agua dulce son consecuencia de un exceso de nutrientes, particularmente fósforo.[1] El exceso de nutrientes puede ser causado por fertilizantes que son incorporados al suelo para mejorar la producción agrícola o usos recreativos, estos nutrientes pueden incorporarse a los espejos de agua mediante escurrimiento de las aguas de superficie producto de precipitaciones o riego.[2] También se sospecha que el exceso de carbono y nitrógeno pueden ser causas de blooms.

Cuando los fosfatos se introducen en los sistemas acuáticos, las elevadas concentraciones dan lugar a un aumento del crecimiento de algas y plantas. Las algas tienden a crecer muy rápido en condiciones en las que abundan los nutrientes, pero cada alga posee una vida corta, y el resultado es una alta concentración de materia orgánica muerta que comienza a descomponerse. El proceso de descomposición consume el oxígeno disuelto en el agua, produciendo condiciones de hipoxia. En ausencia de cantidades apropiadas de oxígeno en el agua, los animales y las plantas fallecen en grandes cantidades.

Se pueden producir blooms en acuarios de agua dulce cuando los peces son sobrealimentados y el exceso de nutrientes no es absorbido por las plantas. Estas condiciones en general no son dañinas para los peces, y es posible corregir esta situación mediante el recambio del agua en el tanque y reduciendo la cantidad de alimento que se provee.

Tratamiento del agua[editar]

Los bloom de aguas a veces pueden tener lugar en los sistemas de suministro de agua para consumo. En tales circunstancia, las toxinas del bloom logran sobrevivir a los tratamientos estándar de purificación de agua. Investigadores en la Florida International University en Miami experimentan con el uso de ondas de ultrasonido de 640-kilohertz que generan zonas de micropresiones con temperaturas de hasta 3,700 °C. Este método permite romper algunas moléculas de agua formando fragmentos reactivos que pueden matar a las algas.[3]

Medición y supervisión[editar]

Los bloom de algas pueden ser monitoreados utilizando mediciones de la biomasa complementados con análisis de las especies que se presentan. Una medida muy utilizada es la de la concentración de clorofila algal y cianobacterial. Valores máximo de clorofila a para un lago oligotrófico son de 1-10 µg/l, mientras que en un lago eutrófico los niveles pueden alcanzar 300 µg/l. In cases of hipereutrofia, tales como en la Hartbeespoort Dam en Sud África, se han llegado a medir valores máximos de clorofila de hasta 3,000 µg/l.[4] [5]

Blooms de algas nocivos[editar]

Bloom de algas en proximidades de la costa sur de Inglaterra en 1999.
Imagen satelital de un gran bloom de coccolithophore en el mar de Bering en 1998.

Un bloom de algas nocivo (HAB, por sus siglas en inglés) es un bloom de algas que produce impactos negativos sobre otros organismos mediante la producción de toxinas naturales, daños mecánicos a otros organismos, o mediante otros procesos. A menudo los HABs están asociados a eventos de mortalidad marina en gran escala y han estado asociados a envenenamiento de varios tipos de moluscos bivalvos.[6]


Antecedentes[editar]

En los ambientes marinos en forma natural habitan organismos unicelulares, microscópicos, simil-plantas, los cuales se desarrollan en las capas superiores de los espejos de agua caracterizados por buenos niveles de iluminación. Estos organismos, denominados fitoplancton o microalgas, constituyen la base de la cadena alimenticia de la cual dependen prácticamente todos los otros organismos marinos. De las más de 5000 especies de fitoplancton marino que existen en el mundo, aproximadamente el 2% es tóxica o nociva.[7] Los "blooms" o efloraciones de algas dañinas pueden producir impactos importantes y variados sobre los ecosistemas marinos, dependiendo de las especies involucradas, el medioambiente en el cual se encuentran, y el mecanismo mediante el cual ejercen sus efectos negativos. Algunos ejemplos comunes nocivos de HABs son:

  1. la producción de neurotoxinas que causan mortalidad masiva de peces, aves marinas y mamíferos marinos
  2. dolencias humanas o muerte a causa del consumo de mariscos contaminados con algas tóxicas [8]
  3. daño mecánico o físico a otros organismos, tales como el bloqueo de las branquias epiteliales en los peces, y la consecuente asfixia
  4. consumo de oxígeno del agua, con la consecuente (hipoxia o anoxia) a causa de respiración celular y degradación bacterial.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Diersing, Nancy (May 2009). «Phytoplankton Blooms: The Basics». PDF. NOAA. Consultado el 24-08-2009.
  2. Lathrop, Richard C.; Stephen R. Carpenter, John C. Panuska, Patricia A. Soranno, & Craig A. Stow (1 de mayo de 1998). Phosphorus loading reductions needed to control blue-green algal blooms in Lake Mendota. 55. Toronto, Ontario, Canada: National Research Council of Canada.  pp. 1169–1178. doi:10.1139/cjfas-55-5-1169. http://article.pubs.nrc-cnrc.gc.ca/RPAS/rpv?hm=HInit&publicación=cjfas&volumen=55&afpf=f97-317.pdf. 
  3. Song, W.; Teshiba T., Rein K., and O'Shea K. E. (2005). «Ultrasonically induced degradation and detoxification of microcystin-LR (cyanobacterial toxin)». Environmental Science & Technology 39 (16):  pp. 6300–6305. doi:10.1021/es048350z. 
  4. Zohary, T.; and R. D. Roberts (1990). «Hyperscums and the population dynamics of Microcystis aeruginosa». J. Plankton Res. 12 (2):  pp. 423–432. doi:10.1093/plankt/12.2.423. 
  5. Bartram, J.; Wayne W. Carmichael, Ingrid Chorus, Gary Jones, and Olav M. Skulberg (1999). «Chapter 1. Introduction». Toxic Cyanobacteria in Water: A guide to their public health consequences, monitoring and management. World Health Organization. ISBN 0-419-23930-8. http://www.who.int/water_sanitation_health/resourcesquality/toxicyanbact/en/. Consultado el 09-06-2007. 
  6. «Harmful Algal Blooms: Red Tide: Home». www.cdc.gov. Consultado el 23-08-2009.
  7. Landsberg JH (2002) The effects of harmful algal blooms on aquatic organisms. Reviews in Fisheries Science, 10(2): 113–390 (2002)
  8. «Red Tide FAQ - Is it safe to eat oysters during a red tide?». www.tpwd.state.tx.us. Consultado el 23-08-2009.

Enlaces externos[editar]