Apolión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Apolión (arriba) pelea con el cristiano en El progreso del peregrino de John Bunyan.

Apolión o xotanistrom aparece en el Nuevo Testamento[1] liderando la plaga de langostas que será lanzada sobre los enemigos de Dios al Final de los Tiempos:

7 El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro, sus caras eran como caras humanas, 8 tenían cabello como cabello de mujer y sus dientes eran como de leones; 9 tenían corazas como corazas de hierro y el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; 10 tenían colas como de escorpiones, y también aguijones, y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. 11 Sobre ellos tienen como rey al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión.[1]

El nombre significa en griego ‘Destructor’ (Απολλυων, de απολλυειν, ‘destruir’). También recuerda al término hebreo sin relación Abadón (literalmente ‘lugar de destrucción’, pero aquí personalizado) y al nombre del dios griego Apolo, también un ‘destructor’ en su aspecto de controlar las plagas, si bien la atrocidad compuesta que es Apolión es de inspiración claramente babilónica y persa, no helénica. Apolión parece equipararse en el Apocalipsis con la Bestia. El término «Apolión» era relacionado a menudo por los primeros cristianos con el Diablo, y extravagantemente descrito, usándose aún como nombre alternativo para éste.

En la alegoría El progreso del peregrino de John Bunyan Apolión aparece como el «vil demonio» que asaltaba al cristiano en su peregrinaje por el Valle de la Humillación. La identificación con el asmodeo de Tobit iii.8 es errónea.

Identificación de Abadón/Apolión[editar]

El simbolismo de Apocalipsis 9:11 deja abierta a interpretación la identificación exacta de Abadón/Apolión. Algunos investigadores bíblicos creen que es el Anticristo[2] o Satán.[3] [4] [5] [6]

Los testigos de Jehová sostienen que Apolión es Jesús,[7] [6] [8] debido a que en Revelación 20:1-3 se presenta al ángel que tiene “la llave del abismo” como un representante de Dios procedente del cielo, y, más bien que ser “satánico”, ata a Satanás y lo arroja al abismo. En un comentario sobre Revelación 9:11, The Interpreter’s Bible dice: “Sin embargo, Abadón no es un ángel de Satanás, sino de Dios, que ejecuta su obra de destrucción según ordena Dios”.[9]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Apocalipsis 9:7-11.
  2. Comentario de Matthew Henry sobre Apocalipsis 9 (inglés)
  3. Comentario de Jamieson, Fausset & Brown (inglés)
  4. Halley (2000) p. 936.
  5. MacDonald (1995) p. 2366.
  6. a b Revelation, It's Grand Climax at hand. 1988. p. 200. Consultado el 1 de junio de 2011.  Jesus is given the Hebrew name “Abaddon” (meaning “Destruction”) and executes judgment at the place “called in Hebrew Har–Magedon.”
  7. The Watchtower (1 de mayo de 1992), «Keep Close in Mind the Day of Jehovah», p. 11.
  8. The Watchtower, 1 de diciembre de 1969, Página 719: In Hebrew it is Abaddon, which means Destruction. All these features about this symbolic “star” reveal him to be the glorified Jesus Christ.
  9. Perspicacia Vol. 1, Pag. 12. Termino Abadón

Bibliografía[editar]

  • Metzeger, B. M. (ed.), Coogan, M. D. (ed.) (1993). The Oxford Companion to the Bible. Oxford: Oxford University Press. ISBN 0-19-504645-5. 
  • Halley, H. H., Ruark, J. E. (ed.) (2000). Halley's Bible Handbook. Grand Rapids: Zondervan Publishing House. ISBN 9780310224792. 
  • MacDonald, W., Farstad, A. (ed.) (1995). Believer's Bible Commentary. Nashville: Thomas Nelson Publishers. ISBN 0-8407-1972-8.