Banco de Córdoba

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
BANCOR.png
Banco de cordoba.jpg
Edificio central del banco
Acrónimo Bancor
Fundación 1858
Fundador(es) Mariano Fragueiro
Sede Bandera de Argentina San Jerónimo 110, Córdoba, Argentina
Ámbito Provincias de Córdoba, Santa Fe y ciudad de Buenos Aires
Presidente Fabián Maidana
Vicepresidente segundo Augusto Duarte
Productos Cuentas bancarias, Tarjetas de Débito y Crédito, Préstamos, Créditos Hipotecarios, Seguros, Cajas de seguridad, Fondos Comunes de Inversión.
Servicios Bancarios
Holding Grupo Bancor
Filiales 200
Bandera de Provincia de Córdoba (Argentina) Prov. de Córdoba: 198
Bandera de Ciudad de Buenos Aires Buenos Aires: 1
Bandera de Provincia de Santa Fe Prov. de Santa Fe: 1
Sitio web Banco de la Provincia de Córdoba
[editar datos en Wikidata ]

El Banco de la Provincia de Córdoba, actualmente llamado Bancor, es una entidad bancaria pública perteneciente al Gobierno de la Provincia de Córdoba.[1]

Historia[editar]

En el año 1858, el entonces gobernador Mariano Fragueiro, creó la Caja de Depósitos y Consignaciones con el objetivo de instrumentar medios de pago para facilitar e impulsar la creciente actividad comercial en la provincia.

Dicha Caja estuvo asociada durante varios años con otras entidades privadas, como fueron el Banco Otero, el Banco Argentino, el Banco de Río IV y el Banco Comercial de Santa Fe entre otros.

La llegada del ferrocarril desde Rosario generó un aumento del número de inmigrantes, y por ende, el crecimiento del dinero circulante. Esta situación obligó a las autoridades del gobierno provincial y a empresarios locales a transformar la Caja de Depósitos y Consignaciones en banco, para poder contener dicha demanda.

El 22 de septiembre de 1873, con el aporte de fondos privados y estatales, inició sus actividades el Banco Provincial de Córdoba. Se creó la Carta Orgánica, redactada por el entonces ministro Tomás Garzón y el legislador José Olmos. Dicha Carta asentaba que el objetivo del nuevo banco provincial, debía ser el proporcionar dinero a bajo interés y a plazos razonables a todos los sectores de la sociedad para fomentar el desarrollo económico de la provincia.

Además de operaciones comerciales, el Banco Provincial de Córdoba estaba facultado para emitir dinero, pero debía mantener una reserva en metales superior a la tercera parte de los billetes en circulación. La mayor actividad económica motorizó el crecimiento del banco.

Para 1880 ya se habían abierto sucursales en Río Cuarto, Villa María, San Pedro y Bell Ville. Para 1882 se le sumó la actividad crediticia del banco la creación del área de hipotecas.

Tras la crisis socio-política y económica de 2001, en 2004 las autoridades provinciales decidieron darle mayor autonomía funcional y lo transformaron en una sociedad anónima.

El banco presentó un Plan de Regularización y Saneamiento al Banco Central, que incluyó un aporte de capital por parte del gobierno provincial, la cesión a terceros de la gestión de cobranzas de la cartera morosa y un plan para desmovilizar activos y aumentar la presencia en el mercado de créditos.[2]

Biblioteca del Banco[editar]

La Biblioteca Profesor Alfredo Terzaga fue creada el 21 de septiembre de 1944, cuando el Directorio del Banco de la Provincia de Córdoba, presidido en ese entonces por Mario Martínez Casas, resolvió la creación de una Biblioteca de carácter público. La misma, según el acta de su creación, tiene la intención de que su fondo bibliográfico refleje la historia y el desenvolvimiento de la economía en la provincia.[3]

Patrimonio histórico[editar]

El Interior del edificio central demuestra la calidad y valor arquitectónico de este patrimonio.

La sede central del Banco de Córdoba es uno de los primeros edificios construidos especialmente para una entidad financiera en América Latina y constituye una de las obras más relevantes del patrimonio arquitectónico de la provincia. Fue declarado monumento histórico provincial en 1993 y nacional en el 2000.

Este edificio fue impulsado por el arquitecto italiano Francisco Tamburini, quien dejó su sello en algunas de las obras más emblemáticas de nuestro país, como el Teatro Colón, la terminación de la Casa Rosada, el departamento de Policía en la Ciudad de Buenos Aires y el Hospital de Clínicas; y el Teatro Libertador San Martín en Córdoba.

La construcción del edificio se inició en 1887 bajo la dirección técnica del ingeniero José Franceschi y se inauguró el 17 de mayo de 1889 en la calle San Jerónimo 110, donde actualmente funciona la casa central del Banco de Córdoba. Desde su estructura hasta su decoración fueron concebidos como una obra arquitectónica única.

La decoración de la casa central del Banco de Córdoba se inspiró en el Palacio de Versalles, al aplicar una amplia variedad de técnicas y diseños. 
En el interior del edificio se destaca la figura de Mercurio, que simboliza al protector de los mercaderes y los gremios.[4]

Referencias[editar]