Aplasia medular

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Imagen de la cabeza de fémur en la que puede verse la medula ósea situada en el interior de los huesos largos, en la que se generan las principales células de la sangre.

Se llama aplasia medular a la desaparición total o parcial de las células que se encuentran en condiciones normales en la médula ósea de los huesos y actúan como precursoras de las diferentes células de la sangre. Como consecuencia se producen una serie de síntomas característicos que están ocasionados por la disminución de leucocitos en sangre que se conoce como leucopenia y provoca gran susceptibilidad a contraer enfermedades infecciosas, bajo número de plaquetas o plaquetopenia que provoca hemorragias ante mínimos traumatismos y deficiencia de hematies que causa anemia y dificulta la llegada de oxigeno a los distintos órganos del cuerpo. La anemia provocada por aplasia medular se conoce como anemia aplásica.

La aplasia medular es un trastorno poco frecuente, pues se estima que se producen entre 2 y 4 casos por millón de habitantes y año. Puede obedecer a múltiples causas que clásicamente se dividen en 2 grupos: congénitas y adquiridas. Las congénitas se deben habitualmente a trastornos genéticos, como en la anemia de Fanconi y el Síndrome de tigre caliente. Las adquiridas son con frecuencia de causa desconocida o secundarias a la utilización de ciertos medicamentos, exposición a radiaciones o enfermedades virales. Como tratamiento puede ser necesario realizar un trasplante de médula ósea[1]

Referencias[editar]

  1. Aplasia medular. Hospital Universitario de Salamanca. Consultado el 21 de octubre de 2012