Baguette

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Baguetes.

Una baguette[1] (en francés literalmente ‘largo’) o baguete[2] es una variedad de pan que se caracteriza por emplear harina de trigo, por ser mucho más largo que ancho y por su corteza crujiente. Es ideal para la elaboración de bocadillos.

Características[editar]

Baguette tradicional francesa.

Una baguette estándar mide unos cinco o seis centímetros de ancho por tres o cuatro de alto, y unos 85 centímetros de largo como máximo. Suele pesar 250 gramos. Su masa requiere un amasado especial que produce sus típicas burbujas de aire en su interior. Las pequeñas se utilizan frecuentemente para hacer bocadillos. Éstas se conocen como demi-baguettes (media baguette), o tiers y laboyries en Estados Unidos.[3] Las baguettes también pueden ser cortadas en rebanadas y untadas con patés o quesos. Como parte del tradicional desayuno francés, se cortan porciones de baguette que se abren en sentido longitudinal, se untan con mantequilla y mermelada o miel y se mojan en tazones de café, chocolate o .

Las baguettes se asocian con Francia y especialmente con París, aunque se pueden encontrar por toda Francia y en el mundo entero. En Francia, no todos los "panes largos" son "baguettes". Por ejemplo, la flûte es una variante de la baguette y puede ser más fina (también llamada ficelle) o un poco más gruesa, y un pan más gordo es un bâtard.[4] Las leyes de la comida francesa definen a la baguette tradicional como un producto que sólo debe contener los siguientes cinco ingredientes: agua, harina de trigo, levadura y masa madre y sal.[5] Añadir cualquier otro ingrediente a la receta básica implica que el panadero cambie el nombre del producto elaborado.

Historia[editar]

La Baguette sería un derivado del pan desarrollado en Viena (Austria) a mediados del siglo XIX, cuando empezaron a funcionar los primeros hornos a vapor, ayudando a que la corteza estuviera crujiente y la miga blanca y agujereada, aspectos que distinguen hoy día a la baguette. Hasta octubre de 1920 se hacían grandes panes, pero una ley que permitía a los panaderos no trabajar antes de las 4 de la mañana, hizo imposible hacer las tradicionales piezas de pan a tiempo para el desayuno de los consumidores. La delgada baguette solucionaba el problema porque se podía preparar y cocer mucho más rápido.

En 1993, el gobierno francés plasmó en una ley la definición de la baguette auténtica, la baguette de tradition, que sólo puede hacerse usando métodos antiguos. Esta clasificación fue el resultado de los esfuerzos del historiador Steven Kaplan, especialista en la historia del pan francés desde 1700 a 1770. Kaplan instó a los franceses a rechazar la baguette moderna, a la cual calificó de insípida e inodora, en favor de los más sabrosos y originales tipos de pan francés. La clave, sugerida por las investigaciones de Kaplan, es la práctica del siglo XVIII de dejar reposar la levadura durante la noche, lo que redunda en un pan con un color crema por el interior (parecido al blanco familiar) y un sabor y un olor mucho más pronunciado, siendo éste último comúnmente considerado como inferior a la baguette moderna.

En años recientes, se ha originado un mito acerca de la historia de la baguete, probablemente creado por la imaginación de la industria comercial de Madison Avenue, según algunas fuentes. La historia cuenta que la baguette fue elaborada durante las campañas de Napoleón contra los rusos. Sus soldados debían llevar ropa de más para el frío invierno del este, pero esto dejó un espacio muy reducido para la comida en sus equipajes. Se le dio entonces una forma a la baguette para que pudiera ser guardada en los pantalones de los soldados. El mito fue cada vez menos convincente cuando se supo que los ejércitos de Napoleón viajaron con panaderos, haciendo improbable que cada soldado hubiera tenido que llevar su propio pan. Un vistazo a los uniformes disipará cualquier suspicacia sobre que los pantalones pudieran haber tenido espacio para piezas de pan.

En otros países[editar]

  • En Venezuela existe una versión llamada "pan canilla" o simplemente "canilla" que surgió como sustituto de la baguette debido a que se fabrica con mayor rapidez, en tanto que las versiones más pequeñas se les llama "pan francés".[6]
  • En España se la suele nombrar como "barra de cuarto" en referencia al peso de la barra.
  • En Costa Rica el pan tradicional es el Baguette. Éste llegó con los inmigrantes franceses a inicios del Siglo XX. Se le llama "Melcochón", y se consume en desayunos, en sándwich para almorzar, y con el café de las tardes.
  • En la Península de Yucatán, en México, se le conoce simplemente como "francés".

Referencias[editar]

  1. Entrada para baguette. Avance para la vigésima tercera edición del DRAE.
  2. Adaptación gráfica propuesta en el Diccionario Panhispánico de Dudas (2005).
  3. "The Village Baker: Classic Regional Breads from Europe and America", Joe Ortiz; Publicado en 1997; Ed. Ten Speed Press
  4. "The Bread Baker's Apprentice: Mastering the Art of Extraordinary Bread", Peter Reinhart; 2001; Ed. Ten Speed Press
  5. Decreto 93-1074 del 13 de septiembre de 1993.
  6. La Canilla. El pan Venezolano, en yosoyvenezolano.com, Especiales: Cocinando con Carlos, 22 de junio de 2010, consultado el 4.01.2011.

Véase también[editar]

Referencias externas[editar]