Asentador

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Navaja de afeitar junto a un asentador colgante.

Un asentador (también conocido como suavizador) es un pedazo de cuero, o utensilio de otra clase, para suavizar el filo de las navajas de afeitar.[1] También se utilizan para suavizar el filo de cuchillos y algunas herramientas de carpintería como cinceles. Al contrario que el afilado, donde una piedra de afilar elimina metal doblado para recuperar el filo, el suavizado simplemente re-alinea las mellas del filo sin retirar metal.

Tipos de asentadores[editar]

Dibujo de un asentador del tipo de paleta.

Hay dos tipos de asentadores: colgantes y de paleta. Los asentadores de paleta tradicionales consisten en una tabla de madera (de forma rectangular) a la que se le pega permanentemente el cuero y se sujetan de un mango en uno de los extremos. A este tipo de asentadores se les llama también de tipo "francés" o "alemán".[2] Los asentadores colgantes consisten en un pedazo de cuero suelto en el que, al menos en un extremo, se encuentra un pequeño anillo para sujetarse a un clavo en una pared. Para sujetarse firmemente y lograr la tensión deseada, el otro extremo tiene un sujetador que puede ser un mango (por lo general de cuero también) o anillo metálico; algunos asentadores pueden no tener ningún sujetador y se sostienen simplemente con los dedos.

Abrasivos[editar]

A los asentadores se les puede también agregar algún abrasivo que puede ser óxido de cromo o spray con partículas de diamante. Lo que hace esto es retirar metal muy lentamente, lo que equivale a un afilado con piedra muy ligero. Aunque el uso de abrasivos con el asentador es opcional, es altamente recomendado si la navaja se usará para el afeitado, pues se logra un filo finísimo difícil de conseguir sólo con piedras y cuero. Cuando se pasa la navaja sobre un asentador al que se la ha agregado un abrasivo, se tiene que suavizar también sobre un asentador limpio, no sin antes limpiarla para retirar las partículas que hayan quedado sobre el filo.

Una vez que a un asentador se le añade un abrasivo, no es recomendable limpiar ese compuesto para volverlo a usar como un asentador de cuero limpio. Así como tampoco es recomendable suavizar una navaja barbera muy a menudo en un asentador con abrasivo pues estropeará el fino filo.

Método[editar]

Para asentar correctamente una navaja o cuchillo, hay varios puntos clave:

  • Si el asentador es de tipo colgante, sujetar firmemente el extremo correspondiente para lograr una tensión firme.
  • Deslizar la navaja con el lomo hacia delante dejando atrás el filo. Esto es justo lo contrario que el afilado con piedra, el cual requiere deslizar la navaja con el filo por delante.
  • Mantener la navaja acostada y con una presión firme, pero no fuerte.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]