Maquinilla de afeitar

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Algunos tipos de maquinillas de afeitar.
Típica maquinilla de una sola cuchilla.

Una maquinilla de afeitar o rastrillo es un instrumento para afeitarse que protege la piel de la exposición excesiva de la cuchilla eliminando la posibilidad de cortes, como aquellos que pudieran ser causados por una navaja de afeitar. Dependiendo del país, se las conoce de una forma u otra; en España y Colombia se las suele llamar maquinillas de afeitar o simplemente maquinillas. En países como México se las conoce ampliamente como rastrillos[1] y en Chile y Venezuela como máquinas de afeitar.

Historia[editar]

Antes de su invención[editar]

Antes de que se inventaran las maquinillas, los hombres usaban las navajas de afeitar o barberas. Estas navajas aún se usan y fabrican hoy en día en varios países, aunque no son muy populares, pues su uso correcto requiere una mano diestra y mayor cuidado.

King Camp Gillette[editar]

King Camp Gillette (1855-1932)

La primera maquinilla de afeitar que realmente proporcionaba seguridad y protección durante el afeitado fue inventada por el estadounidense King Camp Gillette a finales del siglo XIX. King C. Gillete era un hombre viajero, que se afeitaba a diario y ponía en peligro su rostro cuando se afeitaba en el trepidante lavabo de un tren.

Dibujo de la patente de la maquinilla.

Gillette, mientras trabajaba para una empresa fabricante de tapones de botellas, tuvo la idea de fabricar un producto que fuera usado pocas veces y tuviera que ser desechado. Las navajas de afeitar de ese entonces eran caras y requerían afilado constante; una cuchilla de afeitar que se desechara al perder su filo se convertiría en una necesidad a la vez de ser un negocio muy lucrativo.

Las maquinillas que proporcionaban protección durante el afeitado ya se habían fabricado a mediados del siglo XIX, pero aún usaban una navaja forjada. La primera verdadera maquinilla de afeitar la inventaron los hermanos Kampfe en 1888.[2] Esta maquinilla se caracterizaba por proteger la cuchilla del contacto excesivo con la piel. Sin embargo, sólo usaba una cuchilla que tenía que ser retirada para después afilarse. Gillette mejoró estos diseños e introdujo la nueva cuchilla de afeitar altamente lucrativa.

Para vender su producto, Gillette fundó la American Safety Razor Company el 28 de septiembre de 1901, que pasó a ser Gillette Safety Razor Company en julio de 1902. Estas antiguas maquinillas de afeitar usan una sola cuchilla, en contraste con las maquinillas modernas multihoja.

Primera Guerra Mundial[editar]

Durante la Primera Guerra Mundial, Gillette contrató con las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos el suministro de maquinillas y hojas de la marca Gillette a cada hombre alistado para ir a Europa. Al terminar la guerra, alrededor de unos 3,5 millones de maquinillas y 32 millones de cuchillas de afeitar fueron entregadas a militares jóvenes, haciéndoles cambiar al afeitado con maquinillas Gillette.

La introducción del acero inoxidable[editar]

Cuchilla de doble filo y de acero inoxidable hecha en Japón.
Maquinilla Merkur 34C, cargada y lista para usarse.

Gillette fabricó cuchillas de acero al carbono hasta los años 1960. Éstas se oxidaban muy rápidamente y requerían ser reemplazadas con frecuencia. En 1965, la compañía británica Wilkinson Sword empezó a vender cuchillas de acero inoxidable, las cuales se podían usar hasta perder completamente su filo. Con esto Wilkinson Sword capturó rápidamente los mercados británico y europeo, forzando a Gillette a fabricar cuchillas de acero inoxidable para poder competir; hoy en día casi todas las cuchillas de maquinillas son de acero inoxidable.

Tipos de maquinillas clásicas[editar]

Kit tradicional para afeitar con brocha, maquinilla clásica y un tazón para colocar un jabón o una crema especial para preparar con la brocha.
Maquinilla de dos piezas desarmada. La cuchilla (medio) se coloca entre en el cabezal (izquierda) y se une al mango y la base (derecha).

Las maquinillas de afeitar de hoja simple son muy distintas entre sí dependiendo del modelo, fabricante, etc. Hay maquinillas más agresivas que otras, ajustables y no ajustables, de peine cerrado o abierto, de una, dos y tres piezas, cada una con su propia forma de intercambiar las cuchillas.[3] Las maquinillas más clásicas son de dos o tres piezas, las cuales se desarman para intercambiar las cuchillas. Con el tiempo y el avance en sus mecanismos, se inventaron maquinillas de una pieza, las cuales sólo hay que girar una perilla ubicada en el mango para abrir la cabeza de la maquinilla.

Las maquinillas de peine cerrado son menos agresivas y usadas por hombres con poca a moderada barba, mientras que las de peine abierto son más agresivas y las prefieren hombres con barba muy abundante. Por su lado, las maquinillas ajustables permiten al usuario cambiar la exposición de la hoja con la piel y son perfectas para todo tipo de barba.

Maquinilla de una pieza abierta y con una cuchilla nueva. Una perilla se gira en la parte baja del mango para abrir y cerrar el cabezal.

Uso actual[editar]

Este tipo de maquinillas clásicas ofrecen un afeitado mucho más apurado y con menos irritación que las maquinillas de hoja múltiple.[4] [5] Actualmente, estas ventajas están siendo descubiertas por hombres de todo el mundo, lo cual ha elevado significativamente su demanda. El único sistema que brinda un afeitado más apurado que las maquinillas clásicas son las propias navajas de afeitar.

Por lo general, las maquinillas clásicas de afeitar son usadas por entusiastas del afeitado gracias a sus excelentes resultados en cuanto la calidad del afeitado y poca irritación. Estas maquinillas son fabricadas por empresas como Merkur (Alemania), Feather (Japón), Parker (India), Edwin Jagger (Inglaterra), etc.

Otra de las razones por la cuales estas maquinillas siguen usándose es porque el precio de sus cuchillas es muy bajo comparado con los sistemas modernos multihoja y las maquinillas desechables. También, al ser maquinillas completamente metálicas y sus cuchillas no teniendo ninguna parte plástica, causando menos contaminación y son 100% biodegradables.[6] Además, las maquinillas clásicas de una sola cuchilla suelen usarse junto con un jabón y una brocha de afeitar.

Maquinillas de cartucho[editar]

En 1971, Gillette lanzó la primera maquinilla con dos cuchillas: Trac II. La compañía argumentaba que con dos hojas el resultado del afeitado sería más apurado por acción de histéresis, donde la primera hoja tira ligeramente del vello y la segunda lo corta. Sin embargo, la certeza de que esto funcione como tal o no, es objeto de discusión.[7] Con el tiempo, se han venido desarrollando maquinillas de tres, cuatro y hasta cinco cuchillas, resultando sus cartuchos de repuesto más caros a medida que el número de cuchillas aumenta. Recientemente, se han introducido maquinillas multihoja que usan una batería para producir vibraciones las cuales supuestamente deben brindar un afeitado más apurado.

Diversos tipos de maquinillas de cuchillas múltiples.

Maquinillas desechables[editar]

Las maquinillas desechables que permiten uno o dos afeitados aparecieron en la década de 1960 y se desecha la unidad completa incluyendo el mango. Por el fenómeno de marca vulgarizada, en Venezuela se las conoce como Prestobarba, que es una submarca registrada en dicho país por Gillette (Procter & Gamble).

Maquinilla desechable.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Rastrillo». Real Academia Española. Consultado el 26-03-2011.
  2. «Original document». Espacenet. Consultado el 26-03-2011 (en Inglés).
  3. «Maquinillas clásicas de afeitar». Consultado el 25-03-2011.
  4. http://today.msnbc.msn.com/id/6886845
  5. http://gentastic.com/tag/shaving/
  6. http://www.classicshaving.com/articles/article/590351/5693.htm
  7. «Are twin-blade razors better than single-blade ones?». The Straight Dope. Consultado el 26-03-2011 (en Inglés).